eldiario.es

9

Sherpa o las cinco palancas para emprender con éxito

El programa para emprendedores que desarrolla FEDA en Albacete prepara ya su quinta edición para marzo tras el éxito de las precedentes

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Diputación, el Ayuntamiento y BBVA, se ha convertido en un referente regional que también siguen en otras Comunidades Autónomas

Emprender

Europa Press

Sherpa es el programa de formación y apoyo a emprendedores de Albacete. Ha cumplido ya cuatro ediciones desde que FEDA  lo pusiera en marcha bajo el paraguas del programa regional que desarrolla CECAM, ‘Emprende +’.

Carlos Muñoz es su responsable y asegura que la iniciativa se ha convertido en “referencia regional”. Incluso lo es  fuera de la Comunidad Autónoma para otras organizaciones que se han interesado por su funcionamiento desde Alicante, Córdoba, Asturias y León.

Carlos Muñoz, responsable del Programa Sherpa

Carlos Muñoz, responsable del Programa Sherpa

En la edición 2016 que acaba de concluir, FEDA recibió el apoyo de la Diputación, el Ayuntamiento de Albacete y BBVA. En sus orígenes sirvió, relata Carlos Muñoz, para apoyar a “muchos profesionales que se vieron en la calle” con la llegada de la crisis y los despidos. Curiosamente fueron años de un “boom” en el emprendimiento. Sobre todo entre los años 2012 y 2013. Entonces proliferaban las ayudas para este fin.

“Se produjo un repunte de creación de nuevas empresas. Cada vez acudían más a nosotros a pedir ayuda” y de ahí nació  el Programa Sherpa como sistema para “encauzar la respuesta” a la demanda.

El derecho a fracasar como experiencia en positivo

Este programa “prima” al emprendedor sobre el proyecto. “Apoyamos a la máquina (proyecto) y también al piloto (emprendedor)" pero “lo que buscamos son buenos perfiles personales más que proyectos”, explica Carlos Muñoz. Y, en todo caso, “los proyectos deben ser reales”, es decir, viables en su desarrollo. Se trata también de inculcar la cultura anglosajona del ‘derecho al fracaso’ aplicando aquella  máxima de que ‘A veces se gana y a veces se aprende’ porque “el fracaso es siempre una experiencia brutal de crecimiento y de transformación en positivo”, sostiene Muñoz.

La 'ruta' del Programa Sherpa

La 'ruta' del Programa Sherpa

El proceso que sigue el emprendedor una vez que se une al programa es intenso y tiene diseñada una ruta muy concreta. Se enfrentará a una formación “alejada del concepto clásico”. Carlos Muñoz la califica de “novedosa” porque  se aplica una “metodología  práctica, de ensayo, error y acierto” para trasladar al emprendedor la realidad del día a día.  Hasta el perfil del docente es distinto. Todos han sido o son profesionales del área que imparten, algunos son los propios gerentes o directores comerciales de su propia empresa.

Además, los profesores ejercen un papel posterior fundamental con los alumnos: la consultoría. “Le toca arremangarse con cada uno de los proyectos”. En total 65 horas de formación y 11 de consultoría.

La formación va desde la gestión estratégica, presentaciones eficaces o hablar en público, plan de viabilidad económico-financiero, plan de marketing, creatividad e innovación para emprendedores, ética en los negocios, responsabilidad social de la empresa y habilidades sociales o directivas.

A la formación se suma un programa de ‘mentoring’. Cada emprendedor es asignado a un empresario ya consolidado. En presencia de un consultor, ambos hablan e intercambian impresiones. La experiencia resulta muy satisfactoria para ambas partes pero "sobre todo para "el empresario que recibe una inyección de juventud".

La supervivencia de los proyectos es del 76%

El Programa Sherpa tiene premio final para cuatro proyectos dotado con 5.000 euros. Este año 25 personas se apuntaron a un programa que ha ido evolucionando en cantidad y, sobre todo, en calidad. Se ha pasado de 160 solicitudes de participación de 2015  a  las 70 de la última edición. “Hay menos solicitantes pero una mayor de calidad en los proyectos. Ahora los emprendedores son más jóvenes y mejor preparados. Me refiero no solo a su titulación académica sino a que vienen más informados sobre la acción de emprender y sobre lo que es una empresa”.

También ha cambiado la forma de enfrentarse a un nuevo proyecto de vida. “Los emprendedores ya no llegan con una idea pero sin haber hecho nada. Les pedimos que aterricen su idea antes de presentarla y ahora vienen con su plan de empresa bajo el brazo o al menos con el proyecto esbozado”.

El programa deja datos interesantes sobre el perfil del participante, como que el 51% de quienes se animan a participar son mujeres o que el 60% llegan desde la capital albaceteña y el resto de la provincia.

La quinta edición, en marzo

190 personas han pasado por Sherpa en cuatro años y el índice de la supervivencia de aquellos proyectos que salieron del programa es del 76%. Así lo refleja una encuesta realizada el pasado mes de junio por FEDA en la que falta incluir a los últimos 25 participantes.

Participantes en la última edición del Programa Sherpa

Participantes en la última edición del Programa Sherpa

En marzo o abril se repetirá esta encuesta que también mide el grado de satisfacción de los participantes a través de cuestionarios anónimos. “Le ponen nota hasta  a la climatización del aula”, bromea Carlos Muñoz.  La nota media que recibe el programa es de 9  sobre 10 pero “no nos conformamos”.  Por eso, en la  quinta edición del programa habrá novedades. Se trata de aportar “mayor valor añadido”, sobre todo en lo que tiene que ver con dotarles de herramientas para mejorar sus competencias.

“Estamos pensando en más horas de consultoría, en darle más peso a determinadas asignaturas y en ampliar la experiencia del mentoring”. No se descarta la posibilidad de realizar visitas presenciales a lanzaderas o incubadoras en otros puntos de España, como en Madrid, Ciudad Real o Alicante.

“Buscaremos también el contacto de los emprendedores de Albacete con los de otros lugares”. Y es que una de las cuestiones que más  se valoran en el programa, por encima de la formación o la consultoría, es el networking. Aquellos contactos personales o profesionales que establecen entre ellos. “Hasta hemos visto nacer nuevos proyectos empresariales en el aula del Sherpa. Eso es muy bonito. Muchos acaban siendo proveedores de otros”.

Para inscribirse en la V Edición del Programa Sherpa apunta: la cita será el próximo mes de marzo de 2017. De entrada, si estás pensando en emprender, Sherpa apunta cinco palancas:

1.- Trabaja en algo que te ilusione

2.- Piensa en grande porque te costará lo mismo que hacerlo en pequeño

3.- Crea algo que tenga sentido

4.- Actúa, ponte en marcha y deja de pensar solo en que tienes una idea

5.- Invierte en ti mismo

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha