eldiario.es

9
Menú

‘Arde Madrid’: dios está en el extranjero, pero Franco no

La comedia socarrona creada por Paco León y Anna R. Costa se ha convertido en todo un fenómeno en España

La alocada vida en Madrid de Ava Gardner sirve como excusa para reírse de todo lo que representó el franquismo

- PUBLICIDAD -
Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

No, ‘Arde Madrid’, no es una comedia extremadamente rupturista en España, pero es cierto que poco a poco las comedias españolas empiezan a explorar otros caminos. En ese sentido, la serie creada por Paco León (‘Kiki, el amor se hace’) y Anna R. Costa (‘Ventdelplà’) para Movistar, tiene un punto muy especial. Ambos creadores viajan al Madrid de los años 60 para mostrar su visión socarrona y picante del costumbrismo franquista a través de los ojos de Ava Gardner (Debi Mazar).

La decisión artística de narrar los ocho episodios en blanco y negro, no hacen nada más que constatar el énfasis de Paco León y Anna R. Costa en trasladar al espectador a aquellos años de franquismo, tradición, encaje y bolillo. Un costumbrismo rancio que poco a poco se resquebrajaba gracias a los vientos de libertad y modernidad que entraban desde el exterior y que resultarían imparables para el régimen. Entonces, aquella 'dolce vita' madrileña de los años 60, se convirtió en todo lo que el franquismo odiaba, pero que debía permitir.

Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

En la casa de Ava Gardner, a modo de Caja de Pandora para el régimen, se desarrollan las fiestas más salvajes y glamurosas de Madrid, de esas que duran hasta el amanecer; incluso molestaban diariamente a sus vecinos Juan Domingo e Isabel Perón recién exiliados de Argentina. La vida de Ava, antítesis de la España franquista, se desarrolla entre la libertad, sexualidad y derroche.

Para espiar los “malos” hábitos de Ava Gardner y, de paso, descubrir a algún anarquista o comunista se infiltra Ana Mari (Inma Cuesta), una instructora católica, apostólica de la Sección Femenina, reconvertida en criada de la diva de Hollywood. Junto a ella, su “marido” Manolo (Paco León), un buscavidas y vividor, que llegará a comerciar con las bragas usadas de la actriz. También se encontrará la jovial e inocente Pilar (Anna Castillo), tan poco preparada para la vida como los problemas que se le vienen encima.

Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

'Arde Madrid’ se aleja de ser una crítica extremadamente ácida sobre el franquismo. En mi caso, era lo que esperaba. Sin embargo, el relato explora ese camino, pero de otra forma bien distinta. Paco León y Anna R. Costa toman la opción más socarrona y paródica, con pequeñas gotas surrealistas para satirizar y reírse de las cataduras morales y éticas del propio régimen. Esto se mantiene siempre latente durante el desarrollo de la temporada, aunque realmente lo que espolea la serie es la historia de Manolo, Ana María y los gitanos, que no termina de tener la fuerza, desarrollo e interés suficiente.

Sin embargo, la serie gana en ese camino de mostrar y exprimir de la forma más absurda posible la moral, ética y valores del franquismo. En representar todo lo que el régimen odiaba, pero que a la vez muchos anhelaban, envidiaban y suspiraban en secreto. Dos mundos opuestos: modernidad y libertad versus inmovilismo franquista. Ana Mari y Manolo representa a esa España inmersa en la censura, la moral católica, la picaresca y la represión, mientras que Ava Gardner es el glamour, fiestas y la libertad sin cortapisas.

Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

El retrato se mueve entre la sátira y el drama costumbrista, como ya hiciera Paco León en ‘Carmina o revienta’ o ‘Carmina y amén’. En este caso, el papel de la mujer se antoja como el más importante dentro de ‘Arde Madrid’ por esos personajes femeninos tan fenomenales y, sobre todo, por la representación de la libertad sexual femenina al más estilo particular del creador. Algo de lo que nunca sobra hablar.

El reparto -incluidos los cameos- se antoja soberbio comenzando por Debi Mazar, con lo que supone dar vida a Ava Gardner, pasando por Inma Cuesta, en un papel a su medida, y terminando por la gran Anna Castillo.

‘Arde Madrid’ ha resultado ser una primera y agradable propuesta televisiva de Paco León y Anna R. Costa. Sin ser perfecta, la serie supone un pequeño soplo de aire fresco para la televisión y se suma a otras propuesta diferentes como ‘ El fin de la Comedia’, ‘ Mira lo que has hecho’ y próximamente ‘ Vota Juan’. La serie se encuentra disponible en Movistar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha