eldiario.es

9

Expectación y movilización ciudadana ante el primer trasvase del Tajo en casi un año

La Comisión de Explotación decide hoy si habrá nueva derivación de agua tras once meses de ‘grifo cerrado’, salvo por la transferencia “encubierta” de septiembre

El fantasma de un nuevo trasvase ha planeado sobre los embalses de cabecera del Tajo desde que superaron los 400 hectómetros cúbicos

Tanto los pueblos ribereños de Entrepeñas y Buendía como varios colectivos ciudadanos en Toledo y Talavera de la Reina ya han anunciado movilizaciones

En el Gobierno de Castilla-La Mancha siguen apelando a la prioridad de la cuenca cedente y piden revisar el umbral mínimo trasvasable

Trasvase Tajo-Segura. Foto por SKTB3000.NET | Flickr

Trasvase Tajo-Segura

Si la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura del Ministerio de Agricultura  decide hoy que hay suficiente agua embalsada en Entrepeñas y Buendía, aprobará una nueva derivación hacia Levante. Será el primer trasvase en casi un año tras once meses de ‘grifo cerrado’ de manera oficial, debido a una profunda sequía que ha puesto en alerta a muchos territorios pero en especial a las provincias de Toledo y Guadalajara. Desde que estos pantanos de cabecera del Tajo superaran los 400 hectómetros cúbicos de agua tras las recientes lluvias, el Gobierno de Mariano Rajoy ha hecho planear el fantasma de un nuevo trasvase, que fue prácticamente confirmado por la ministra del ramo, Isabel García Tejerina, precisamente en el Día Mundial del Agua.

Han sido casi dos semanas en las que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha rescatado toda su artillería argumental contra lo que ya consideran un “agravio histórico”: los permanentes trasvases al Segura sin decisión preceptiva de la cuenca cedente, es decir, la del Tajo. Otro debate surge en torno al límite establecido en los 400 hectómetros cúbicos. Nadie, salvo el Gobierno central, lo considera una lámina legal de agua. Pero así quedó reflejado en el polémico Memorándum del Tajo de la Ley de Montes, aprobado durante el mandato de María Dolores de Cospedal.

El último trasvase 'oficial' se autorizó el pasado mes de mayo por un total de 7,5 hectómetros cúbicos. En junio, los embalses bajaron de la lámina de agua establecida sin que haya vuelto a superarla hasta antes de Semana Santa. Con el de mayo, se han aprobado hasta 23 derivaciones de Castilla-La Mancha hacia Levante en la presente legislatura, todas ellas recurridas ante los tribunales por el Ejecutivo de Emiliano García-Page.

En medio de este proceso, a finales del pasado mes de septiembre, se produjo también un polémico “trasvase encubierto”. Dos días antes de una de las crisis políticas más graves de España debido al referéndum catalán, el Gobierno de Mariano Rajoy, a través de la Dirección General del Agua del Ministerio de Agricultura, decidió aprobar un trasvase desde la cuenca del Tajo hacia Levante en virtud de una cesión de derechos entre regantes. Lo hizo a las 20.00 horas del viernes 29 de septiembre, sin anuncio previo ni notificación, y tras haber relevado al presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), Miguel Antolín, que se había negado a adoptar tal decisión debido a la situación de emergencia de los embalses de cabecera.

Movilización por el Tajo. Foto: Paco Alférez | Twitter

Movilización por el Tajo

Desde entonces, colectivos en defensa del río Tajo y de los municipios ribereños de los pantanos de Entrepeñas y Buendía han denunciado no solo que la transferencia haya sido "encubierta" sino también su ilegalidad, mientras que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha investigado posibles irregularidades.

Así las cosas, si la Comisión de Explotación decide que el trasvase es viable, con datos de primeros de mes, se aprobaría a lo largo del mes de abril. A principios de esta semana, l os embalses de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, han ganado 35,35 hectómetros cúbicos en sus reservas y almacenan actualmente un total de 466,96, colocándose al 18,87%, según los datos aportados por la Confederación Hidrográfica del Tajo. En principio, las reglas de explotación fijan una serie de mecanismos para que tras las aportaciones hídricas recibidas, los pantanos de Entrepeñas y Buendía puedan atender a los usos de la cuenca cedente. Pero la visión continua de estos pantanos casi completamente secos o llenos de lodo ha demostrado que la realidad es otra, tal y como han venido denunciando desde la Plataforma contra el Trasvase de los pueblos ribereños.

Otra consecuencia afecta a la totalidad de la cuenca del Tajo. Todos los colectivos en defensa de este río a lo largo de su recorrido llevan años denunciando el “expolio” desde su cabecera. Por ello ya hay movilizaciones anunciadas tanto por parte de las localidades ribereñas, como hoy mismo a las 20.00 horas en la Plaza de Zocodover de Toledo. Asimismo, l a Plataforma en defensa de los ríos Tajo y Alberche ha convocado a sus miembros y vecinos de Talavera y comarca, a las 18.30 horas de este 3 de abril a un acto simbólico de protesta en la entrada al Puente de Hierro en el inicio de la avenida Real Fábrica de Seda.

El uso de desaladoras

Aunque en todo momento el Gobierno castellano-manchego evita hablar de “guerra del agua” y apela al diálogo entre autonomías, el presidente, Emiliano García Page, ha insistido en múltiples ocasiones en que  el uso de las desaladoras en el Levante haría "innecesario" el trasvase Tajo-Segura y se ha preguntado "de qué están bebiendo y regando" en esos territorios en los que no se está usando este trasvase. También ha recordado que esta infraestructura, construida durante la dictadura franquista, "no habría sido posible en democracia"

Por su parte, el vicepresidente primero de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha lamentado que el Gobierno "condene" a los embalses de cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, a no sumar "nunca" más de 400 hectómetros cúbicos de los 2.474 que pueden almacenar. "Estamos condenados a no tener más de 400 hectómetros cúbicos en la cabecera. Cada vez que los haya, la voluntad es trasvasarlos al Levante". En esa línea, la consejera de Fomento castellano-manchega ha solicitado a Tejerina que la Comisión de Explotación revise "al alza" el límite de existencias en los embalses de cabecera no trasvasable" porque considera que los 400 hectómetros cúbicos actuales no garantizan "ni los derechos de la cuenca cedente, ni se garantiza el crecimiento y desarrollo de los pueblos ribereños.

Por el contrario, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha abogado por un trasvase "ya" y ha reclamado recursos para modernización de regadíos y de apoyo a las comunidades autónomas para reutilización de aguas. "Si ya se dan las condiciones, y parece que se dan, no hay ningún motivo para que no se tome ya la decisión del trasvase". "Llevamos desde mayo -ha añadido-, sin que haya sido posible el trasvase y es fundamental para mantener los cultivos de Vega Baja y sur de Alicante".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha