eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

De los desahucios al oligopolio energético, crowdfunding audiovisual de impacto social

Rodaje de la película 'Cerca de tu casa'. Foto de david Ruano (CC-by-nc-sa)

Rodaje de la película 'Cerca de tu casa'. Foto de david Ruano (CC-by-nc-sa)

“Es muy emocionante ver que lo que propones encaja con una demanda social tan importante. Ver que la gente quiere saber más y está dispuesta a poner de su tiempo o de su dinero para que consigas construir un mensaje coral en el que la ciudadanía se sienta representada.” Alba del Campo

Existe una vasta videoteca de producciones audiovisuales de ficción y no ficción de temática social, es decir aquellos que denuncian o retratan conflictos o aspectos de la sociedad dignos de debate (por conflictivos, marginales, desconocidos, voluntariamente ocultados por los poderes hegemónicos...). Aún teniendo sus propios circuitos de distribución (festivales como el BccN y sus copias, la Muestra de Cortometrajes por la identidad, ambos financiados mediante Goteo, u otros como el combativo Protesta de Vic, el Punto de Vista de Navarra, el de Castilla la Mancha o el DocsBarcelona) estas producciones no suelen contar con el apoyo de los medios tradicionales ni los presupuestos que suele tener cualquier producto de la industria audiovisual con temas menos comprometidos, pero sí cuenta con un nicho de público muy activo e involucrado.

Estos proyectos representan en muchos de los casos el margen, las voces alternativas, o si para hallar un paralelismo en términos económicos, la 'larga cola' de voces sin amplia repercusión (léase un sinfín de documentales y pequeñas producciones que no suelen llegar al gran público), pero que unidas suman y representan un fuerte grito, plural y diverso, que reclama derechos ante la sordera u oído selectivo de los mass-media. Lo que en términos económicos ya está viéndose como un potencial cambio de rumbo del capitalismo hacia una mayor adaptación a las necesidades reales de la sociedad, atención a la pequeña escala y empoderamiento ciudadano gracias al acceso libre a los medios de producción digitales, puede estar representando también desde este paralelismo un posible cambio en el mundo comunicativo.

Hace apenas 40 años sólo podíamos escuchar una o dos versiones de cualquier acontecimiento mundial o local, en la radio, prensa o en el único canal público en b/n de televisión, y todo el mundo escuchábamos la misma única versión oficial; actualmente es fácil encontrar en cualquier motor de búsqueda de internet miles de materiales audiovisuales, webs, blogs, referencias a textos que ofrecen información independiente fuera de los canales controlados por el gobierno o los grandes lobbies comunicativos: podemos escoger qué producimos y qué vemos. Además, los medios de producción y distribución audiovisual que antes estaban únicamente en manos de unas pocas productoras, televisiones y salas de cine pueden estar ahora al alcance de una gran mayoría de particulares o colectivos en el mundo occidental, pudiendo generarse circuitos de distribución alternativos a los propios de la industria cinematográfica. Todo esto en sí representa una oportunidad.

Desde Goteo conocemos cada vez más producciones que aprovechan esta oportunidad, algunas que nacen de la militancia activa y otras desde el convencimiento de que son necesarias más voces en la arena social.

Son numerosos los proyectos audiovisuales cofinanciados con éxito en Goteo, que desde la cultura, el activismo o el periodismo han logrado resultados muy destacables, gracias en parte a sus campañas de micromecenazgo. Proyectos documentales en su mayoría, que abarcan temáticas tan diversas como la memoria histórica (Memoria viva, Fugir de l'oblit), la inmigración (Muerte accidental de un inmigrante, el caso Alpha Pam), el medio ambiente (Crudo Paraíso), las consecuencias de la crisis (Los que se quedan, Crisis? What crisis?), los movimientos sociales (Documental sobre la Red de Solidaridad Popular, Somonte el documental), o la educación a través del audiovisual (Projecte 7è art). Y otros proyectos audiovisuales de impacto social que a continuación os explicamos con más detalle:

Desde la cultura comprometida

i_cerca_d4_t_007.JPG

Miles de familias se han visto y se siguen viendo afectadas por la crisis de los desahucios. 'Cerca de tu casa' retrata y denuncia esta dramática situación.

Empezamos con una excepción en cuanto a volumen de presupuesto, una propuesta ambiciosa que también quiere dar voz a quienes no la tienen, facilitando un puente necesario con el gran público (léase un grueso de gente sensibilizada pero más lejana a colectivos o movimientos implicados activamente con ciertos temas, como suele suceder con otros proyectos audiovisuales comprometidos). Hablamos de artistas, directores, documentalistas, productoras que siguen apostando por temáticas incómodas y comprometidas desde dentro de la industria cinematográfica. Un claro ejemplo es el caso de Bausan Films, que acumula múltiples premios, incluidos tres Goyas, y reúne una amplia videoteca de producciones de calado social: el documental Balseros (nominada al Óscar en 2004 y al Goya en 2002 al mejor documental), que narra el periplo de siete cubanos desde la planificación de la huida de Cuba en balsa a su destino final 7 años después, y del cual el escritor e intelectual uruguayo Jorge Majfud escribió como alabanza: “¿cómo hacer una película sobre el problema político de Cuba sin que el elemento político se transforme en el tema de fondo? Balseros parece haberlo logrado poniendo el drama humano en el centro”, una perspectiva que puede conectar con más gente; pasando por el largometraje de ficción Cenizas del cielo, una entrañable historia en clave de comedia sobre la lucha por el medio ambiente, que contó con el apoyo de Ecologistas en Acción y de Greenpeace; hasta, entre muchas otras, María y yo, emotivo retrato de la convivencia con el autismo.

Ahora, desde la ficción y contando con la música, coautoría y el papel protagonista de Sílvia Pérez Cruz, se han embarcado en Cerca de tu casa, un largometraje dirigido por Eduard Cortés sobre el drama de los desahucios, la historia de uno de los primeros casos allá por 2007, cuando no existía el apoyo y acompañamiento que ahora brinda la PAH.

Teaser de Cerca de tu casa.

'Cerca de tu casa' quiere multiplicar la voz de los miles de familias afectadas y ofrecer una divulgación masiva de esta problemática en circuitos tradicionales, lejanos al activismo, para que todo el mundo se entere que sí, se puede y se debe hablar de esto en todos los entornos, generando debate social. Quizá como narración social se hace más incómoda por aspirar a agitar conciencias no tan acostumbradas a una visión crítica de la sociedad y del sistema. Es una propuesta claramente antisistema desde el sistema, aún adoptando una perspectiva esperanzadora y emotiva desde el arte, la música y la creación cinematográfica. El propio productor al frente de Bausan, Loris Omedes, comentaba en un artículo sobre la película publicada en La Marea que “uno de los objetivos de este Gobierno es cargarse la cultura en general y el cine en particular, para que no haya opiniones distintas. Por eso queremos seguir adelante, para que no nos callen”.

i_cerca_d4_t_039.JPG

¿Cómo afecta un desahucio a las familias afectadas? Éste es uno de los temas tratados en la película.

Ante este panorama, productor y director se enfrascaron ahora hace dos años en reunir a un equipo implicado con el proyecto, convencidos de que iban a realizar la película pasase lo que pasase. Asistieron a asambleas de la PAH y conocieron a gente afectada, casos que inspiraron el guión. Contando con un 28% del ajustado presupuesto (ajustado si consideramos que se inscribe dentro de una producción en el marco de la industria cinematográfica, que cuenta con un equipo de 70 personas y está destinada a proyectarse en tv y salas de cine), por coproducción de dos cadenas de televisión (una pública y una privada), una única y reducida subvención pública del gobierno catalán que cubre un 4%, otro 9% aportado por productores asociados, la mayor parte del resto quedaría cubierta por producción asociada del propio equipo, que han reducido sus sueldos y están haciendo las horas que hagan falta para tirar el proyecto adelante.

Pero no pueden cubrir todas las necesidades: transportes, material eléctrico y de atrezzo, grupo electrógeno, dietas, alojamientos, alquiler de localizaciones, postproducción, edición, vestuario, seguro de responsabilidad civil, entre otros variados gastos, quedan fuera y se hizo necesario plantear la posibilidad de publicar una campaña de crowdfunding que apelase al compromiso ciudadano para lograr el objetivo de divulgar al máximo esta problemática desde la producción cultural. “Hoy el micromecenazgo es una cuestión combativa. Significa que no estás aceptando que te dejen tirado en la cuneta”, explica Eduard Cortés, director de la película.

La campaña de Cerca de tu casa está en el momento de escribir esto activa en Goteo y necesita el máximo apoyo y difusión, con el rodaje ya en marcha pero necesitando aún lograr el mínimo (120.000€) para poder continuar. Su objetivo: contar entre todas y todos el drama de los desahucios en este país y reclamar el poder de la cooperación, desde el mayor respeto y apoyo por las personas afectadas y el trabajo que los diferentes grupos locales de la PAH realizan. “Aborda una realidad durísima que hemos tratado con mucho respeto” dice la propia Sílvia Pérez Cruz.

Desde este lugar están implicando a la sociedad civil, compartiendo contenidos y abriendo el proceso de rodaje. La adaptación a algunas condiciones de las televisiones coproductoras, pese a la intención inicial del equipo impulsor de liberar la película, obligaron a buscar alternativas para definir el retorno colectivo, y finalmente serán liberados el making of, el cuaderno de bitácora del proceso, las fotografías (algunas de ellas acompañando este artículo, del fotógrafo David Ruano) y parte de las grabaciones en bruto, un material que es material igualmente valioso.

i_cerca_d4_t_051.JPG

Desde el respeto y apoyo total por las personas afectadas, el equipo de 'Cerca de tu casa' está trabajando por aportar mayor visibilidad de esta problemática entre un público amplio.

El proyecto ha recibido ya el apoyo económico de más de 300 personas y reúne 84 ofertas de colaboración, además de aportaciones significativas como cuatro de 1.000€ y otras tantas de 5.000€, confirmación de que el crowdfunding no sólo mueve microaportaciones sino que es puerta de entrada para capitales públicos y privados más elevados (ángeles inversores como Ramillas.com han apostado por éste y otros proyectos documentales).

Desde Goteo gestionamos estos aportes como donaciones, para las cuales emitimos el correspondiente certificado para su desgravación, puesto que la entidad que gestiona nuestra plataforma es una fundación sin ánimo de lucro. Además, garantizamos que estos capitales, como el resto de aportaciones ciudadanas, puedan generar impacto social gracias al retorno colectivo que se les solicita a todos los impulsores. De ese modo el beneficio, desde nuestro modelo de micromecenazgo, no recae únicamente en cada proyecto sino que se distribuye a toda la ciudadanía.

Macroeconomía, crisis y CC

El documental €uroestafa es una iniciativa de Guillermo Cruz, con la estrecha colaboración de Jordi Martínez para mover la campaña que impulsaron en Goteo, gracias a la cual recaudaron un total de 10.478€ de 324 co-mecenas.

Guillermo Cruz contaba con una experiencia anterior en torno a la misma temática inmobiliaria, €spanish Dr€am, realizada junto al arquitecto y activista Santiago Cirugeda. Según el propio Guillermo “Dado el buen número de seguidores que teníamos con €SPANISH DR€AM en redes sociales y la cantidad de proyecciones que se habían hecho por toda España, pensé que era una buena idea lanzarse con el crowdfunding e intentar conseguir una financiación para el proyecto, ya que era difícil llevarlo a cabo de otra forma. (,,,) A partir de ahí hicimos varias campañas en redes sociales y logramos triplicar nuestros seguidores y también los plays del documental €SPANISH DR€AM en Vimeo. Paralelamente íbamos preparando el lanzamiento del proyecto con Goteo.”

A pesar de los buenos resultados de la campaña y del posterior éxito del documental distribuido en internet bajo una licencia CC-by-nc-sa (con más de 105.000 visualizaciones hasta la fecha, entre 2000 y 3000 visualizaciones semanales), ningún medio convencional de comunicación se ha hecho eco. En cambio desde Latinoamérica recibieron una oferta de Telesur, uno de los canales de noticias más importantes del continente latino, y ha sido proyectado ya en varios países. “Está claro que estos proyectos no interesan a los grandes medios de comunicación, ni a las grandes cadenas de TV, vinculadas siempre a poderes económicos a los que señalamos directamente con el dedo en el documental”, comenta.

Captura de pantalla 2015-02-27 a las 20.45.09.png

La divulgación de temáticas incómodas para las altas esferas, como la que €uroestafa denuncia, caracterizan este tipo de producciones.

Sin poder contar con esos canales, Internet se erige como el canal de difusión más importante, jugando con la libertad de distribución que ofrece la licencia CC: “Para mí, que la cultura sea libre siempre es una ventaja, ya no sólo porque vas a llegar a más gente, sino para que gente que no puede acceder a las salas comerciales puede ver tu obra”, explica, y añade que el hecho de haber usado una de estas licencias surge por convicción, a sabiendas que son perfectamente compatibles con la rentabilización de la obra.

También, comenta, ha sido positiva en esa visibilidad la expectativa generada a partir de la campaña en Goteo y de otros circuitos como festivales, conferencias, proyecciones en universidades, en centros culturales y sociales, a donde han acudido allí donde se lo han propuesto.

La motivación política guía proyectos como éste, sin tapujos ni condicionantes a la hora de plantear un guión, en este caso basado plenamente en el trabajo del arquitecto y economista Ricard Vergés, quien les sugirió adaptar su tesis sobre la burbuja inmobiliaria española. El contenido y la libertad de expresión priman en proyectos de temáticas que hieren los aparatos de poder, pero la visibilidad de éstos es fundamental para garantizar que el mensaje se difunda, y la distribución de esta responsabilidad mediante licencias Creative Commons y gracias a Internet está demostrando ser una vía eficaz, que ha de contar con la colaboración de todo el mundo. “Hace unas semanas presentamos el docu en el Matadero de Madrid y había gente que se sorprendía de que llevase colgado en Youtube desde junio, porque no lo conocían”. La distribución en Internet de contenidos de valor también pasa por nuestra responsabilidad compartida para viralizarlos.

También Alex Rodrigo, creador de 'Libres‘, la serie web financiada en Goteo sobre okupación rural multipremiada y de gran éxito, apuesta firmemente por las licencias Creative Commons aún encontrándose con “problemas con distribuidoras que se interesaban en Libres pero el Creative Commons les echaba para atrás. Era el único punto caliente, y en ese caso era innegociable por mi parte: por coherencia con una serie de okupación, y habiendo hecho un crowdfunding asegurando que era Creative Commons. Al final nos lo aceptaron, pero como su trabajo es venderla a TVs de fuera de España, son cosas que pueden generar desconfianza en los directivos de TV más tradicionales.”

Para su segundo crowdfunding en Goteo, destinado a reunir financiación para la webserie de crítica política desde el humor, El Partido, actualmente en campaña, decidió finalmente publicar bajo Creative Commons las grabaciones en bruto. De este modo se garantiza igualmente su usabilidad e incluso se fomenta que la gente reedite sus propias versiones, como hicieron en su día mediante campañas participativas El Cosmonauta. “Que la gente pueda coger y rearmar la historia es una idea chula”, señala Alex Rodrigo.

Oligopolio energético

Desde el impulso de la ciudadanía organizada en colectivos de acción surgen iniciativas como #Oligopoly2 y #OligopolyOFF, dos largometrajes documentales impulsados por la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético. Esta plataforma está formada, a día de hoy, por 336 organizaciones y 3080 personas a título individual que quieren sumar esfuerzos para lograr un cambio en la gestión de la energía en España, que actualmente controla un lobby formado por 5 grandes empresas que están impidiendo el avance y priorización de la inversión en energías renovables. “Hemos decidido trabajar juntas por la transformación del actual modelo fósil, sucio y caduco, centralizado y concentrado en manos de unas pocas empresas, en otro modelo justo, solidario, sostenible y sobre todo, democrático, en el que la energía esté en manos de la gente.”

oligopolyoff.jpg

Existen alternativas a las impuestas por los poderes hegemónicos, los dos documentales de la serie Oligopoly las reclaman y evidencian.

Los dos documentales propuestos por esta plataforma tomaron el relevo del programa Salvados, dirigido por Jordi Évole, titulado “ Oligopoly: el juego de la energía”, pero su relación viene de antes: Mario Sánchez-Herrero y Jorge Morales, miembros de la plataforma, asesoraron a Évole y su equipo en la realización del programa. Después de la gran repercusión de este programa, varios miembros de la plataforma vieron necesario realizar una secuela que ampliase la información aportada, y de ahí surgió #Oligopoly2.

Esta 'segunda parte' contó con el apoyo colectivo mediante una campaña en Goteo, Grabando Oligopoly2, que les procuró 4.665€ (de 3.250€ solicitados como mínimo) gracias a las donaciones de 98 personas. El documental fue estrenado en más de 40 ciudades y pueblos de manera autogestionada, ha recibido el premio Eurosolar 2013 al mejor reportaje sobre renovables y cuenta ahora con más de 60.000 visitas en Youtube. Alba del Campo, realizadora del documental, destaca que, aún más importante que el número de visualizaciones, es el debate generado en cada presentación pública y cómo esas conversaciones han desembocado en la creación de diversos nodos de la plataforma. Por no decir que ha sido canal para ganar más adhesiones y colaboraciones con que contar para el resto de acciones que la plataforma lleva a cabo y que abarcan desde la protesta y acción divulgativa a la interposición de denuncias ante la fiscalía anticorrupción o la Comisión Europea.

Para la tercera entrega, dice Alba, “nos propusimos pedir un presupuesto más decente que nos diera margen de movimiento” y una factura técnica profesional, puesto que, aún siendo valiosísimos, los 4.665€ de la primera campaña cubrían escasamente una pequeña parte del tiempo, recursos y esfuerzo dedicados (6 meses de una persona, dinero y tiempo invertidos del propio bolsillo). Para #OligopolyOFF lograron a través de Goteo 621 aportaciones que lograron rebasar el óptimo solicitado, sumando una recaudación de 24.461€ para la investigación, documentación, realización, pre y postproducción, seguros, material fungible y copias para distribución. Nada desdeñable indicar que recibieron casi 300 aportaciones de 10€, y 11 de 250€.

Como en otros casos, un documental añade la dificultad de tener que seguir el ritmo de la actualidad y adaptar el guión y las grabaciones a las novedades que surgían: “Ha habido que salir corriendo a Canarias porque había habido un vertido de petróleo”, hecho que suele suponer más tiempo y más dinero necesarios, imposibles de prever.

Al margen de este aspecto más económico, destaca el hecho participativo y de diálogo social de algunos proyectos como #Oligopoly, desde el cual han fomentado además acciones para reunir experiencias de la gente en torno a las energías renovables y mantener ese diálogo: “Es muy emocionante ver que lo que propones encaja con una demanda social tan importante. Ver que la gente quiere saber más y está dispuesta a poner de su tiempo o de su dinero para que consigas construir un mensaje coral en el que la ciudadanía se sienta representada.” Este aspecto supone también una gran responsabilidad para con la gente, pero se ve compensada por el privilegio de compartir una experiencia de generosidad: “Conocer y entrevistar a gente tan hermosa, tan valiente y tan generosa como la que hemos entrevistado no tiene precio. Gente que dedica todos y cada uno de los días de su vida a construir algo que es bueno para todas.”

Alba del Campo tiene claro que está prestando un servicio, y que para ello, y más si estás pidiendo dinero en un crowdfunding, es necesario “escuchar cómo late la gente”.

oligopolyoff2.jpg

El documental social da voz a necesidades de la ciudadanía.

El impacto

Hace poco se proyectó el documental Ciutat Morta en una televisión pública llegando a una audiencia de 569.000 personas. Sin mencionar el firme y cercano apoyo a la causa de los realizadores del documental, este caso representa por un lado un ejemplo de impacto social de gran envergadura, y por otro, un buen modelo de cómo las licencias Creative Commons pueden ser perfectamente compatibles con la industria audiovisual de manera que ésta sirva a la causa que el proyecto quiere divulgar, ganando ese necesario impacto. Los realizadores del documental, desde la productora Metromuster, tal y como hicieron anteriormente con NO-RES, plantearon la liberación del documental de manera paulatina para, habiendo podido explotarlo comercialmente en festivales y con TVs, paso que en ocasiones es fundamental para garantizar la sostenibilidad del proyecto y del equipo humano que lo hace posible, lo colgó y liberó en Internet pasado un plazo e incluso consiguió su emisión bajo esta licencia en la televisión pública catalana. La repercusión que tuvo esa emisión, hace poco más de un mes, es bien conocida y las consecuencias, no sólo de esa emisión sino de todo el trabajo de divulgación anteriormente realizado, más allá del debate social generado, representan una fuerza de poder desde el momento en que afectan a la opinión pública, presionando así al gobierno de la ciudad a asumir sus fallos públicamente o cambiar sus políticas.

Desde Metromuster comparten con nosotros y tienen muy clara la defensa de las licencias Creative Commons como garantes de la libertad de expresión y de gestión de la creación por sus propios autores, tal y como manifiestan en la web del proyecto [NO-RES]: “para que la obra tenga la máxima difusión posible, sin restricciones, para no dar la exclusividad de la obra a ninguna empresa cultural, porque creemos que cualquier tipo de creación es siempre una reinterpretación de obras ya existentes, porque somos conscientes de que esta obra puede influenciar a futuras creaciones y no queremos evitarlo”.

Lo abierto como foco y como herramienta

Desde otro lugar y otro enfoque temático, el audiovisual Creative Commons en sí mismo, como demanda del conocimiento abierto y la libertad de las personas creadoras para gestionar los derechos sobre su creación, el festival BccN impulsará este año un proyecto de apoyo a la producción algo diferente del Made in Barcelona que ya venían haciendo. Los responsables del festival pretenden explorar nuevos formatos de apoyo a la producción libre implicando a la administración, y lo harán en complicidad con Goteo y la Direcció de Creativitat i Innovació del Ajuntament de Barcelona. La intención es también ofrecer mayor visibilidad a este tipo de producciones y premiar las buenas prácticas, mediante una convocatoria abierta a proyectos (que se hará pública en breve desde su web http://bccn.cc/), de los que se seleccionará uno que entrará en campaña en Goteo, sumando una beca en forma de capital riego que el festival i Barcelona Innovació aporta. De este modo, un proyecto conseguirá una financiación inicial fundamental que podrá ser más ambiciosa sumando el apoyo y la difusión del festival, la administración local, la ciudadanía y de la propia plataforma Goteo conjuntamente. ¡Sumando estamos!

Captura de pantalla 2015-02-27 a las 20.57.52.png

El audiovisual es un canal para el empoderamiento social, y las licencias abiertas una poderosa herramienta para su viralización.

De hecho en Goteo contamos con una iniciativa similar de capital riego 2x1, actualmente en campaña: se trata de la convocatoria a proyectos dentro del Máster sobre Comunicación, Cultura y Ciudadanía Digitales de la Universidad Rey Juan Carlos, que premió con una beca (ofrecida por Ideograma/Antonio Gutiérrez Rubí) a un proyecto destacado de Artivismo. Esta beca pretende recopilar y fomentar el uso de un fondo documental web abierto de movimientos o acciones que relacionen el arte como elemento de denuncia y acción social y política. La aportación de la beca se está distribuyendo a través de la campaña del proyecto seleccionado, Lo que hicimos fue secreto, un webdoc sobre los cauces del movimiento punk en el Madrid de los 80', actualmente en activo en Goteo.

De nuevo sumando esfuerzos para conseguir mayores retos. Y de paso reclamando que los capitales públicos y privados se inviertan en aquel tipo de proyectos que reviertan beneficios sobre la sociedad mediante, en nuestro caso, la generación y compartición de conocimiento en abierto.

En definitiva muchas de estas historias y otras que conocemos nos permiten ver la pasión y la profunda militancia desde la que se realizan, por las que lo prioritario no es cobrar por el trabajo realizado y las horas y horas dedicadas, sino que los proyectos lleguen a verse, lleguen a la gente, provoquen debates, movilicen, generen impacto social.

A pesar de lo admirable de este trabajo desinteresado, se hace necesario que estos proyectos sean sostenibles, ambiciosos en su producción e impacto, y no quemen los ánimos ni la salud de quienes los llevan a cabo, por lo que es indispensable contar con herramientas que impliquen nuestra responsabilidad en su financiación. De manera autogestionaria, colaborativa y abierta, podemos garantizar entre todas y todos que nuestras voces se escucharán. Si quieres apoyar alguno de estos proyectos, actualmente contamos en campaña con: Lo que hicimos fue secreto, A contracorriente, la reciente El Partido o la misma Cerca de tu casa.

Retomando una frase que ya publicamos anteriormente: ¡No hay verdadera financiación colectiva sin beneficio colectivo!

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha