Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP rebaja sus exigencias del Poder Judicial y alimenta el optimismo del Gobierno
Bruselas obliga a España a recuperar de la degradación el 75% de sus hábitats
Opinión - Los fiscales que no querían aplicar la ley. Por Joaquín Urías

Antifraude pide al Ayuntamiento de Alcoi que reclame un millón de euros a la filial de FCC concesionaria del agua

Oficinas de FCC Aqualia.

Lucas Marco

0

La empresa FCC Aqualia, concesionaria del servicio de abastecimiento de agua en Alcoi, dejó de abonar gastos o incurrió en sobrecoges por un valor total de un millón de euros, según ha acreditado una investigación de la Agencia Valenciana Antifraude (AVA), en cuyo informe de conclusiones pide al consistorio que reclame a la firma y que tramite los procedimientos de regulación económica. 

Fuentes de Aqualia señalan que las cuestiones analizadas en el informe son todas “de carácter interpretativo entre el ayuntamiento y la empresa concesionaria” y, en todo caso, “meramente administrativas”. También destacan la duración de la concesión (dos décadas) y el hecho de que la AVA aceptara varias alegaciones de la empresa. Además, recuerda que el informe de Antifraude formula recomendaciones sin “implicaciones judiciales de ningún tipo”.

Tras una alerta recibida en la agencia, han aflorado varias irregularidades sobre la concesión. Así, el Ayuntamiento de Alcoi asumió los gastos del consumo de eléctrica del bombeo para el servicio de agua potable cuando, según el pliego de cláusulas administrativas, correspondían al concesionario. Entre 2004 y 2019, estos gastos han supuesto que el consistorio abonara 462.634 euros.

La empresa defiende que “cualquiera de las interpretaciones posibles sobre quién asume los costes de la energía eléctrica de unos bombeos tiene un efecto económico absolutamente neutro para Aqualia, toda vez que, aunque le correspondiera asumirlos al concesionario, se trataría de un coste más del servicio y, como tal, lo incluiría en la correspondiente liquidación del ejercicio”.

Además, la empresa percibió la retribución de la indemnización compensatoria por la gestión del canon de saneamiento de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR), “incumpliendo la oferta presentada en la licitación del contrato”. El importe estimado, por ingresos directos derivados de la concesión del servicio no declarados en los estudios de tarifas, asciende a 432.276 euros. Aunque Antifraude apostilla que no le consta que se haya repercutido por parte de la empresa de forma directa a los usuarios.

Por su parte, la filial de FCC interpreta que no se trata de un servicio que preste como concesionaria “sino como gestor de ese servicio para la EPSAR”. En la prestación, añaden fuentes de la empresa, la prestación de la compañía “incurre tanto en gastos como en una indemnización, fijada por la propia EPSAR”. Así, defienden que “en ningún documento contractual analizado por la AVA se afirma que Aqualia tuviera que entregar al órgano de contratación esas indemnizaciones, que se le conceden por soportar costes reales para recaudar un tributo en beneficio de otra administración pública, como hace cualquier otra empresa gestora de servicios de agua”. 

Sobre las obras de renovación del sector Eixample de la red de agua potable de Alcoi ejecutadas por FCC Aqualia, el informe destaca que no figuraban en el anteproyecto ni en las bases o las especificaciones técnicas del contrato de concesión que, en todo caso, deberían ser previos a la adjudicación. Los importes de la inversión en el proyecto aprobado después de la adjudicación “no se corresponden, siendo superiores, a los recogidos en la oferta económica de la entidad concesionaria”, agrega la AVA.

El informe estima un sobrecoste en las obras, financiadas con el canon variable que la concesionaria abona al ayuntamiento, de 51.132 euros respecto al importe ejecutado. Además, los 77.655 euros de honorarios por la dirección de obras del proyecto, fueron asumidos directamente por la Corporación municipal “cuando en paridad se trata de un coste asociado a la concesión”, señala Antifraude.

Fuentes de la firma concesionaria señalan que se trata de “una pequeña diferencia” entre el presupuesto y el valor de obra certificado de unos 50.000 euros en una actuación de más de dos millones de euros“. Una ”circunstancia absolutamente normal y que sucede habitualmente en la realización de obras civiles“, agregan.

Por otro lado, la AVA también reprocha a la empresa que, desde el inicio de la concesión en 2000, haya incumplido la obligación de presentar ante el Ayuntamiento de Alcoi las copias certificadas de la cuenta de pérdidas y ganancias y de los balances de situación sobre la concesión, tal como preveían los pliegos que rigen la contratación. Tampoco consta la aprobación de las liquidaciones definitivas anuales por parte del consistorio.

Datos inexactos en la actualización de la tarifa

Además, Antifraude ha constatado la coincidencia entre las previsiones de costes e ingresos previstos en los estudios de solicitud de actualización de las tarifas, previas al inicio del ejercicio, y los documentos presentados “sin certificar de ningún modo” en formato de cuenta de pérdidas y ganancias y balance de situación de la unidad independiente del servicio de abastecimiento de agua de Aqualia Alcoi.

La AVA también lamenta la “falta de rigor” en los datos recogidos por la entidad concesionaria en los datos recogidos en los estudios de actualización de las tarifas del agua potable. Finalmente, el informe también destaca que la Comisión de Seguimiento y Control del Servicio, regulada en el pliego de condiciones de la concesión, sólo se ha reunido una vez desde el 2003.

Además de recuperar las cantidades que desglosa la agencia, que suman un millón de euros, el informe también insta al Ayuntamiento de Alcoi a exigir a FCC Aqualia la documentación necesaria para aprobar las liquidaciones anuales pendientes y a que establezca una periodicidad para la convocatoria de la Comisión de Seguimiento y Control del Servicio.

Finalmente, y dada la “inexactitud de los datos” de las memorias de la empresa, Antifraude recomienda que “se extreme la diligencia” en la revisión de la documentación presentada por FCC Aqualia y que incluso se soliciten aclaraciones o rectificaciones. La empresa, por su parte, indica que está en “permanente contacto” con el Ayuntamiento de Alcoi para “dirimir estas cuestiones”.

Etiquetas
stats