La Audiencia de Alicante absuelve a los 34 acusados del caso Brugal al anular las escuchas de Fenoll y los posteriores pinchazos de la Policía

Banquillo de los acusados del caso Brugal

Los 34 acusados en la pieza separada del caso Brugal por el contrato de basuras de Orihuela han sido absueltos por la sección séptima de la Audiencia de Alicante. Así lo ha avanzado la cadena pública À Punt este miércoles. La anulación de las escuchas de la policía nacional ha sido clave para la absolución. En concreto, el tribunal tumba las grabaciones iniciales que realizó el empresario Ángel Fenoll y de las que emanaron los pinchazos telefónicos posteriores y el resto de las pruebas documentales.

Al haberse anulado las grabaciones del empresario por una vulneración del secreto de las comunicaciones, todas las pruebas conseguidas posteriormente han sido declaradas "ilícitas".

La sentencia, que consta de unas 400 páginas, cierra la causa de la presunta trama de corrupción alrededor de la adjudicación del servicio de basura de Orihuela (en la comarca de la Vega Baja). Entre los procesados estaban los exalcaldes del PP Mónica Lorente y José Manuel Medina, y el empresario Ángel Fenoll, a quien la Fiscalía atribuía la máxima responsabilidad.

El tribunal de la causa que dio origen al caso Brugal comunica este miércoles la sentencia a los 34 acusados de la presunta trama de corrupción alrededor de la adjudicación del servicio de basura de Orihuela (el Baix Segura). Entre los procesados hay los exalcaldes del PP Mónica Lorente i José Manuel Medina, y el empresario Ángel Fenoll, a quien la Fiscalía atribuye la máxima responsabilidad.

La causa ha tardado diez meses en juzgarse, y forma parte de las 17 piezas separadas del caso Brugal que abiertas en toda la provincia de Alicante. La investigación arrancó el 2006 por la posible adjudicación irregular del contrato local de la basura durante la etapa del alcalde popular José Manuel Medina. De las 34 personas que han pasado por el banquillo de los acusados, 15 han tenido o tienen la condición de autoridad o de funcionario público, como los mencionados alcaldes, y siete exconcejales del Ayuntamiento de Orihuela.

Para Medina, la fiscalía pedía 12 años de prisión por prevaricación, fraude y soborno; para su sucesora, Lorente, 8 años por fraude, y para el principal implicado, el empresario Ángel Fenoll, 37 años y 8 meses por prevaricación, fraude, soborno, tráfico de influencias, extorsión, coacciones, asociación ilícita, uso de información privilegiada y delito electoral.

Escuchas anuladas

Al parecer entre los puntos principales que apuntalan la absolución de los 34 acusados estaría la declaración de nulidad de varias de las escuchas telefónicas a las que fueron sometidos algunos de los investigados.

Esta nulidad fue presentada por los letrados defensores en las cuestiones previas, entre los que se encuentran los abogados murcianos Mariano Bo y Pablo Martínez, defensores de los empresarios Ángel Fenoll Pérez y Ángel Fenoll Campillo y trabajadores de sus sociedades.

El auto señalaba que las intervenciones telefónicas anuladas, acordadas en 2008, vulneraron derechos fundamentales, por lo que las mismas se debían dejar sin efecto y por extensión todas las pesquisas realizadas posteriormente.

Estas escuchas realizadas y entregadas a la prensa por Pérez Fenoll en 2006 no afectan al procedimiento que se sigue del caso Brugal en los juzgados de Alicante por la presunta adjudicación fraudulenta del plan zonal de basuras por parte de la Diputación de Alicante. 

Etiquetas
Publicado el
10 de junio de 2020 - 09:54 h

Descubre nuestras apps

stats