El Parlamento valenciano rechaza las enmiendas a la totalidad a la Ley de Acompañamiento

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, en les Corts Valencianes.

Europa Press

0

Les Corts han rechazado devolver al Consell la Ley de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera y de organización de la Generalitat como pedían PP, Cs y Vox. Mientras el conseller Soler ha defendido que presenta un "amplio abanico de medidas fiscales, sociales y de impulso económico", los partidos de la oposición han criticado que esconde una subida de impuestos y cambios en otras 40 leyes.

De esta manera, la conocida como ley de acompañamiento a los presupuestos continúa su trámite parlamentario: será sometida al debate de enmiendas parciales en comisión de Hacienda el 3 de diciembre para su debate final en pleno entre el 21 y el 23 de diciembre.

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha presentado una norma que "apuntala la acción del Botànic hacia la justicia fiscal, la sostenibilidad y la igualdad de oportunidades". "La prioridad es la lucha contra la crisis provocada por la pandemia, contra el despoblamiento, contra el cambio climático y las políticas de cohesión social", cuestiones que ha resaltado en un contexto de una crisis en forma de "K", en la que "unos han ganado mucho y muchos han perdido".

Soler se ha mostrado esperanzado en que estas semanas "se alcancen consensos para avanzar en la aplicación de una fiscalidad justa", por lo que ha reclamado "la unidad de acción de todas las fuerzas políticas que pide la sociedad valenciana, por encima del partidismo". Y ha apuntado cuatro ejes: apoyo a empresas y trabajadores, mejora de la protección social y vertebración, mayor sostenibilidad y una gestión más eficaz y participativa.

"Película de terror para el dinero"

Los tres grupos de la oposición han presentado sin éxito sus enmiendas a la totalidad. Por parte del PP, la portavoz adjunta, Eva Ortiz, ha asegurado que esta ley es la "trampa más grande de las últimas seis" y ha criticado que "en plena pandemia se suben los impuestos" por lo que ha acusado al Botànic de "echar sal en la herida". "¿Ustedes creen que las familias que no llegan a final de mes lo van a entender?", ha manifestado.

También ha afeado la enmienda de PSPV, Compromís y Unides Podem sobre la ley de Patrimonio y les ha calificado de "máquina de ahuyentar inversiones" y "película de terror para el dinero", además de reprochar que "suben las tasas sanitarias, a los opositores y a los parados". "En plena pandemia, imponen una tasa para las colonoscopias, para trasplantes de córneas y tres nuevas tasas para los TAC", ha aseverado parar defender que "la solución no pasa por tasas, tasas, tasas, sino por test, test, test".

La popular ha criticado los "Ximoarreglos" como la bonificación a las navieras que utilicen gas natural, propuesta por el Botànic en una enmienda. "Qué casualidad", ha dicho, que "una conocida naviera fichara de director de expansión a un exasesor de Ximo Puig". Ha criticado la "bonificación del 100% para las máquinas tragaperras" mientras "aún se oyen los ecos de cómo se rasgaban las vestiduras con la ludopatía".

Y ha denunciado "el clásico de la supresión de controles como las incompatibilidades, que ve "propia de chavistas autoritarios", y ha aseverado: "Me juego un café que Francis Puig termina de consejero de À Punt". "Si se piensan que somos imbéciles, se equivocan", ha remachado.

Como réplica, el síndic del PSPV, Manolo Mata, ha tachado de vergüenza que el PP hable de educación y sanidad en lugar de la ley de acompañamiento y ha insistido en que "baja todos los impuestos posibles y no sube ninguno". "Construyen un imaginario mentiroso: nadie va a pagar por una colonoscopia", ha zanjado, además de rechazar test de antígenos para todos los valencianos.

También ha rebatido las críticas por bonificaciones a navieras o tragaperras: "Os habéis cargado el Banco de Valencia, la CAM, Bancaixa... todas las empresas punteras de la Comunitat en 15 años, y ahora que tenemos otras intentáis machacarlas". "Y mucho lacito, si fueran amarillos estaríais detenidos", ha añadido en referencia a los lazos naranjas contra la 'ley Celaá'.

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, en la misma línea, ha criticado la bajada generalizada de impuestos que incluye el PP en su enmienda porque "supone que si ganas 1.000 euros no te beneficias, si ganas 1.200 te rebaja dos eurazos, que no te da ni para un euromillón, y si ganas más de 6.000 te supone 250 de bonificación". "Es como Robin Hood, pero al revés", ha afeado.

Ciudadanos pide al PSPV "que recapacite"

Ciudadanos, por su parte, ha vuelto a exigir al PSPV que "recapacite" y renuncie a aplicar la reforma fiscal acordada tras "arrodillarse a sus socios" en el gobierno valenciano, aunque ha garantizado que seguirá trabajando para consensuar los presupuestos de la Generalitat antes de fin de año.

La subida de impuestos era una de sus líneas rojas de Cs para apoyar la ley de acompañamiento a los presupuestos. "No nos ha quedado más remedio que presentar una enmienda a la totalidad", ha justificado el diputado 'naranja' Tony Woodward, rechazando el proyecto del Botànic porque "vuelve a modificar 40 leyes fuera de todo acuerdo parlamentario".

Es más, ha asegurado que en Cs no se esperaban que "realmente" los socialistas acabaran apoyando las propuestas de reforma fiscal de Compromís y UP. "Solo han tardado 30 días en dar la espalda no a Ciudadanos, sino a todos los valencianos", ha denunciado, para cargar contra una ley "nada rigurosa, completamente improvisada y alejada de los pactos de reconstrucción" al incluir "'autoenmiendas'".

A pesar de ello, Woodward ha prometido que Cs mantiene la "mano tendida" para llegar a acuerdos con los presupuestos y ha urgido al PSPV a que "vuelva a la senda del diálogo y el consenso".

En su réplica a Cs, el síndic socialista ha justificado que la reforma fiscal es "un ajuste en una situación crítica" y algo que recomiendan "Macron y Merkel". "Aquí nadie ha traicionado a nadie: esta ley de acomapañamiento es purísimo pacto de reconstrucción", ha enfatizado.

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha criticado que Cs presente una enmienda a la totalidad "improvisada y de última hora" como reacción a las enmiendas 'botánicas' que se debatirán posteriormente, por lo que no están incluidas todavía. "No sé si quieren tener capacidad de veto en los acuerdos del Botànic, pero no la tienen. No les pediremos permiso a ustedes para gobernar", ha avisado.

Etiquetas
Publicado el
19 de noviembre de 2020 - 16:24 h

Descubre nuestras apps

stats