La portada de mañana
Acceder
Las 14 universidades privadas que incumplen los nuevos requisitos para seguir siéndolo
Borrell: "Los populistas de derechas europeos pierden una referencia con Trump"
Opinión - Iglesias se marca un triple, por Esther Palomera

El PP, al final, también se suma a la condena a la violencia de la ultraderecha en el 9 d'Octubre

Ultras revientan la manifestación nacionalista del 9 d'Octubre en València

Condena unánime de todos los partidos por los ataques violentos ejercidos por la extrema derecha contra participantes de la manifestación de carácter nacionalista la tarde de este lunes 9 de octubre en València. El último en sumarse a la condena ha sido el Partido Popular, que en la madrugada del lunes al martes publicaba un tuit a través de la cuenta @PPopular en el que condenaba las agresiones: "Estamos contra la violencia siempre".

La extrema derecha revienta la manifestación del 9 d'Octubre en València

La extrema derecha revienta la manifestación del 9 d'Octubre en València

El PPCV, también emitió un comunicado, de ocho líneas y datado el 2 de octubre, condenando los hechos: "Tras los acontecimientos ocurridos en el día de ayer, el Partido Popular de la Comunitat Valenciana quiere expresar su rotunda y más enérgica condena a todo acto de violencia, venga de donde venga. Asimismo, desde el PPCV mostramos nuestro pleno respaldo a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y a la labor que llevan a cabo".

Desde PSPV, Compromís y Podem han defendido que las Corts hagan una declaración institucional de condena a las agresiones del domingo. Los socialistas, además, han pedido la comparecencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en el Congreso de los Diputados y del delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, en las Corts, para explicar las medidas adoptadas.

Petición de dimisión de Moragues

Los más duros han sido Compromís y Podem, los partidos que más padecieron el acoso de la extrema derecha en la procesión cívica de la mañana, que han llegado a pedir la dimisión del delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, por "permitir la contramanifestación ilegal de grupos de ultraderecha" y por no garantizar la seguridad de los manifestantes.

Desde el PSPV el President de la Generalitat, Ximo Puig, ha rechazado estos actos, rechazo que se ha expresado desde el mismo partido, también el presidente de la Diputación de València, Jorge Rodríguez o el portavoz en las Corts, Manolo Mata. La condena ha llegado incluso desde el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Desde Compromís, tras los ataques las reacciones fueron inmediatas pidiendo la dimisión de Moragues. Las reacciones se produjeron tanto desde la formación como a través de sus principales representantes como la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, el presidente de las Corts, Enric Morera -quien animaba a denunciar a los violentos-, el alcalde de València, Joan Ribó, o su portavoz en el Congreso, Joan Baldoví.

En Podem continuaban en la misma línea con las críticas tanto a nivel valenciano, con su portavoz Antonio Estañ, como los dirigentes estatales, Pablo Iglesias o Íñigo Errejón.

Las condenas han llegado también de Ciudadanos, tanto a través de la formación naranja, como de sus dirigentes valencianos como la portavoz en las Corts, Mari Carmen Sánchez, el portavoz en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner, o el diputado en el Congreso, Toni Cantó.

También desde Esquerra Unida se ha querido expresar en su condena lamentando la actuación de los violentos.

Por otro lado se han sucedido las condenas de diversos alcaldes del Estado como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Delegación del Gobierno

Desde la Delegación del Gobierno se ha asegurado este lunes que la manifestación ultraderechista no estaba comunicada y, por lo tanto, tampoco autorizada. Desde la delegación dirigida por Juan Carlos Moragues se ha querido agradecer el trabajo realizado este lunes por la Policía, ya que "ha garantizado la seguridad e integridad física de los manifestantes" de la Comissió 9 d'Octubre.

Asimismo se apuntaba que se han realizado intervenciones "puntuales" para separar a grupos de ideología contraria y que las peleas se han registrado antes del inicio de la manifestación y en los aledaños de la misma.

En esta línea, defienden que ante la situación generada, los agentes han decidido crear un cordón "para proteger y separar" a todas las partes.

Etiquetas
Publicado el
10 de octubre de 2017 - 08:57 h

Descubre nuestras apps

stats