El sector azulejero lidera las emisiones de CO2 en la Comunitat Valenciana con 2,9 millones de toneladas

Un trabajador de la industria azulejera de Castelló.

La consellera de Transición Ecológica y Emergencia Climática, Mireia Mollà, ha reivindicado la necesidad de agilizar de manera "exponencial" la reducción de emisiones de CO2, para conseguir los objetivos inaplazables en materia de descarbonización que fija recortar las emisiones en un 40% para el año 2030 y conseguir la neutralidad en 2050.

Mollà ha intervenido en la presentación en Calp de la XII edición del Informe sobre Emisiones de CO2 que elabora la fundación Emprendida y Clima y que concluye la obligación de multiplicar por 10 los esfuerzos para poder conseguir los compromisos del Acuerdo de París.

Según el informe, el sector azulejero lidera las emisiones de CO2 en la Comunitat Valenciana con 2,89 millones de toneladas, lo que supone un ligero descenso con respecto a 2018 (2,94 millones), seguido de la generación de ciclo combinado de energía (1,7 millones de toneladas) y de las cementeras (1,5 millones).

"El documento que recoge los datos oficiales, a cierre de 2019, constata el ritmo lento en reducción de emisiones y nos sirve para consolidar las líneas de la agenda verde tanto europea como valenciana", ha afirmado la consejera.

Así mismo, las estimaciones preliminares de 2020 tildan de "temporal" y "no representativo" el brusco descenso registrado el año pasado a consecuencia de la crisis sanitaria del *Covid que limitó la actividad, el comercio y la movilidad.

Los resultados del informe señalan que la Comunidad Valenciana rebajó en 2019 sus emisiones verificadas un 2,1%, respecto a los datos de 2018, pasando de los 8,9 a los 8,7 millones de toneladas de CO2, un 7,6% del total estatal. Un porcentaje, todavía lejos de los objetivos, que alerta, desde el análisis, sobre el trabajo coordinado y proactivo para reconvertir y sumar las aportaciones de la industria y de los sectores para rebajar la producción de emisiones.

En esta línea, la titular de Transición Ecológica ha hecho hincapié en el incremento de las emisiones de CO2 per cápita que ponen de manifiesto la contribución individual de todas y cada una de las personas para acelerar la transformación.

Con todo, Mireia Mollà ha trazado algunos de los ejes normativos de acción. A la Ley Valenciana de Cambio Climático o la Estrategia Valenciana de Cambio Climático y Energía se añade ahora el Plan Valenciano de Energía y Clima (ya licitado) que interpela de manera sectorial con el fin de equilibrar el esfuerzo de las próximas décadas.

176 instalaciones sometidas a la Directiva Europea

La Comunidad Valenciana encabeza las instalaciones sometidas a la Directiva Europea de Emisiones con 176, que representa el 20,6% del total estatal.

De las 176 -las emisiones de las cuales se someten a un proceso de verificación- 111 corresponden al sector azulejero que ha visto reducidas sus emisiones respecto a los resultados de 2018. Los niveles mantienen así la senda decreciente por segundo año consecutivo, después del repunte de 2017.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats