Ribó anuncia 15 nuevos carriles bici en València y un servicio de urgencias sociales durante las 24 horas frente a la pandemia

El alcalde de València, Joan Ribó, antes del debate.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha anunciado este miércoles durante el debate del estado de la ciudad un importante paquete de medidas sociales y ambientales para hacer frente a la crisis del coronavirus.

Entre ellas, ha destacado la creación de nuevos 15 carriles bici en toda la ciudad que ya están en fase de licitación. Según ha informado, tres saldrán desde General Avilés a Corts Valencianes, Mestre Rodrigo y la avenida de Burjassot.

El resto transitarán por Cardenal Benlloch, Peset Aleixandre, Gascó Oliag, Alameda, San Vicente-Plaza de España-Marvà, Plaza de España-Tres Cruces, Gaspar Aguilar-San Vicente, Cuenca-Jesús, Ronda Norte y José María Haro.

Estos carriles se unirán a los de las Grandes Vías Ramón y Cajal, Fernando el Católico y el del Instituto Obrero, que se encuentran en ejecución, además de la licitación del carril bici de la Avenida del Cid. Ribó ha anunciado que todas estas medidas buscan “hacer una ciudad amable” y que “piense en la cotidianidad de las personas”.

Además, ha avanzado que en las próximas semanas empezará la remodelación de solares para su uso como aparcamientos públicos en las calles Flor de Mayo, Castellonet y Nino Bravo.

El alcalde ha anunciado la instalación de 300 contenedores de recogida de aceite usado, que se sumarán a los ya existentes en muchos edificios de València. También se incrementará el número de contenedores de recogida de papel y envases “hasta llegar a ratios de menos de 300 habitantes por contenedor en algunas zonas de la ciudad”.

Este año, además, se implantarán las plataformas móviles de contenedores en los barrios del Mercado, Velluters y el Carme, “barrios que por su fisonomía tienen especial dificultad en la hora de instalar contenedores”, según Ribó. Además, los vehículos de recogida de estos residuos serán 100% eléctricos.

Para reducir la contaminación, el alcalde ha anunciado la instalación de dos nuevas estaciones de medición atmosférica en Patraix y l’Olivereta. Ribó también ha valorado positivamente la instalación de 22 sonómetros para medir el ruido, especialmente “allí donde hay locales de ocio, que nos indicará los niveles de ruido alcanzados y lanzará mensajes de concienciación”.

Respecto a la contaminación lumínica, el alcalde considera que València ha hecho un cambio de paradigma en esta materia. “De ser considerada como una de las ciudades europeas con mayor contaminación lumínica, hecho que suponía una factura eléctrica anual superior a los 13 millones de euros, a reducir drásticamente el consumo de energía eléctrica con el cambio ya ejecutado de más del 50% de las luminarias de la ciudad”, según el alcalde. En concreto, se han ahorrado 14 millones de euros en tres años y medio y se ha evitado la emisión de 13.400 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Ribó, ha recordado también que se va a impulsar de la fachada litoral. El proyecto reunirá y armonizará las intervenciones previstas en Nazaret, el Cabanyal-Canyamelar, la Malva-rosa, el parque natural de la Albufera y las playas del sur de la ciudad.

Medidas sociales

En materia de bienestar social, el primer edil ha anunciado un ambicioso paquete de iniciativas entre las que destaca, por ejemplo, un servicio de atención de urgencias sociales durante 24 horas los 365 días del año y otro servicio de asistencia virtual por Whatsapp, con información sobre recursos sociales y seguimiento de expedientes concretos.

En cuanto al Servicio de Ayuda a domicilio, a partir de 2021 no solo se prestará a personas mayores (durante el año 2020 se han atendido 1.995), sino también a personas funcionalmente diversas, con discapacidades: “El nuevo Servicio de Comida a domicilio ofrecerá un mínimo de 1.000 comidas de lunes a domingos, incluyendo los festivos, por supuesto”, ha explicado.

Por otra parte, Ribó ha hecho saber que durante el año 2021 el Ayuntamiento completará las 1.582 ayudas de comedor escolar (para menores de entre 0 y 5 años) con el proyecto llamado Derecho a la Alimentación y Lucha contra la Pobreza Alimentaria en la ciudad de València.

“Atrás ha quedado la época en que las personas se tenían que avergonzar de sufrir el empobrecimiento porque se vendía València como una ciudad solo de ricos. Ahora afrontamos los problemas sociales y tratamos de dar una solución. No es nada fácil, pero lo conseguiremos”, ha indicado el alcalde.

Joan Ribó también ha conversado del derecho a la vivienda y ha anunciado que “a lo largo de los próximos meses, se creará la Oficina por el Derecho a la Vivienda, donde se hará una atención integral en materia de vivienda, tanto en aspectos jurídicos, como también sociales, y se informará de convocatorias públicas, y se acompañará en situaciones de posibles desahucios”.

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2020 - 22:31 h

Descubre nuestras apps

stats