eldiario.es

9
Menú

Cultura

Ticketmaster anuncia el cierre de Seatwave, su polémico portal de reventa de entradas

La empresa creará otra plataforma para la reventa de entradas, en la que solo se podrán vender entradas al precio original o menor

"Las webs de mercado secundario ya no os convencen y sabemos que estáis cansados de ver cómo compran entradas solo para venderlas y obtener un beneficio", apuntan en el comunicado

La polémica no se ha limitado a simples quejas de los clientes: algunos casos han sido denunciados y están siendo investigados

- PUBLICIDAD -
El PSOE apuesta por la identificación digital y un precio limitado en las reventas on line

El líder de U2, Bono, durante un concierto EFE

"Desde Ticketmaster, tenemos una gran noticia que daros. Cerramos Seatwave". Esas han sido las palabras con las que el portal de la venta de entradas de espectáculos en directo ha decidido poner coto a uno de sus negocios más discutidos: el de la reventa.

En un escueto comunicado publicado a primera hora de este lunes, Ticketmaster recalca que han tomado esta decisión por las numerosas críticas de los clientes. "Las webs de mercado secundario ya no os convencen y sabemos que estáis cansados de ver como otras personas compran entradas solo para venderlas y obtener un beneficio económico", apuntan.

La empresa también ha anunciado la creación de otra plataforma para la reventa de entradas, que estará incluida dentro del propio portal de Ticketmaster. Aunque apenas han ofrecido información sobre esta nueva división, sí que han apuntado que solo se podrán vender entradas al precio original o menor. 

También han pronosticado que "la nueva web verá la luz en toda Europa a principios del próximo año. Pero desde hoy, no se darán de alta nuevos eventos en Seatwave". Es decir, Seatwave seguirá existiendo hasta que llegue la fecha de los espectáculos con la venta habilitada, por lo que su cierre podría prolongarse hasta finales de 2019.

Más allá del malestar y quejas de los usuarios, cabe subrayar que la reventa de entradas adquiridas en Ticketmaster a través de Seatwave ha sido objeto de fuertes controversias. Hasta el punto de cuestionarse la propia legalidad del modus operandi de esta plataforma. 

Fue el caso de Doctor Music, promotora de la gira de Bruce Springsteen en España, que denunció a Seatwave y otras siete plataformas de reventa. Esta compalía apuntó que es un "sinsentido que Ticketmaster, agente autorizado para la venta legítima de entradas de nuestros conciertos, sea al mismo tiempo la propietaria de Seatwave". "Son víctimas de un engaño orquestado que podría ser constitutivo de un presunto delito de estafa", añadieron sobre los clientes de estas webs.

Tal y como explicó eldiario.es, Ticketmaster agotó las entradas para la actuación del cantante de Nueva Jersey en Madrid. Pero posteriormente las revendía en Seatwave, que recibía comisiones de hasta el 12% por transacción

"La vergüenza es la reventa en Seatwave: Ticketmaster se queda con cientos de entradas y la misma mañana te las vende desde allí a precios abusivos", comentó entonces una usuaria a este periódico.

Estos hechos también fueron denunciados por la organización de consumidores FACUA. "Se ofrecieron de inmediato los mismos pases para el mismo concierto por precios que llegaban a doblar el original", subrayaban. Apenas tres meses después, este tipo de operaciones volvieron a suceder de forma casi idéntica. En esta ocasión,  para los conciertos de Red Hot Chilli Peppers.

Las sospechas en torno al modelo de negocio de Seatwave llegaron al pleno del Congreso de los Diputados a principios de este año. Los eventos protagonistas fueron los conciertos de los irlandeses U2 en Madrid y Barcelona: los canales de venta oficiales anunciaron el  'sold out' a los 10 minutos. Mientras, en los portales de reventa comenzaban a aparecer entradas a precios desorbitados, llegando multiplicar por diez el coste original de los tickets.

Fue el exministro de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, quien notificó en la Cámara Baja que el Ministerio del Interior había iniciado una investigación, para la cual había requerido información a la promotora Live Nation y el portal Ticketmaster, acusados en los últimos años de abusar de una posición de monopolio para los grandes eventos de música en directo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha