Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Un siglo de Clarice, la mujer que revolucionó la literatura en Brasil

Un siglo de Clarice, la mujer que revolucionó la literatura en Brasil
Río de Janeiro —

0

Río de Janeiro, 10 dic (EFE).- Hermética, enigmática y tajante, Clarice Lispector, nacida un 10 de diciembre, hace exactamente 100 años, marcó un antes y un después en la literatura brasileña. En las letras, encontró su verdadera libertad y desdeñó los rótulos que la etiquetaron de exitosa y popular.

"Yo nací para escribir", aseguraba en sus textos y con voz enérgica, esta mujer de origen judío que se convirtió en una de las voces literarias más importantes del siglo XX en un país al que llegó con su familia, huyendo del antisemitismo de la Rusia soviética, cuando solo tenía dos años de edad.

Autora de novelas, cuentos, crónicas, poemas y libros infantiles, Lispector vivía y respiraba por las letras, un oficio del que nunca se vio como experta y por el que siempre se sintió amateur.

"Profesional es el que tiene la obligación consigo mismo de escribir. Yo no soy profesional para mantener mi libertad", dijo de forma tajante en 1977 para la TV Cultura de Brasil, en la única entrevista que dio para televisión, bajo la condición de que saliera al aire tras su muerte, lo que ocurrió ese mismo año, diez meses después.

No en vano se ganó la fama de hermética. Fumadora empedernida, de mirada adusta, parcas palabras y prolongados silencios, la escritora ponía una barrera difícil de traspasar, la misma que se podía sentir en algunas de sus obras y que solo quien quisiera conocerla podía llegar a descifrar.

Ella escribía "desde las entrañas", sobre las cosas simples -el mar, la timidez, un huevo, el barrio, el carnaval, los amigos- y lo hacía a la velocidad del pensamiento, inmersa en un universo de sensaciones bajo el mando de la inspiración.

La ausencia de su madre, que murió cuando era apenas una niña, y las carencias económicas que enfrentó durante su infancia marcaron buena parte de su narrativa, en especial las crónicas que escribió cuando trabajó como periodista en el Jornal do Brasil.

Y es que Lispector escribió sus primeros cuentos a los siete años. Desde entonces, nunca más paró.

"Cerca del corazón salvaje" (1943), su primera novela, publicada cuando tenía solo 23 años de edad, revolucionó por su estilo introspectivo y se llevó los aplausos de la crítica que comparó su narrativa con la de Virgina Woolf y James Joyce, autores que Lispector no había leído hasta entonces.

Muchos de sus textos -en especial sus primeras novelas- son considerados "rebuscados e inaccesibles", como explicaría en una entrevista a EFE la profesora Teresa Montero, una de sus biógrafas, algo que la misma Lispector ratificaría: "Tocan o no tocan".

Tal vez la autora se acerca de forma más directa al público con sus cuentos y crónicas, que reflejan en frases contundentes su angustia existencial, sus intensas ganas de vivir y lo más profundo de su condición humana a través de la cotidianeidad.

Así se puede ver en "Miedo a la eternidad", una de sus crónicas, publicada en el Jornal do Brasil en 1970 y que comienza así:

"Jamás olvidaré mí angustioso y dramático contacto con la eternidad. Cuando era muy pequeña todavía no había probado los chicles y en Recife casi no se hablaba de ellos. Yo ignoraba qué clase de caramelos o bombones eran. Ni el dinero que tenía alcanzaba para comprarlos: con la misma plata podía conseguir no sé cuántos caramelos".

Quienes conocen a profundidad su obra encuentran en "La hora de la estrella" (1977), su última novela publicada en vida -y también la más famosa-, el momento más filosófico de Lispector.

En la obra, la escritora "abandona esa especie de espiral mental, emocional y sensible", como explicó esta semana en una entrevista a EFE su amiga y también escritora Nélida Piñon, para "aterrizar en la tierra y verse como una brasileña humilde".

UNA VIDA DE PELÍCULA

Esta mujer tuvo una vida intensa. Desde su natal Chechelnyk, en Ucrania, desembarcó casi de brazos en la nordestina Maceió y de ahí pasó a Recife donde vivió buena parte de su infancia y su juventud, para años después trasladarse a Río de Janeiro donde hizo sus estudios universitarios y trabajó como periodista.

Estudió derecho y también fue profesora y traductora antes de desempeñarse en varios diarios de Brasil.

En 1943, en el año en que publicó su primera novela, se casó con un diplomático, matrimonio del que nacieron dos hijos y que hizo que buena parte de su vida transcurriera entre Europa y Estados Unidos hasta divorciarse y volver a la que consideraba su tierra.

Escritora desde siempre, pero por sobre todo madre, Lispector amó profundamente a sus hijos y expandió su público escribiendo libros infantiles, género que le servía como "vía de escape", como ella misma afirmaba.

Lispector, como mujer y escritora, revolucionó la literatura en Brasil, pero nunca se consideró feminista. Aunque fue aplaudida y exitosa en el país que la adoptó, no conoció en vida la inmensa fama que le dieron sus textos y hoy sus contundentes frases son todo un fenómeno en las redes sociales.

A los 56 años, un cáncer de ovario le quitó la vida un 9 de diciembre de 1977, justo un día antes del que hubiese sido su 57 cumpleaños.

UNA CELEBRACIÓN DIEZMADA POR LA PANDEMIA

En un año en el que se esperaba que Brasil fuese a conmemorar por todo lo alto el centenario de nacimiento de Clarice Lispector, la pandemia del coronavirus llegó y, salvo algunos homenajes, muchas conferencias, exposiciones, documentales y obras de teatro tuvieron que cancelar o ser aplazadas hasta el 2021.

Este jueves fue abierto el site www.claricelispector.ims.com.br, un portal bilingüe sobre la escritora que reúne miles de piezas, entre fotos, cartas, libros, cuentos, frases, textos críticos y entrevistas en diversos formatos, creado por el Instituto Moreira Salles (IMS), que tiene la custodia de buena parte del acervo de la autora.

Los manuscritos de "Cerca del corazón salvaje" y "Un soplo de vida", la última novela de la escritora, publicada un año después de su muerte el 9 de diciembre de 1977 pueden encontrarse en la página.

También cientos de fotografías que evidencian su seductora belleza, para muchos semejante a la de Sofía Loren, y una sección con todos sus libros, así como cuadernos poco conocidos o inéditos y decenas de cartas enviadas a lo largo de su vida.

Otra iniciativa surgió de la editora Rocco que, bajo el proyecto "Voces de Clarice", reeditó la colección de la escritora con detalles de las pinturas de Lispector en las carátulas de los libros, que se pueden encontrar impresos, en digital y en audio.

María Angélica Troncoso

Etiquetas
Publicado el
10 de diciembre de 2020 - 15:16 h

Descubre nuestras apps

stats