eldiario.es

Menú

Baile de cifras en el PSPV sobre el congreso de 2008 que montó la investigada Crespo Gomar

Los socialistas valencianos difieren en sus versiones sobre los servicios abonados por el cónclave de 2008 a la empresa implicada en la presunta financiación irregular de su partido

En un principio se habló de un pago de hasta 90.000 euros y posteriormente de 180.000, mientras el auto judicial concluye que en 2008 se abonaron a Crespo Gomar 325.094 euros

- PUBLICIDAD -
Alfred Boix, secretario de organización de la gestora del PSPV entre 2007 y 2008.

Alfred Boix, secretario de organización de la gestora del PSPV entre 2007 y 2008. EFE

2008 fue un buen año para Crespo Gomar. La empresa, una agencia de publicidad con sede en Gandía, cuyo presidente era hijo del teniente alcalde de este ayuntamiento, el socialista Antoni Gomar, vio cómo sus cuentas engordaron ese año con ayuda de un proceso interno del PSPV y varios ministerios. La agencia colaboró con los socialistas valencianos en varios congresos en 2007 y 2008 y hoy, ya liquidada, se encuentra en el foco de una investigación, judicial y política, sobre las cuentas de este partido.

Los dirigentes del PSPV llevan varias semanas, desde que se publicara que un juzgado los investigó durante un año, defendiendo que desconocen los presuntos hechos irregulares que se les imputan. Este viernes se ha hecho público el auto que decreta el archivo de la causa en lo que se refiere al partido judicial en Valencia y, como han admitido en rueda de prensa, se encuentran más tranquilos.

Durante las semanas de histeria colectiva, los dirigentes a quienes salpican las noticias han dado con cuentagotas información sobre los actos en el punto de mira. Datos que han ido variando según quién y cuándo se contaran.

La responsable de Justicia del PSPV, integrante de la comisión interna que investiga el caso, explicó el viernes que habían encontrado varias facturas de Crespo Gomar en 2007 y 2008 que en total sumaban cerca de 400.000 euros. Ana Barceló dijo "recordar de memoria" dos facturas de Crespo Gomar entre febrero y abril de 2007 por valor de unos 70.000 euros y otras de 2008 por valor de 300.000 euros.

Barceló se refirió a estos datos el mismo día que se hizo público el auto de la jueza Nieves Molina, responsable de la investigación archivada en enero de este año, en el que la titular del juzgado muestra las mismas facturas. El documento fue publicado por la Cadena Ser en su primer boletín informativo de la mañana, sobre las 7. A las 11, los socialistas convocaban una rueda de prensa para dar explicaciones en la que se justificaban con los mismos datos que aporta el auto. 

En esta última rueda de prensa, los socialistas no aclararon los conceptos o servicios por los que pagaron esta cuantía y los datos no cuadran con los que aportaron al diario Levante-EMV, al que el organizador del congreso, el exsecretario de Organización Alfred Boix, citó un coste de 180.000 euros por el diseño de la marca y el plan de medios en este congreso. Antes, fuentes del partido habían asegurado que la factura con Crespo Gomar del congreso no superaba los 90.000 euros.

No deja de resultar curioso pagar esta cuantía por el diseño de un logo y un plan de medios para un acto en clave interna del partido y que duró dos días. El 3 de abril, después de una reunión a última hora de la tarde para decidir crear una comisión interna, el portavoz socialista Manolo Mata insistió en la misma cifra. "Hemos averiguado  que el congreso de 2008 costó 180.000 euros, y no 900.000 ni un millón, como ha dicho alguien interesadamente", dijo Mata, asumiendo la cifra que antes había dado el diputado de La Safor. Mata asumió la parte por el todo, ya que en la cifra de Boix solo se incluía la imagen corporativa y el plan de medios, no el coste global del congreso, que implicaría, entre otros gastos, el alquiler del edificio, por ejemplo. Fuentes socialistas matizan que en la cifra de su síndic no se incluye el alquiler del edificio.

El PSPV no ha explicado todavía en base a qué conceptos pagó las facturas a Crespo Gomar y a qué se deben los 220.000 euros de diferencia entre las versiones. En la tarde de este viernes, fuentes socialistas han defendido que no hay "incoherencia alguna" entre las diferentes cifras que han dado y han emplazado a obtener más datos en la investigación interna que todavía hoy continúa.

Los datos de los que dispone este diario por otras fuentes indican que los actos celebrados en Palacio de Congresos costaron cerca de 800.000 y que la empresa Crespo Gomar se llevó buena parte del pastel. El cónclave se desarrolló bajo el mando de la gestora que presidía Joan Lerma, con Leire Pajín como número dos y Alfred Boix, entonces concejal en Gandia y secretario de organización de la gestora, tuvo un papel activo. El diputado, hoy en el círculo de máxima confianza de Ximo Puig, fue el organizador del evento con el que la citada empresa aumentó su facturación considerablemente. 

La gestora se organizó desde Ferraz, en un intento de la dirección nacional por pilotar el proceso de transición tras la dimisión de Joan Ignasi Pla, hasta entonces secretario general, que se quedó sin apoyos en el partido al publicarse que una constructora le había regalado la reforma de su cocina. El congreso de 2008 enfrentó a Jorge Alarte con el actual jefe del Consell y del partido, Ximo Puig. Un año antes, en octubre de 2007, pocos días después de la marcha de Pla, los socialistas organizaron otro acto en el Palacio de Congresos en el que la entonces vicepresidenta del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, anunció que encabezaría la lista por Valencia para las elecciones de 2008. 

Alarte ganó por apenas 20 votos en un episodio tenso hasta el final, sin tendencias claras en cuanto a los apoyos, en un cónclave que se calificó como el de la fractura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha