eldiario.es

9

DESALAMBRE

FOTOS | Un éxodo en busca de agua en Somalilandia

Como hace tres años, al llegar marzo, las comunidades dedicadas al pastoreo de esta región autoproclamada independiente de Somalia alzan la mirada al cielo buscando la lluvia, pero solo reciben una ráfaga de viento polvoriento que lo seca todo

La población, mayoritariamente nómada, perdió su ganado y con ello, sus medios de vida: ya no se migra persiguiendo la temporada de lluvias, hoy se huye de la sequía, un fenómeno cada vez más agravado en todo el mundo por el cambio climático

Las consecuencias de la sequía de 2016 que afectó a todo el Cuerno de África son implacables: en Somalilandia y Somalia, unas 4,9 millones de personas padecen inseguridad alimentaria y hay 2,6 millones de desplazados, según Oxfam Intermón

Ambaro Ali poseía 50 cabras que eran su medio de vida. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Ambaro Ali poseía 50 cabras que eran su medio de vida. La compra y venta de sus animales le permitía acceder a comida, ropa y medicamentos. La sequía de los últimos 3 años fue matando poco a poco a todos sus animales. Hoy vive en el campo de personas desplazadas de Karasharka, donde miles de personas que lo han perdido todo han buscado refugio en una situación de alto riesgo y vulnerabilidad. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Miles de personas llegaron al campo de personas desplazadas de Dar Agg después de haber perdido todos sus animales y peregrinar por el desierto hasta encontrar este valle que cuenta con una escasa fuente de agua. Foto: Pablo Tosco / Intermón Oxfam

Miles de personas llegaron al campo de personas desplazadas de Dar Agg después de haber perdido todos sus animales y peregrinar por el desierto hasta encontrar este valle que cuenta con una escasa fuente de agua. Foto: Pablo Tosco / Intermón Oxfam

Asia Abdelaiz es promotora de salud en la comunidad de Docoloha. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Asia Abdelaiz es promotora de salud en la comunidad de Docoloha. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Alí recarga un bidón de agua colocado al lado de las letrinas utilizado para el lavado de manos. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Alí recarga un bidón de agua colocado al lado de las letrinas utilizado para el lavado de manos. Oxfam Intermón ha construido letrinas y puntos de lavado de manos para reducir el riesgo de enfermedades por la falta de acceso a agua e higiene en este contexto de extrema escasez. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Un grupo de jóvenes recoge agua de un pozo en la comunidad de Docoloha. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Un grupo de jóvenes recoge agua de un pozo en la comunidad de Docoloha. Esta comunidad ha tenido que compartir este recurso con las personas y animales que desesperadamente están huyendo de la sequía. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Un grupo de mujeres desplazadas por la sequía cargan bidones para ser rellenados de agua. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Un grupo de mujeres desplazadas por la sequía cargan bidones para ser rellenados de agua.  Este grupo de mujeres han abandonado sus comunidades y buscado refugio en la Comunidad de Eilmidgan donde hay agua pero no abunda. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Zahara Chaama perdió sus 45 cabras, lo único que tenia para alimentar a su familia, cuando las lluvias desaparecieron, los pastos no crecieron y las fuentes de agua se secaron. Junto a su familia y comunidad, durante meses atravesó el desierto buscando un lugar con agua para refugiarse. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Zahara Chaama perdió sus 45 cabras, lo único que tenia para alimentar a su familia, cuando las lluvias desaparecieron, los pastos no crecieron y las fuentes de agua se secaron. Junto a su familia y comunidad, durante meses atravesó el desierto buscando un lugar con agua para refugiarse. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Aisha Mahamat es una de las promotoras de salud comunitaria de Docoloha. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Aisha Mahamat es una de las promotoras de salud comunitaria de Docoloha. Junto a otras mujeres desarrollar sesiones de formación en higiene comunitaria, gestión de agua y residuos para hacer frente a la sequía.  Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Magamat es el responsable de la unidad de desalinización de la comunidad de Eilmidgan. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Magamat es el responsable de la unidad de desalinización de la comunidad de Eilmidgan. Foto: Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha