eldiario.es

9
  • Los rescatados por el Open Arms ya han terminado de desembarcar en el puerto de Barcelona

    Tras el reconocimiento médico de los equipos de Sanidad Exterior, los rescatados por el Open Arms han comenzado a descender. Abajo les han esperado los miembros de Cruz Roja, que les están proporcionando una primera asistencia en puerto. 

    El primero en bajar ha sido el pequeño Khingsley, de nueve años, al que le ha seguido su familia. El menor se ha emocionado al despedirse de la tripulación. A continuación, han salido las mujeres, los menores no acompañados y los hombres solos. Mientras, a bordo, continuaban los abrazos de despedida con el equipo de la ONG.

    Los médicos de Sanidad Exterior, dependiente del Ministerio de Sanidad, han ido avisando desde el barco a quienes esperan en el otro lado de la nacionalidad de cada una de las personas que han ido desembarcando y del idioma que hablan. Entre ellas están Elvis, de Burkina Faso, y Hussein, el "abuelo" de todos los rescatados. Sus compañeros que aún permanecían a bordo y la tripulación le han aplaudido al bajar. El hombre solo piensa en volver a ver a sus hijos, que viven en Alemania.

    Mustafa, "el traductor" del Open Arms, ha sido otro de los rescatados que ha recibido una ovación a su llegada al puerto de Barcelona. El egipcio se ha ganado a toda la tripulación, que ha roto en aplausos para despedirse de él. A medida que nos aproximábamos a Barcelona, Mustafa confesaba emocionado no creerse aún que todo el sufrimiento de Libia haya terminado.

    Sobre las 14:08 horas, bajaba el último de los hombres a bordo del barco. Ya están todos, por fin, en tierra firme después de cuatro días en el mar. 

    Khingsley bajando del Open Arms

    Khingsley bajando del Open Arms

Sigue el resto del minuto a minuto

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha