eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La afiliación sindical de los trabajadores indefinidos dobla la de los temporales

Tener un contrato estable es uno de los factores que más condiciona la afiliación a un sindicato, según un estudio de la Fundación Alternativas

La pertenencia a una central está condicionada por el sector en el que se trabaja: es elevada en transporte o industria, y menor en la agricultura o la hostelería

CC.OO. celebra hoy un acto para conmemorar el 25 aniversario de la huelga general del 14-D

La afiliación de los trabajadores indefinidos dobla la de los temporales. EUROPA PRESS

La estabilidad en el empleo no solo condiciona el sueldo, la formación o las condiciones laborales. Tener un contrato indefinido aumenta la posibilidad de estar afiliado a un sindicato: el 21,2% de los indefinidos pertenece a alguna central frente al 11,7% de los temporales. La afiliación de las personas con contrato estable casi dobla de la aquellas que tienen un contrato eventual, según un estudio de la Fundación Alternativas. El informe añade que el sexo, la edad, la rama de actividad o la nacionalidad influyen en que una persona se afilie o no a un sindicato.

El estudio constata que la afiliación es muy desigual entre sectores productivos y grupos laborales. Los datos muestran que los sindicatos mantienen su fuerza en la industria, los transportes, los servicios financieros y el sector público, con tasas de afiliación superiores al 20% e incluso cercanas al 30%. En el empleo público, la tasa de afiliación es del 28%. 

Por el contrario, las centrales flaquean en la agricultura (un 8,1% de afiliación), y en la hostelería y el comercio (10,9%. Precisamente son estos sectores donde más empleo se está creando y donde se concentra una gran bolsa de fraude y precariedad laboral. Los puestos de trabajo de estas ramas suelen ser temporales y, como menciona el estudio, este factor condiciona fuertemente la afiliación.

También influye el tipo de jornada: la adhesión sindical es mayor entre las personas que trabajan a tiempo completo (con una tasa del 19,5%) que entre las que lo hacen a tiempo parcial (del 14,9%).

"Encontramos amplios colectivos de trabajadores y sectores laborales en los que existe escasa tradición sindical, bien porque los sindicatos no han sido capaces de movilizar a estos trabajadores, bien porque las condiciones objetivas no son nada favorables para ello", concluye el informe.

Pocos extranjeros se afilian

La afiliación es muy desigual según la nacionalidad: del 20,3% entre la población española y de solo el 6,6% entre la extranjera. También hay brecha, aunque más pequeña, en función del sexo: la tasa de afiliación de las mujeres es del 16,8% mientras que la de los hombres llega al 20,6%.

La edad también marca la diferencia. La tasa de adhesión más elevada la tienen las personas que superan los 45 años (del 25,1%). Por contra, entre los jóvenes menores de 25 años apenas llega al 7,1%.

El tamaño de la empresa también influye: conforme aumenta el número de personas empleadas sube la tendencia a tener representación sindical. 

Motivación instrumental, no ideológica

¿Por qué un trabajador decide afiliarse a un sindicato? Los autores apuntan a una combinación de motivos ideológicos e instrumentales. Sin embargo, señalan, el contexto actual de "hegemonía neoliberal" y el "clima de desmovilización" hace que hoy en día se impongan los intereses instrumentales –qué me aporta pertenecer a un sindicato, en qué me puede ayudar– frente a las razones ideológicas. Este tipo de motivación hace que prevalezca "una afiliación difícil de movilizar y de implicar en la vida interna de los sindicatos".

Desde los años noventa, la afiliación a sindicatos creció de forma constante hasta que en 2010 la crisis hizo mella. Si en 1990 había 1.561.200 personas con carné sindical, esa cifra llegó hasta las 3.206.000 en 2007. Tres años después, sin embargo, las centrales había perdido un 9,7% de su pertenencia y contaban con 2.894.200 afiliados. En 2012, la última cifra que arroja el informe, había bajado hasta 2.576.600. 

La mayor pérdida de afiliación se concentra entre 2007 y 2012. En ese periodo, la población asalariada bajó en dos millones de personas a causa de la fuerte destrucción de empleo. La tasa de afiliación se mantuvo en el 17,5% en el 2012, por encima del 17% que se registraba en 2005 pero por debajo de la que existía en 2007, con un 19,1%. 

No obstante, el estudio de la Fundación Alternativas señala que los sindicatos son las organizaciones de la sociedad civil con mayor número de miembros.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha