eldiario.es

9

La aplicación de los taxistas plantea funcionar como Uber: subir y bajar precios en función de la demanda

La aplicación de intermediación Free Now (anterior My taxi) propone flexibilizar las tarifas, permitir el uso compartido del taxi, aumentar el número de licencias y eliminar las limitaciones geográficas para "mejorar la competitividad"

La flexibilización de precios sería parcial: aplicación de unos precios máximos y mínimos en la pre-contratación en función de la demanda, y mantener el sistema actual de tarifas en la contratación en parada o a mano alzada 

Un taxi que colabora con Free Now por las calles de Madrid

Un taxi que colabora con Free Now por las calles de Madrid Free Now

La plataforma de intermediación Free Now (anterior My Taxi), y propiedad de BMW y Daimler, ha elaborado junto a la consultora PwC un estudio denominado "Perspectivas del futuro de la movilidad urbana en España" en el que plantea cinco medidas regulatorias para mejorar "la competitividad y sostenibilidad del sistema de movilidad". La investigación, centrada en Madrid y Barcelona, donde se concentran el 37 % de las licencias de taxis del país, concluye que la aplicación de las nuevas medidas generaría un impacto económico para la sociedad de 214 millones de euros. 

"Las principales medidas y más fáciles de aplicar son la revisión de las restricciones cuantitativas al número de licencias y la flexibilización parcial de los precios", ha comentado el director general de Free Now, Jaime Rodríguez Santiago, en la presentación ante los medios de comunicación. Ambas supondrían un ahorro de 133,4 millones de euros a los usuarios, en base a las estimaciones del estudio. 

La flexibilización del precio se ciñe a la pre-contratación."El sistema de precios actual podría considerarse válido para la contratación a pie de calle y en parada, aunque no así para el segmento de precontratación", reza el estudio. "A través de la tecnología podemos tomar una decisión con más información", comenta el responsable del estudio y socio de PwC Jordi Esteve. La propuesta se basa en aplicar un sistema dinámico basado en una horquilla de precios máximos y mínimos. "Esto permitiría mejorar el bienestar de los usuarios y preservar la rentabilidad de los profesionales del taxi", explican desde Free Now. 

Las tarifas de la horquilla se fijarían en base a la tecnología de las aplicaciones, "estableciendo unos precios inteligentes y dinámicos, rebajando precios en función de la demanda", señala el estudio. "Podríamos dirigir los taxis a zonas donde hay menos demanda y los acercaríamos al sector de la población que les puede parecer un precio excesivo", declara Esteve. Al ligar los precios máximos y mínimos a la demanda, estas tarifas también subirían si aumenta el número de peticiones. Es un sistema parecido al usado por Uber o Cabify, el cual varía el precio del trayecto en función del número de usuarios que están solicitando el servicio en la misma zona o para el mismo trayecto. 

Un taxi que colabora con Free Now por las calles de Barcelona

Un taxi que colabora con Free Now por las calles de Barcelona Free Now

Aumento de licencias y taxi compartido

Desde Free Now consideran que el aumento de la demanda de movilidad no ha ido ligado al aumento de licencias de taxi y plantean liberalizar su concesión ya que las actuales restricciones se han quedado "obsoletas". Esto choca con las reivindicaciones del sector de taxi que ha rechazado en varias ocasiones que se concedan nuevas licencias. El motivo es que los taxistas que se endeudaron para adquirir una licencia verían como el valor de la misma disminuye. El director general de Free Now considera que, para evitar que "se quede gente atrás", se podrían plantear "mecanismos como fondos de compensación" dotados con fondos públicos. "Este es un asunto social que no se puede obviar", ha defendido Rodríguez de Santiago.

En cuanto al resto de medidas, la promoción del taxi compartido generaría ahorros para los usuarios por valor de 70,7 millones de euros. Mientras que la eliminación de las limitaciones geográficas tendría un impacto de 5,4 millones de euros al permitir reducir los "trayectos vacíos". Por último, el impacto de la flexibilización de jornadas y turnos de trabajo ascendería a 4,5 millones de euros. Además del impacto económico, esta nueva regulación del sector del taxi también repercutiría positivamente en el medio ambiente, ya que supondría un ahorro de emisiones de 33.052 toneladas de CO2 y 47 toneladas de NOx. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha