La troika se apunta al España va bien y dice que el banco malo ha dado un empujón a "la liquidez" del sistema

La marcha ha estado marcada por las críticas a la troika y sus políticas

La misión de la troika en España ha finalizado con lo que parece ser una alta satisfacción por parte de los hombres de negro de cómo van las cosas en España. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha emitido una nota preliminar sobre las conclusiones sobre la reforma financiera en marcha en España y que, en su opinión, va por buen camino. Con todo, los burócratas de Washington creen que para acompañar el proceso de reformas recetado por la troika es necesario que se acompañe por otras medidas a nivel europeo, como la unión bancaria o una política monetaria expansiva, ante los riesgos "elevados" que aún persisten en el sistema

Una marea ciudadana rechaza en las calles las recetas de la troika

Una marea ciudadana rechaza en las calles las recetas de la troika

La visita a España ha coincidido con las movilizaciones multitudinarias por toda Europa contra la troika promovidas desde Portugal.

En su breve nota –más adelante publicará un informe más extenso–, el FMI asegura que el paquete de reformas recetado a España va "por buen camino", habiendo tocado muchos palos de las recomendaciones recogidas en el Memorando de Entendimiento (MOU). "De forma remarcable", dicen los funcionarios del organismo, España se ha aplicado en las acciones orientadas a la recapitalización de la banca y a la transferencia de activos financieros al banco malo, lo que, aseguran, "ha facilitado un importante impulso para mejorar la liquidez y la solvencia del sistema". Estas palabras del FMI chocan con la sensibilidad en el sector que es de estrangulamiento en el crédito y estancamiento de la economía financiera.

Sin embargo, en su escueto diagnóstico, el FMI reconoce que los riesgos en la economía y en el sector financiero siguen elevados al continuar España en "un difícil proceso de corrección de los desquilibrios económicos" previos a la crisis. Estos desequilibrios son, en gran medida, el alto endeudamiento de las empresas privadas y la alta dependencia de la financiación exterior. Su corrección, en la práctica, pasa por la quiebra de empresas por falta de financiación. También España está adelgazando el abultado peso del sector inmobiliario, lo que ha provocado una masiva expulsión de puestos de trabajo.

El organismo pide acciones tanto a nivel de la zona del euro como en España para "mitigar los riesgos y acelerar el regreso del crecimiento". Estas iniciativas europeas implican la implementación de la unión bancaria y la permanencia de una política monetaria "acomodativa", esto es, con los tipos de interés bajos y los estímulos económicos adecuados desde el Banco Central Europeo.

Según el FMI, para el Gobierno español la prioridad debería ser continuar con un seguimiento "proactivo" de la salud del sector financiero, acompañada por una "fuerte supervisión". Los hombres del maletín piden hacer una suerte de encaje de bolillos con esta recomendación, ya que piden que, a la vez que se vigilan las provisiones y la capitalización de los bancos, se garantice que las medidas no drenen más crédito a la economía. Precisamente, la banca asegura que una de las razones por las que concede cada vez menos crédito es porque tiene que dedicar mucha liquidez a colchones (las provisiones financieras) que se le exigen para garantizar que tiene los recursos suficientes para enfrentarse a nuevos impagos de créditos.

La misión pide además completar otras reformas iniciadas bajo el programa para mantener la estabilidad financiera. Esto incluye que las cajas de ahorro tradicionales desinviertan o se diversifiquen de sus participaciones mayoritarias en la banca comercial. También aplaude la decisión del Banco de España de hacer aún más exigente la clasificación de qué son y no son activos de riesgo en los balances de los bancos.

El FMI ha aprovechado la visita para escribir el conocido como "Artículo IV", un informe detallado de la situación de cada país miembro en el organismo internacional en el que se hacen numerosas recomendaciones para mejorar la actividad económica. Esto va a provocar una inminente avalancha de informes con recetas para España, ya que las conclusiones completas con la troika (es decir, también con las opiniones de la Comisión Europea) se publicarán a principios de julio y poco después se dará a conocer el informe completo del FMI.

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2013 - 16:03 h

Descubre nuestras apps

stats