Una marea ciudadana rechaza en las calles las recetas de la troika

Miles de personas han recorrido los paseos del Prado y Recoletos de Madrid / Olmo Calvo

[if gte mso 9]>

IU y Syriza se unen contra las medidas de la CE y avisan de que el estado de Europa no puede tratarse con "aspirinas"

Bajo el lema "Pueblos unidos contra la troika", casi un centenar de manifestaciones han recorrido este sábado otras tantas ciudades europeas contra las políticas de ajuste impuestas por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

La marcha de Madrid, marcada por un ambiente festivo, ha comenzado pasadas las 18:30 horas en la Plaza de Neptuno de Madrid. Miles de personas se han dirigido a la sede de la Comisión Europea en España para protestar contra unas medidas que, según denuncian, "profundizan la crisis y la pobreza en el conjunto de la sociedad".

“Sus dictámenes se están viendo reflejados en más recortes, más paro y menos servicios públicos”, critica Nuria, profesora de inglés. “En una situación donde nos gobiernan personas a las que nadie ha votado de forma democrática, no sé que nos queda. Solo se me ocurre recurrir a la desobediencia civil, dejar de pagar los impuestos”, sugiere ante su descontento con las políticas de austeridad.

Algunos manifestantes se preguntan el porqué del poder de la troika, de la que hablan con desconfianza. “¿Pero qué es la troika? Esa es la pregunta. Sabemos que imponen sus políticas y nos están llevando a la ruina, pero pocos entienden cómo se consiente esto” se cuestiona Rafael Concejo. Es maestro, aunque no ejerce. “Cada vez bajan más las plazas públicas y por principios me niego a trabajar en la privada", relata. "Las consecuencias de esos ajustes son los que comprendo".

Los gritos de "vuestra deuda no la pagamos" o "de norte a sur de este a oeste el pueblo unido cueste lo que cueste" han marcado el paso de los manifestantes por algunos de los centos del poder financiero español como el Banco de España o la Bolsa de Madrid. En ese punto, un grupo de participantes de la protesta ha llevado a cabo una performance en la que ha escenificado el control de los ciudadanos por parte de los mercados.

Para asegurar la inexistencia de incidentes durante la marcha, profesionales pertenecientes al movimiento “Bomberos quemados“ han controlado el recorrido de principio a fin. Objetivo logrado, la manifestación ha transcurrido de forma totalmente pacífica.

El único momento de tensión se ha vivido cuando un reducido grupo de manifestantes se han desviado hacia la calle Génova, donde una decena de furgones de la policía cortaban el acceso a la sede del Partido Popular. Después de entonar varios lemas contra el Gobierno y la policía, estas personas han recuperado el trayecto original. “Estamos contentos en cuanto al desarrollo de la marcha, aunque nos ha decepcionado un poco la asistencia, pensábamos que seríamos más”, reconoce uno de los bomberos.

En la marcha de Madrid ha participado Joao Carneiro, representante del movimiento portugués Que se lixe a troika, que ha impulsado esta "marea europea". En declaraciones a eldiario.es desde la cabecera de la manifestación, Carneiro ha explicado que "diferentes representantes hemos querido estar presentes en las manifestaciones de Madrid, Frankfurt o París para fomentar el intercambio y generar una mayor resistencia".

"El objetivo es el mismo: decimos 'no' a la troika. Estamos viendo cómo los ajustes impuestos por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea los estamos sufriendo todos", ha señalado.

Se trata de la segunda movilización a nivel español y europeo que convoca la plataforma 'Marea Ciudadana', constituida a finales del pasado año para luchar "contra los recortes y por una verdadera democracia" y que aúna, entre otros colectivos, a las mareas contra la privatización de servicios públicos, a asambleas del 15-M y a partidos como Izquierda Anticapitalista, Equo o Izquierda Unida, cuya delegación en la marcha está encabezada por su coordinador federal, Cayo Lara.

Una vez alcanzado el final del recorrido, los alrededores de la sede de la Comisión Europea en Madrid, se han leído os diferentes manifiestos y mensajes de diferentes movimientos europeos. La intervención del representante de “Que se lixe a troika” (Que se joda la troika en español) concluyó con la emotiva entonación de “Grandola Vila Morena”, la canción que despertó la Revolución de los Claveles portuguesa.

Ambiente festivo y reivindicativo en las marchas

Bajo el lema "No pagamos su deuda" y tras una traca, miles de Barceloneses han partido a las 19:15 desde la plaza de la Universitat hasta la sede de la delegación de la Unión Europea en el paseo de Gràcia. En su manifiesto, los convocantes de la marcha, la plataforma Juntes Podem, han denunciado que la crisis no es responsabilidad de los ciudadanos y que "lo que se ha hundido es un modelo económico parasitario, depredador e insostenible".

Zaragoza o Las Palmas han sido algunas de las primeras ciudades en sumarse a la protesta en nuestro país. En la capital aragonesa, los manifestantes han recorrido desde las 11:00 horas la distancia que separa la sede del Banco de España con la Plaza del Pilar.

Los más de un millar de asistentes a la marcha han reclamado la dimisión del delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, por prohibir inicialmente el paso de la protesta por la calle Alfonso alegando que una consejera del Gobierno de Aragón tiene allí su domicilio. La organización convocante, Movimiento Hacia un Estado Laico, ha hecho entrega en la delegación del Gobierno de un escrito contra la criminalización de las protestas.

En Andalucía, seis ciudades han marchado contra la troika en unas manifestaciones que han sumado cientos de adhesiones. La más multitudinaria, la de Sevilla, ha sumado las dos convocatorias previas de la Marea Ciudadana y el Bloque Crítico en una única marcha que ha recorrido la distancia entre la Puerta de Jerez y Las Setas de la plaza de la Encarnación.

También se han celebrado manifestaciones a lo largo del día en Córdoba, Almería, Málaga, Granada y Jerez. Diferentes colectivos y plataformas, como el 15M o la Marea Verde; además de partidos, como Equo y organizaciones sindicales, han participado en las diferentes convocatorias andaluzas.

En Santiago de Compostela, a las 18.00 horas se han concentrado decenas de personas en la Praza Roxa bajo el lema 'Nin reforma laboral, nin ataques ás pensión. Povos unidos contra a Troika'. Entre los asistentes, el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, que ha denunciado que las políticas del FMI, el BCE y la Comisión "están destrozando la economía de toda Europa". Las protestas de Ourense y Coruña han tenido lugar a las 19:00 horas.

Antes, por la mañana, salían a la calle entidades y ciudadanos de Lugo y Vigo. Allí se ha leído un manifiesto en el que se ha llamado a la movilización para hacer frente a "un sistema que persigue la limitación de los derechos de la ciudadanía y la restricción de libertades", de forma que se ha apostado por la búsqueda de alternativas éticas, en donde la mayoría no pague "los excesos y malas prácticas de un élite económica".

En Valencia, la protesta ha contado con más de un centenar de asistentes y la participación de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y el 15M. La concentración, realizada frente a la delegación del Banco de España, en la calle de las Barcas, ha transcurrido en un ambiente festivo y los asistentes han coreado consignas como "lo llaman democracia y no lo es" mientras sujetaban pancartas en las que podían leerse mensajes contra la banca, como "no al terrorismo bancario".

Marea europea contra los recortes

Lisboa, cuna del movimiento Que se lixe a troika - que se joda la troika -, que ha sido el impulsor de la 'marea europea', ha sido el escenario de una de las marchas más multitudinarias de la jornada de protesta contra el FMI, el BCE y la Comisión Europea. Miles de personas han vuelto a echarse a la calle en la capital portuguesa en una concentración que, aunque ha contado con menos participación que las dos grandes marchas anteriores, ha estado marcada por el ambiente festivo y los llamamientos a la dimisión del Gobierno encabezado por Pedro Passos Coelho.

Los organizadores han destacado a los medios de comunicación la importancia de que la protesta de este sábado haya tenido un carácter internacional. De esta forma, han explicado, que queda demostrado el descontento de los pueblos europeos con las políticas de recortes aplicadas por todo el continente.

En Frankfurt este 1 de junio ha puesto punto final a las tres jornadas consecutivas de protestas anticapitalistas bajo el lema de 'blockupy'. Más de 20.000 personas han respondido a la llamada de los colectivos convocantes a paralizar la capital financiera alemana. La jornada ha estado marcada por la ausencia de incidentes reseñables hasta que la Policía ha cercado a cerca de un centenar de manifestantes, la mayoría integrantes del denominado 'bloque negro'.

La creciente tensión entre este grupo y los agentes destacados en la protesta, que mantenían aislado al grupo y no le permitían seguir la marcha, ha acabado degenerando en choques violentos en los que los manifestantes han lanzado a la policía bombas de pintura y bengalas, y ésta ha respondido con cargas y bombas de humo. Sin embargo, el grueso de la manifestación se ha desarrollado con normalidad y tras el discurso final se ha disuelto de manera pacífica.

En Bruselas, varias decenas de personas se han concentrado a la una de la tarde ante la sede de la Comisión en el marco de las protestas contra la troika, de la que también es integrante el organismo presidido por José Manuel Durao Barroso.

En Londres, la protesta ha recorrido la distancia entre la sede del Tesoro y la de la Comisión Europea en el Reino Unido. Uno de los colectivos organizadores ha sido la Asamblea del 15M de Londres, que esta noche ha convocado una nueva acampada frente a la embajada española en la ciudad.

Visita a España

Aunque la convocatoria parte de Portugal y se ha extendido por toda Europa, España es el epicentro de la troika el día de la marcha ya que, precisamente, los hombres de negro están visitando en estos momentos España para hacer un informe sobre el rescate a la banca y los avances en las reformas recetadas por los organismos internacionales.

La misión de la troika llegó a España el 21 de mayo y será este mismo lunes, 3 de junio, cuando publiquen un informe preliminar con las conclusiones de su visita. El foco de la visita estará en la reforma bancaria pero también han hecho un estrecho seguimiento a la implementación de la reforma laboral o los avances en materia de pensiones.

Además, el FMI, emitirá también el próximo 18 de junio un amplio informe sobre el estado de la economía española. Este informe es parte de las obligaciones anuales que tienen contraídas por los estados miembro con el FMI, independientemente de los programas pactados con la troika. Para este tipo de informes, los burócratas de Washington se entrevistan con altas personalidades de la política, la patronal y los sindicatos.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2013 - 14:10 h

Descubre nuestras apps

stats