Cancelaciones inesperadas, mostradores que se pasan la pelota y desorganización: los pasajeros de Ryanair denuncian el caos por la huelga

Colas de pasajeros en las oficinas de Ryanair reclamando por sus vuelos cancelados.

La zona de facturación de Ryanair parece la de un día normal. La huelga de tripulantes de cabina no ha variado en apariencia el transcurso de lo que parece una jornada más. Pero las colas son mucho más cortas que otros días, y el descontento se nota en los que esperan en los mostradores de Atención al cliente. Algunos de los pasajeros se han encontrado con que su vuelo ha sido cancelado esta misma mañana, mientras que otros temen perder su vuelo por la espera en las gestiones que no les solucionan en un mostrador y que les aseguran tienen que hacer en la fila de enfrente.

Arranca la huelga en Ryanair tras el fracaso de las negociaciones de última hora entre los tripulantes de cabina y la empresa

Arranca la huelga en Ryanair tras el fracaso de las negociaciones de última hora entre los tripulantes de cabina y la empresa

Otilio viajaba este miércoles a Pisa y recibió un SMS con la cancelación cuando estaba en el parking del aeropuerto. “Cuando llegamos no estaba cancelado en las pantallas. Hemos pasado el control y todo, y al llegar a la puerta de embarque, cancelado”. Él iba junto a unos compañeros por trabajo a la ciudad italiana, y ahora espera para hacer una reclamación en los mostradores de atención al cliente.

El caso de Martín es distinto, aunque también está afectado por la huelga. “Voy a Bruselas. Hace una semana me avisaron de que lo cancelaban, pero ya no me daba tiempo a rehacer mis planes. Tuve que sacar otro vuelo en otra compañía que me ha costado 100 euros más”. Este joven espera que Ryanair le indemnice por lo ocurrido, y por eso hace cola en sus mostradores. “Al menos, por las molestias”, señala.

Sobre las 13.10, los trabajadores se han concentrado en las puertas de la terminal 1 para insistir en sus reclamaciones y pedir la dimisión de los altos cargos de Ryanair. “Los 40.000 los ganan en Dublin” o “No quiero dinero, quiero mis derechos” han sido algunas de las consignas gritadas por los concentrados, que portaban camisetas con el mensaje “Derechos en Ryanair”.

El caos también afecta a pasajeros cuyos vuelos tienen previsto despegar. Es lo que denuncia un grupo de jóvenes peruanos, que lamenta que en facturación les han mandado a Atención al cliente para lograr el sello que les permita moverse por la zona Schengen. “Normalmente te lo hacen al facturar la maleta, y ahora nos mandan a hacer otra cola cuando el vuelo sale en una hora. Es una vergüenza”, señala uno de ellos, cuyo destino es Londres.

A los anteriores, se suman pasajeros que no descargaron las tarjetas de embarque y que han sido obligados por la empresa a pagarlas para volar.

Es lo que le ha ocurrido a una pareja de sevillanos, que lamentan tener que pagar 55 euros para poder subir al avión. La huelga ha provocado que les hayan avisado muy tarde, denuncian, y siguen en la cola a menos de una hora del despegue a Manchester, señala este afectado llamado Javier. “No entiendo que hagan estos paros en momentos tan álgidos. Me parece secuestrar a los pasajeros, que al final somos siempre los perjudicados”, dice Javier.

“En las instrucciones no ponía nada de que teníamos que descargarlas. Esperábamos cogerlas en facturación y nos han mandado aquí. Nos queda poco tiempo”, explica John, un estadounidense que viaja junto a su esposa y sus dos hijas y que volará por primera vez con Ryanair.

Estas son las compensaciones y el servicio a los que tienen derechos los pasajeros:

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats