La portada de mañana
Acceder
Un año de notificaciones de la Fiscalía complican la situación del rey emérito
El alma comunista del Gobierno se reivindica en las fiestas del PCE
OPINIÓN | En un país ordinario, por Antón Losada

Dimite el presidente ejecutivo de Telefónica, César Alierta

Alierta deja la presidencia de Telefónica que asumirá Alvarez-Pallete

Telefónica ha anunciado con un hecho relevante a la CNMV la dimisión de César Alierta, actual presidente ejecutivo de Telefónica. En su lugar, el consejo propondrá a José María Álvarez-Pallete, consejero delegado de la compañía. Alierta continuará en el consejo de administración y mantendrá el cargo de presidente ejecutivo de Fundación Telefónica.

Alierta estaba a punto de cumplir 16 años como presidente de la compañía. El zaragozano tiene casi 71 años y su dimisión ha sido una sorpresa, aunque se hará efectiva el próximo 8 de abril. Álvarez-Pallete lleva tres años como consejero delegado de la compañía. En 2015, Alierta se embolsó 8,691 millones de euros. Por su parte, Álvarez-Pallete ganó 6,645 millones de euros en el último ejercicio. En julio de 2014, el consejo de administración de Telefónica aprobó la sustitución del blindaje que tenía Alierta por una aportación extraordinaria y única de 35,5 millones de euros a su plan de pensiones. Esa cifra se suma a los 14,5 millones euros con los que estaba dotado dicho plan a 31 de diciembre de 2015, según el último informe de remuneraciones de los consejeros remitido por Telefónica a la CNMV.

Alierta formaba parte de la llamada 'gerontocracia del Ibex'. Los líderes de algunas de las principales cotizadas españolas superan los 70 años. Permanecen ahora Francisco González (BBVA), Juan Miguel Villar Mir (OHL), José Lladó (Técnicas Reunidas), José Folgado (REE), Salvador Gabarró (Gas Natural) e Isidre Fainé (CaixaBank).

Durante su gestión, la empresa ha sufrido importantes vaivenes bursátiles y ha sufrido un cambio casi irreconocible. Alierta llegó en la cresta de la ola de la burbuja de las puntocom y le tocó lidiar con la debacle de Terra y su posterior absorción. Con todo, desarrolló la expansión internacional de la compañía que construyó a golpe de compras de operadoras. Alemania, Brasil y Reino Unido fueron los mercados donde se hizo fuerte, con más o menos tino en sus adquisiciones. Estas compras le han llevado a tener el volumen de deuda más alto de sus competidoras europeas, algo que la ha penalizado en bolsa pero menos que al resto.

El relevo

José María Álvarez-Pallete nació en Madrid en 1963 y es licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Libre de Bruselas, “International Management Program” por IPADE y diploma de Estudios Avanzados por la Universidad Complutense de Madrid. En 2002 fue designado presidente de Telefónica Internacional y luego presidente de Telefónica Latinoamérica, cargo que ocupó hasta su nombramiento como presidente ejecutivo de Telefónica Europa en 2011, recuerda la compañía en una nota de prensa. Un año después accede al cargo de consejero delegado de Telefónica en la que había sido consejero desde 2006.

Alierta pilotó la privatización de Tabacalera Española y en 2000 fue nombrado presidente de Telefónica en sustitución de Juan Villalonga, íntimo del presidente José María Aznar. Se sentaba en el consejo de Telefónica desde 1996. Alierta preside desde su creación, en febrero de 2011, el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), una entidad constituida por 15 grandes empresas y el Instituto de Empresa Familiar que hace propuestas en favor de la competitividad, la recuperación económica y la confianza internacional en España, recuerda la compañía.

Telefónica es la principal operadora española y una de las más importantes de Europa. El mercado ha recibido la noticia con una subida del 1,3%, cuando antes de comunicarse la cotización caía ligeramente. La compañía tiene presencia en 21 países y cuenta con 125.000 empleados.

Etiquetas
Publicado el
29 de marzo de 2016 - 12:37 h

Descubre nuestras apps