La portada de mañana
Acceder
La nueva versión de Sánchez provoca fisuras con sus socios de coalición
150 días de guerra entre el Gobierno y las eléctricas
OPINIÓN | La consulta anticonstitucional de Batet, por Javier Pérez Royo

España sigue adelante con la "tasa Google" pese a las amenazas de EEUU

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero

El Gobierno no tiene previsto frenar la aprobación del impuesto sobre determinados servicios digitales pese a la apertura de una investigación de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos a la Unión Europea y nueve países, entre ellos España, que podría concluir con la imposición de aranceles.

Claves de las tasas Google y Tobin, que en realidad no son tasas sino impuestos

Claves de las tasas Google y Tobin, que en realidad no son tasas sino impuestos

Fuentes del Ministerio de Hacienda señalan a este periódico que el impuesto popularmente conocido como "tasa Google" no discrimina ni ataca a ningún país y se aplica por criterios objetivos, con independencia de la nacionalidad de las empresas.

Recalcan que la propuesta de impuesto sigue y se inspira en los trabajos previos de la Comisión Europea y que España tiene el compromiso de adaptar el impuesto a los acuerdos internacionales que se alcancen en el marco de la OCDE.

El Gobierno aprobó los proyectos de ley sobre las llamadas tasas Google y Tobin, es decir, los nuevos impuestos a determinados servicios digitales y a las transacciones financieras, el pasado mes de febrero. Según explicaban no había ninguna "señal inquietante" por parte de EEUU, que desde hace tiempo viene advirtiendo de que responderá si empresas estadounidenses se ven perjudicadas. Próximamente iniciarán su trámite parlamentario.

Con el nuevo impuesto, cuyo cobro aplazará España hasta diciembre al igual que Francia a la espera de una decisión internacional común, el Ejecutivo espera recaudar menos de 1.000 millones, frente a los 1.200 que calculó el año pasado, Afectará a empresas con una facturación superior a 750 millones de euros a nivel mundial y tres millones de ingresos en España.

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos ha decidido abrir una investigación la Unión Europea y otros nueve países, entre ellos España, con respecto a los impuestos sobre servicios digitales, que se han aprobado o planteado en sus jurisdicciones. Además de a la UE y a España, la Oficina ha iniciado esta investigación examinando a Austria, Brasil, República Checa, India, Indonesia, Italia, Turquía y Reino Unido.

La investigación, amparada en la sección 301 de la Ley de Comercio de Estados Unidos, todavía tiene un recorrido de muchos meses antes de concluir. Entre las medidas que podría proponer el Representante Comercial si la investigación es concluyente está la imposición de aranceles comerciales.

Hace meses, la Oficina culminó un proceso similar con respecto a la 'tasa Google' de Francia. La Administración estadounidense decidió imponer un arancel del 100% a una serie de importaciones francesas, como el vino o el queso. Sin embargo, Washington congeló su aplicación poco antes de entrar en vigor para dar margen a las conversaciones en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que está trabajando en una solución global para la fiscalidad de las empresas digitales.

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2020 - 13:48 h

Descubre nuestras apps

stats