El Euribor frena la escalada de los últimos meses y cierra noviembre en el 2,829%

Christine Lagarde, presidenta del BCE.

Daniel Yebra


0

El Euribor ha moderado la escalada de los últimos meses y cerró noviembre en el 2,829%, apenas 0,2 puntos por encima del nivel de octubre. La principal referencia para el cálculo de las cuotas de las hipotecas ha moderado las subidas estas semanas por la menor expectativa de subida de los tipos de interés oficiales por parte del Banco Central Europeo (BCE) y por la bajada de la inflación, que también influye en estas previsiones.

El frenazo de la economía abre las primeras grietas en el BCE por la subida de tipos de interés

El frenazo de la economía abre las primeras grietas en el BCE por la subida de tipos de interés

El 2,829% de noviembre es nuevo récord desde 2008 y encarece las hipotecas a tipo variable que se renueven ahora cerca de 200 euros al mes en un préstamo medio para la compra de vivienda en España: de 145.000 euros, a 24 años y con un diferencial de entre el 0,8% y el 1% (estos son los costes que suman los bancos), según el INE (Instituto Nacional de Estadística).



También encarece las nuevas hipotecas a tipo fijo, y del mismo modo las que se cambien de variable a fijo. Una subida de las cuotas que el Gobierno ha buscado aliviar con el paquete de medidas de apoyo a los hipotecados vulnerables, aprobado recientemente.

Menor ritmo en las subidas de tipos

Los argumentos del BCE para justificar su estrategia de asfixiar a la economía para luchar contra la inflación son difíciles de entender fuera de la política monetaria ortodoxa. Los miembros del Consejo de Gobierno de la institución miden sus decisiones según el daño que están haciendo a la actividad general de la eurozona. A las familias, que sufren el encarecimiento de las hipotecas. A las empresas, que se financian en peores condiciones. A los gobiernos, que tienen que pagar más intereses en el mercado.

En las actas de la reunión de octubre del principal órgano del BCE, se recoge que los banqueros admitieron que “en caso de una recesión superficial”, se debería “continuar endureciendo la política monetaria”. Mientras que, según observan por primera vez, habría que hacer “una pausa” en las subidas de los tipos de interés oficiales “si hubiera una recesión prolongada y profunda, lo que probablemente frenaría la inflación en mayor medida”.

En el mismo documento, los miembros del Consejo de Gobierno reconocen ya múltiples señales del frenazo de la economía. Hasta desvelan que no todos sus miembros estuvieron de acuerdo con la subida de tipos de 0,75 puntos que se decidió en esta última reunión, hasta el 2% actual. Después de otro aumento de 0,75 enteros en septiembre. Y tras los primeros 0,5 puntos en julio, cuando se puso fin a un periodo histórico de apoyo a la economía con el 'precio' del dinero en mínimos.

“Algunos miembros [del Consejo de Gobierno] expresaron su preferencia por aumentar los tipos de interés oficiales en 0,5 puntos”, se lee en las actas de octubre. Hasta ahora las decisiones habían sido unánimes, o con discusión sobre ser más agresivos. No menos.



De hecho, las expectativas sobre los tipos del BCE ya apuntan a que los próximos aumentos serán menores, y que pararán en primavera, según se observa en el gráfico. Para el Euribor son cruciales estas expectativas, ya que las adelanta y por eso ha subido más que la refenercia oficial en los últimos meses.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats