La industria turística saca pecho en Fitur entre críticas de precarización del empleo

Abrazo entre Curro, la mascota de la Expo de Sevilla que conmemora su 25 aniversario, y la mascota de Isla Mágica en Fitur 2017.

Fitur vuelve a sacar pecho con las grandes cifras del turismo. En el año de un nuevo récord de llegadas de turistas extranjeros, con 75 millones de visitantes de fuera de nuestras fronteras, las empresas aprovechan la cita turística para hacer balance de 2016, sacar pecho de sus logros y presentar previsiones. Este año, lo hacen en una feria que vuelve a crecer en espacio hasta los 62.500 metros cuadrados aunque todavía está lejos de los 100.000 que registraba en 2008. Frente a este brillo, los sindicatos se quejan de que estas cifras no reflejan las condiciones laborales que vive el sector.

Las deslumbrantes cifras del turismo quedan lejos de sus trabajadores

Las deslumbrantes cifras del turismo quedan lejos de sus trabajadores

Fitur ha abierto las puertas en Madrid desde el miércoles y hasta el próximo domingo, los primeros días enfocada a los profesiones y el fin de semana para el público en general. Este año tiene como país invitado a Argentina y se enmarca dentro del año del turismo sostenible auspiciado por la Organización Mundial del Turismo.

El lobby turístico Exceltur aprovechó la semana del turismo para presentar el lunes el balance del sector en un año récord de llegadas que se debe en gran parte a la inestabilidad de Turquía tras los últimos atentados terroristas. Ese país y Egipto perdieron 15 millones de turistas, según los datos de sus bancos centrales facilitados por Exceltur.

Los empresarios ven un "efecto nulo" del Brexit en la llegada de turistas británicos, el principal mercado exterior de España. De hecho, señalaron que los indicadores turísticos del mercado británico hacia España acabaron el año en valores máximos de los últimos quince años, aunque admiten que las cifras se moderaron a medida que avanzó el año.

Las grandes cadenas hoteleras también han utilizado la cita turística para hacer balance del año. Raúl González, consejero delegado para los mercados de Europa, América y Asia del grupo Barceló, aprovechó la apertura del nuevo hotel de cinco estrellas en Madrid para explicar las doce nuevas aperturas de hoteles del año pasado y señalar que han "conseguido reactivar la expansión con una cifra que nos acerca a la de los años previos a la crisis".

Gabriel Escarrer, vicepresidente y Consejero delegado de Meliá, ha apuntado que la cadena abrió 24 establecimientos hoteleros y que espera seguir creciendo este año con la vista puesta en Asia, Mediterráneo y Caribe (las tres áreas donde se concentra su actividad) y un negocio más centrado en el segmento vacacional. "No queremos ser los más grandes, sino especializarnos y ser los más fuertes en el ámbito vacacional, junto con un crecimiento orgánico en general y a través de alianzas estratégicas", ha dicho en la feria.

La cara B del turismo 

Frente a estas grandes cifras, las críticas de los sindicatos se centran en que mientras la industria se pone de tiros largos en la feria, el empleo que se genera en el sector es "precario". César Galiano, secretario federal de hostelería y turismo de UGT, señala que el sector "lleva tres años con récord de ocupación y ganancias, y esto no se refleja ni en salarios, ni en derechos".

Además, señala que parte de las llegadas se deben a "turismo prestado" y que no se están sentando las "bases para un turismo más allá del sol y playa y el 'low cost'". Una idea que también comparte Gonzalo Fuentes, responsable de relaciones institucionales de la Federación de Servicios de CCOO, que señala que "si no se da calidad en el servicio, el turismo puede volver a irse". Y para dar esta calidad, Fuentes ve que es necesario crear un empleo de "calidad" y no "pobre, precario y externalizado".

Precisamente, la externalización de las camareras de piso de los hoteles ha sido uno de los debates laborales del sector. Preguntado por esto, el directivo de Barceló apuntó que "es un tema polémico y difícil, ¿quién tiene la verdad? Probablemente un poco todos", aseguró. "Quizá tendríamos que pensar si las camareras de piso tendrían un tratamiento especial porque si tú has estado trabajado 30 años, cobres lo que cobres, de camarera de piso igual físicamente no te da el cuerpo y tendrías que tener unas ventajas para poder jubilarte", señaló. Y explicó que en su opinión el debate tendría que ir sobre si una profesión está mal retribuida o no.

"Nuestro principal activo son las personas", dijo Escarrer preguntado por la precariedad laboral del sector. Respecto a la polémica de las camareras de piso, Escarrer señaló que ellos analizan en algunos hoteles la externalización del servicio, pero que "si alguna vez es externalizado será manteniendo el convenio de hostelería".

Etiquetas
Publicado el
18 de enero de 2017 - 20:27 h

Descubre nuestras apps

stats