Los socios del Gobierno piden rebajas en el IVA a la higiene femenina, las peluquerías o el veterinario

El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, pasa al lado de la de Hacienda, María Jesús Montero, durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

Diego Larrouy


4

La pasada semana el Gobierno de coalición pasó el primer trámite parlamentario para los Presupuestos Generales del Estado del próximo año, con el rechazo a las enmiendas a la totalidad que habían presentado los partidos de la oposición y que habían descartado los socios, fundamentalmente ERC y el PNV. Ahora toca el turno de las enmiendas parciales, que buscan cambiar aspectos concretos de los Presupuestos o añadir otros que no se han tenido en cuenta en el proyecto presentado por el ejecutivo. En las casi 5.300 presentadas se incluyen decenas de propuestas fiscales, que están fundamentalmente protagonizadas por el IVA.

El Gobierno dará dos alternativas en el pago del impuesto de plusvalía para esquivar los recelos del Constitucional

El Gobierno dará dos alternativas en el pago del impuesto de plusvalía para esquivar los recelos del Constitucional

Los Presupuestos Generales del Estado de 2022 llegaron con escasas novedades tributarias, más allá del tipo mínimo de Sociedades del 15% para grandes empresas o la rebaja de beneficios fiscales para las aportaciones al sistema privado de pensiones individuales. Ahora, los socios con los que el Gobierno debe negociar para sacar adelante las cuentas públicas —PSOE y Unidas Podemos suman 155 escaños, frente a la mayoría absoluta de 176— han planteado numerosas propuestas para que, sin perjuicio de la reforma fiscal que se prevé para el próximo año, se hagan ya ajustes en determinados tributos.

Los impuestos indirectos, es decir, el IVA de determinados productos y servicios centran la mayor parte de las propuestas. El primero de ellos, en el que coinciden buena parte de los socios habituales del Gobierno, es la rebaja del IVA a las peluquerías y a los servicios de imagen personal a un tipo reducido del 10%, frente al 21% actual. ERC, Más País, Compromís o el PNV lo llevan entre sus enmiendas. La idea no es nueva, puesto que ya protagonizó antes del verano una situación controvertida en el Senado. La Cámara Alta, a propuesta del PP, aprobó una enmienda que rebajaba este impuesto, pero la presidenta del Senado, entonces Pilar Llop, utilizó una prerrogativa ante el rechazo del Gobierno a la misma. Ahora, partidos de la bancada derecha como el propio PP o Ciudadanos, también lo incluyen en las enmiendas a los Presupuestos.

Las rebajas del IVA, propuestas en estas matizaciones parciales que proponen los grupos parlamentarios, también incluyen a los productos de higiene femenina y para los pañales, con el fin de rebajarlos hasta el 4%. Lo incluyen, por ejemplo, ERC y Más País en sus respectivas enmiendas. La rebaja del IVA cultural, de la fiscalidad indirecta de los servicios veterinarios, la compra de instrumentos musicales para fines educativos o para productos sin gluten también aparecen en distintas enmiendas planteadas por los socios del Gobierno en la tramitación parlamentaria de los Presupuestos.

Pero los deberes fiscales que le ponen estos grupos al Gobierno van más allá del IVA. Por ejemplo, ERC, un apoyo clave para aprobar las cuentas debido a sus trece diputados, plantea una subida en el IRPF para las rentas del ahorro. Lo justifica como una vía de aumento de los ingresos del Estado y una mejora de la equidad y la redistribución en este impuesto, al igualar las rentas del ahorro con las del trabajo. El grupo que dirige Gabriel Rufián en el Congreso también propone un impuesto a los depósitos bancarios o un fondo estatal para compensar a los ayuntamientos por la pérdida de recaudación tras la sentencia del Constitucional contra el método de cálculo del impuesto de plusvalía municipal. Esta propuesta se registró antes de que el Gobierno aprobara esta semana el nuevo modelo de este tributo, con el que intenta evitar los problemas del pasado, y que deja en el limbo las operaciones de las últimas dos semanas.

El PNV, otro socio clave, además del IVA reducido para las peluquerías, plantea entre sus propuestas fiscales que los planes de pensiones de empleo —aquellos fondos privados de previsión social a través de la empresa— no se vean afectados por el Impuesto de Transacciones Financieras, que entró en vigor este año, en las operaciones que realicen.

Varios partidos han coincidido también en un tema que no ha sido incluido en los Presupuestos Generales del Estado: revisar al alza el impuesto sobre Patrimonio. Aparece en el listado de enmiendas de partidos como el BNG o Más País, pero también en la única enmienda que ha presentado Unidas Podemos, miembro del Gobierno, en solitario. El grupo confederal, al igual que la formación gallega o el partido de Íñigo Errejón, plantean subir los tipos que gravan los mayores patrimonios. "Se pretende detener con esta enmienda la erosión de la capacidad recaudatoria de este impuesto, aumentando la progresividad incrementándolo de forma moderada", defiende la propuesta de Unidas Podemos.

El PP cifra en 10.000 millones su rebaja fiscal

Partidos de la oposición como el PP o Ciudadanos también han presentado una batería de propuestas para bajar los impuestos. Vox, tercer partido de la cámara con 52 diputados, no ha presentado ninguna de las casi 5.300 enmiendas parciales que se han registrado. Tanto el partido de Pablo Casado como el de Inés Arrimadas habían registrado enmiendas a la totalidad que se debatieron y rechazaron la pasada semana, a las que ahora suman entre los dos la mitad de las enmiendas que se debatirán en los próximos días en la comisión de Presupuestos del Congreso.

El PP ha registrado un plan para bajar impuestos que ha cifrado en 10.000 millones de euros. "Esta enmienda devuelve más de 10.000 millones de euros a los bolsillos de los españoles a costa de reducir el gasto del Estado, empezando por el gasto político", asegura en la enmienda el PP, cargando contra el Gobierno "socialcomunista". Esta rebaja de impuestos la cifra de la siguiente manera. Unos 4.000 millones saldrían de una reducción del IRPF, sin concretar cómo se repartiría entre las distintas escalas, aunque señala que se concentraría en tramos medios y bajos. Otros 600 millones de euros procederían de la eliminación del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) para la compra de vivienda habitual. Misma cantidad que sumaría la eliminación de tasas y otros ingresos tributarios "que suponen trabas administrativas". Otros 1.400 millones llegarían de una reducción de las cotizaciones sociales para la contratación de jóvenes y parados de larga duración. Además, se aplicará una bonificación del 50% de Sociedades para las empresas que se ubiquen a poblaciones de menos de 5.000 habitantes. Por último, propone la eliminación del impuesto de Patrimonio (1.200 millones) y de Donaciones y Sucesiones (2.700 millones).

Más allá de este plan, el PP plantea otras rebajas fiscales. Propone que las empresas turísticas y de hostelería tengan un IVA del 4%. Plantea también, en línea con la propuesta anterior, que se eliminen en España todas las tasas turísticas que recaudan algunos territorios. Por último, también plantea incrementar las bonificaciones fiscales para familias numerosas a partir del tercer hijo o la desgravación en el IRPF para los hogares que contraten a trabajadoras domésticas. Defiende el PP que esta propuesta responde a que en los últimos años ha aumentado un 30% el Salario Mínimo Interprofesional, mientras que el resto de salarios no ha crecido de igual manera.

El Congreso ha debatido este miércoles una moción presentada por el PP siguiendo un discurso similar al de las enmiendas que ha planteado a los Presupuestos. Los populares defendían en el texto que España es "el único país" que ha subido impuestos en 2021 y en 2022. Por ello, solicitaron a la cámara "suprimir todas las subidas de impuestos" incluidas en los Presupuestos que están en vigor y en los del próximo año, rebajar las cotizaciones sociales de los autónomos y trabajadores por cuenta ajena, reducir el gasto y publicar el acuerdo con Bruselas que el PP tachó de "secreto" y que se selló este miércoles.

La propuesta de los incentivos fiscales para la contratación de trabajadoras del hogar está incluida también entre las enmiendas de Ciudadanos. Junto a ella aparece el aumento de 1.500 a 4.000 euros el límite de las aportaciones bonificadas fiscalmente a los planes de pensiones individuales privados. También pide que se dé marcha atrás al recorte de las bonificaciones fiscales para los grandes caseros. El partido que dirige Inés Arrimadas rechaza igualmente la otra reforma fiscal planteada por el Gobierno en estos Presupuestos y pide eliminar el tipo mínimo del 15% en Sociedades. Congelar las cotizaciones sociales de los autónomos, aumentar las bonificaciones fiscales para empresas de videojuegos o prorrogar el IVA reducido para la electricidad son las otras propuestas de Ciudadanos en las enmiendas a las cuentas públicas del año próximo.

Algunas de estas medidas se encuentran también entre los partidos del antiguo espacio convergente en Catalunya. El Pdecat plantea aumentar a 5.000 euros el límite de aportaciones a las pensiones privadas, no contabilizar en el tipo mínimo de Sociedades las deducciones por contratación o por I+D+i o un IVA al 10% para servicios funerarios. Junts, por su parte, propone una rebaja generalizada del IVA al 4% para todos los servicios vinculados con la construcción de vivienda protegida.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats