La crisis también hunde la venta de entradas: Eventbrite prepara un ERE en España

Los fundadores de Eventbrite, Julia y Kevin Hartz

Ha pasado poco más de un año. En febrero de 2019, la empresa estadounidense Eventbrite anunció que abriría su centro tecnológico europeo en Madrid. Fue pocos meses después de comprar por diez millones —3 en efectivo y el resto en acciones— la plataforma española Ticketea, que entonces contaba con unos 57 trabajadores. Tras la adquisición, la plantilla siguió creciendo hasta las 100 personas. "Estábamos contratando bastante", señala un empleado. Las primeras previsiones hablaban de contratar hasta 200 ingenieros informáticos.

El coronavirus ha truncado estos planes. Según ha podido saber este diario y ha confirmado la compañía, la filial española de Eventbrite prepara un ERE que afectará a "algunos de nuestros empleados españoles".

Los trabajadores se encuentran estos días formando un comité para negociar, pero tampoco saben cuántos despidos se prevén. En una nota a los inversores a principios de abril, Eventbrite anunció que despediría al 45% de su plantilla, de unos mil trabajadores, en todo el mundo. También que eliminaría otros costes para ahorrar hasta cien millones al año. No es la primera ni única gran tecnológica que anuncia recortes de plantilla: Airbnb despedirá a 1.900 personas (25% de sus trabajadores), Uber a 3.700 (14% )... 

Miles de eventos en vivo —conciertos, festivales, deportes y conferencias— están siendo cancelados en todo el mundo debido a la pandemia. La industria, que agrupa a artistas, organizadores y distribuidores de entradas como Eventbrite, se ha visto "significativamente afectada", señala un portavoz de la empresa a eldiario.es.

"Después de considerar todas nuestras opciones para garantizar a largo plazo de la misión de Eventbrite, hemos decidido cambiar la forma en que operamos. Nuestro equipo español seguirá siendo una importante parte de nuestra estrategia de producto y desarrollo. Tenemos la intención de operar en España a largo plazo, pero no podemos proporcionar más detalles sobre este sensible proceso", continúa.

En el resto del sector las cosas no están mucho mejor. Ticketmaster, otra gran empresa de venta de entradas perteneciente a la promotora Live Nation, ha despedido temporalmente a una cuarta parte de sus empleados en Estados Unidos, informa Billboard. La empresa emplea a 68 personas en España y no ha respondido a una solicitud de información sobre sus planes aquí. StubHub (multinacional de reventa que compró a la española Ticketbis) asegura no haber implementado ni ERTE ni ERE "hasta este momento" en España. 

Las empresas de venta de entradas viven de las comisiones que aplican a cada ticket vendido. Sin eventos, no hay ingresos. Pero además ahora deben gestionar cancelaciones y reembolsos, lo que impacta directamente en su liquidez. Ante la situación actual, los consumidores tienen derecho a que se les devuelva el dinero si el evento no se celebra. El Ministro de Cultura señaló este martes en rueda de prensa que trabaja con Consumo "para encontrar una solución equilibrada" a este problema, sin anunciar ninguna medida concreta al respecto.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2020 - 17:53 h

Descubre nuestras apps

stats