Trabajo y Economía retoman la reforma laboral a la espera de la reunión de Sánchez con Calviño y Díaz

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, junto a Pedro Sánchez, Nadia Calviño y Teresa Ribera en el Congreso de los Diputados.

Trabajo y Economía se han sentado esta tarde para abordar, de nuevo, el contenido de la reforma laboral. No han estado solos, también estaban presentes miembros de Hacienda, de la Seguridad Social y de Educación, en un encuentro que se ha alargado unas tres horas en el Ministerio de Trabajo. La reunión forma parte del nuevo esquema de coordinación interna pactada este miércoles por las dos formaciones del Ejecutivo, PSOE y Unidas Podemos, para destensar la crisis desatada entre las dos almas del Gobierno por este tema. El próximo martes hay un encuentro clave: el presidente Sánchez ha citado a las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz, con más ministros, para intentar enterrar las diferencias internas.

Qué está en juego cuando hablamos de la "derogación de la reforma laboral del PP"

Qué está en juego cuando hablamos de la "derogación de la reforma laboral del PP"

La reunión de esta tarde ha concluido alrededor de las 20 horas y tenía como asunto abordar el contenido de la reforma laboral que está sobre la mesa de los agentes sociales. Ha estado presidida por el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, que esta mañana acudió en solitario representando al Gobierno –como cada semana hasta la fecha– a la mesa de diálogo social con sindicatos y empresarios. Poco después de que se iniciara esta mesa con los agentes sociales, Moncloa anunció el acuerdo con Unidas Podemos para crear un nuevo esquema de reuniones interministeriales por las que varios ministerios socialistas tendrán a partir de ahora un papel más activo en la reforma laboral.

Joaquín Pérez Rey ha presentado a sus compañeros de Ejecutivo el texto de la propuesta de la reforma laboral que ha resultado de meses de conversaciones con patronales y organizaciones sindicales. Estaban presentes Gonzalo García, secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa; María José Gualda Romero, secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos (Hacienda); Israel Arroyo, secretario de Estado de la Seguridad Social; y Clara Sanz López, secretaria general de Formación Profesional (Educación). Salvo Trabajo, el resto de departamentos están dirigidos por el PSOE.

Los ministerios que han tenido un papel más protagonista en el encuentro, además de Trabajo, han sido Economía y Hacienda, según fuentes gubernamentales, aunque todos los departamentos han tenido un papel "activo". Esta primera reunión ha tenido un carácter más "informativo" para "tomar el pulso" a la negociación por todas las partes, apuntan fuentes del Ejecutivo. Sobre si cada quien ha desvelado sus posiciones y si se han expuesto las diferencias internas, hay versiones encontradas según los ministerios consultados.

De la derogación de la reforma del PP a la temporalidad

En lo que sí coinciden todas las voces de la coalición es en que se ha abordado el borrador de la reforma laboral de manera "amplia". Este incluye muchas cuestiones. Por ejemplo, lo que se denomina la "derogación de la reforma laboral del PP" a través del desmontaje de varios elementos clave de la legislación aprobada por Mariano Rajoy. Afectan sobre todo a la negociación colectiva entre sindicatos y patronales, como la recuperación del convenio sectorial sobre el de empresa y de la ultraactividad de los convenios colectivos (su prórroga una vez caduca su vigencia y no se ha pactado uno nuevo), entre otras cuestiones.

Este bloque es uno de los más conflictivos entre Economía y Trabajo, como ha afirmado públicamente en estos últimos días la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. En la parte socialista del Gobierno, en cambio, niegan diferencias de contenido entre las dos almas del Ejecutivo. Aunque sin mencionar expresamente la derogación de la norma del PP, la ministra Isabel Rodríguez ha insistido en que los socialistas siguen comprometidos con el acuerdo de coalición y con el discurso de investidura del presidente Sánchez, que sí recogen esta promesa electoral.

Pero la legislación laboral que va a aprobar el Gobierno antes de final de año es mucho más que esto. Incluye también varias medidas para atajar la excesiva temporalidad en el mercado de trabajo español, como la reducción de contratos y una mayor sanción a los abusos de los contratos temporales irregulares, entre otras. Este asunto es central, para atender a las recomendaciones europeas a España, y también genera diferencias en el seno de la coalición.

La regulación incluye también la creación de los conocidos de manera informal como "ERTE permanentes": el mecanismo de sostenibilidad del empleo. El Gobierno pretende romper la recurrente lógica del mercado laboral en España por el que las empresas destruyen mucho empleo ante las crisis o incertidumbres económicas. Se pretende crear una herramienta de flexibilidad interna que, como ha ocurrido con los ERTE durante la pandemia, favorezcan que las compañías recurrir a reducciones de jornada y no a la rescisión de contratos.

Los contratos de formación son otra pata muy relevante de la regulación, que intentará que estos sean una verdadera puerta de entrada para los jóvenes al mercado laboral. Algo que no ocurre en estos momentos, en los que estos contratos se usan muy poco.

Ya no habrá más reuniones interministeriales en lo que queda de semana, pero sí "contactos" entre las partes, explican desde la coalición. El próximo martes, 2 de noviembre, tiene lugar un encuentro clave. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se verá con las dos vicepresidentas más enfrentadas en este asunto, Nadia Calviño y Yolanda Díaz, así como los Ministerios de Hacienda, de Seguridad Social y Educación y de Educación "para fijar la posición del Gobierno en la mesa de diálogo social, en los términos del acuerdo de Gobierno de coalición", ha explicado Moncloa en un comunicado.

Etiquetas
Publicado el
27 de octubre de 2021 - 21:16 h

Descubre nuestras apps

stats