Los 129 despidos de Tubacex, a juicio: "Entramos cargados de argumentos para demostrar la no procedencia de estos ERE"

Trabajadores de Tubacex se manifiestan frente al Palacio de Justicia durante el juicio por el ERE que afecta a 129 personas

Este lunes ha tenido lugar en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) el primero de los dos juicios por los ERE presentados en las plantas de Llodio y Amurrio de Tubacex, que afectan a 129 personas. El comité de empresa, acompañado por una multitud de trabajadores que se han manifestado en la entrada del Palacio de Justicia, ha declarado que espera "una resolución favorable" y que  las personas despedidas por las 95 rescisiones de contrato, 12 prejubilaciones y 22 bajas incentivadas sean readmitidas.

"Entramos al juicio cargados de argumentos y razones para demostrar la no procedencia de estos ERE y esperamos que la Justicia así lo vea y revierta esta situación de conflicto devolviendo a las 129 personas despedidas a sus puestos de trabajo", ha indicado Eduardo Ibernia, presidente del comité de empresa, minutos antes de la vista oral.

Los trabajadores, que cumplen este lunes 131 días de huelga indefinida, confiesan sentirse algo cansados por la situación, pero con esperanza. "No nos esperábamos llegar hasta aquí con la huelga todavía en marcha. Esperamos que el juicio sea nulo. Tanto nosotros como la dirección somos conscientes de que la jurisprudencia del TSJPV es rotunda y esta situación viene derivada de la COVID-19 y creemos que vamos a ser capaces de demostrarlo en el juicio", ha explicado a elDiario.es/Euskadi Aitor Bordagaray, uno de los trabajadores despedidos tras el ERE.

Los trabajadores defienden que la empresa ha obtenido millones de euros en beneficios durante los años previos a la pandemia, además de recibir ayudas públicas. "Tienen el respaldo también de una reforma laboral que les permite presentar estos ERE bajo el amparo de la clase política. Previamente a la reforma, los ERE tenían que pasar un filtro marcado por la autoridad laboral. Sin la reforma laboral la empresa no tendría las causas suficientes para haberlo presentado y estaríamos hablando solamente de acordar medidas temporales para abordar la crisis", han denunciado desde el comité.

Sin la reforma laboral la empresa no tendría las causas suficientes para haber presentado el ERE

La esperanza de los trabajadores se basa principalmente en el precedente emitido por el TSJPV que ha declarado nulo a principios de mayo el ERE aplicado por la dirección de PCB y obligó a admitir a los 87 trabajadores que iban a ser despedidos en las plantas de Barakaldo y Sestao. "Las causas que han presentado son del todo coyunturales y temporales, fruto de una pandemia que sufre toda la sociedad", han asegurado.

Este lunes tiene lugar el primero de los dos juicios abiertos por las demandas sindicales a TTI, en Llodio, cuyo tribunal preside la magistrada Garbiñe Biurrun, mientras que el martes, 22 de junio, se celebrará el de Aceralava, empresa con sede en Amurrio. Los despidos de Tubacex no se limitan a las plantas de Euskadi. De hecho, la cifra ronda los 600 trabajadores en las plantas que tiene repartidas por el mundo, una estrategia para ahorrar costes y mejorar la rentabilidad. Según informó la propia compañía, la deuda neta alcanzó a cierre del trimestre los 310,4 millones, 12 veces el ebitda (beneficio bruto de explotación), un ratio que incluye las indemnizaciones por los 600 despidos y la adquisición de la filial india Tubacex Prakash.

Etiquetas
Publicado el
21 de junio de 2021 - 15:55 h

Descubre nuestras apps