La portada de mañana
Acceder
Las dudas con el suministro dejan en vilo la vacunación de los mayores antes de abril
La mitad de las provincias desconoce el origen de al menos el 50% de los casos
Análisis - La calculadora de Illa para ser president, por Neus Tomàs

40 denuncias en bares, una fiesta ilegal y dos detenidos por saltarse las medidas contra el COVID-19 en el primer día de reapertura de la hostelería en Euskadi

Una terraza en Vitoria este sábado, reapertura de la hostelería

Después de más de un mes cerrada, este sábado la hostelería ha reabierto en Euskadi, en general respetando las medidas de seguridad para evitar contagios por coronavirus: cierre a las 20:00, aforo dentro del 50% y la prohibición de consumir en barra. Sin embargo, a lo largo de la jornada han tenido lugar algunos incidentes que han acabado con la detención de dos personas.

Según informa el departamento de Seguridad del Gobierno vasco, los incidentes han tenido lugar en las tres capitales vascas y en los municipios de Bergara, Tolosa, Ondarroa y Ortuella. En Bilbao, se han realizado 40 denuncias en dos bares por no usar mascarillas y porque los clientes tomaban consumiciones de pie y sin sin guardar la distancia de seguridad. En Vitoria, sobre la una y media de esta madrugada, se ha localizado a ocho personas participando de una fiesta ilegal en un "txoko" gastronómico, por lo que se ha incoado contra cada una de ellas las correspondientes sanciones por incumplir el toque de queda, reunirse más de seis personas y no portar mascarillas.

En San Sebastián alrededor de las nueve de la noche de este sábado fue detectada una importante agrupación de personas en la Plaza La Trinidad, que estaban bebiendo e incumpliendo la normativa sanitaria. Cuando las patrullas de la Ertzaintza llegaron, algunos de sus integrantes comenzaron a lanzar objetos y salieron huyendo en dirección hacia diferentes calles de la Parte Vieja. En el transcurso de los incidentes, se detuvo a un hombre de 26 años como presunto autor de un delito de un atentado contra la autoridad, tras lanzar una botella a una dotación policial y se incoaron diligencias contra otro identificado por desórdenes públicos.

En Tolosa, a última hora de la tarde se localizó a un grupo de doce personas bebiendo en la calle y sin realizar uso correcto de las mascarillas, por lo que se procedió a interponer a éstas las correspondientes sanciones y otras once personas fueron sancionadas por el mismo motivo en Bergara, cuando bebían en la calle generando ruido y molestias.

La segunda detención se produjo en Ondarroa, cuando por la tarde del sábado una mujer se negó a facilitar su identidad al ser encontrada bebiendo alcohol en la vía pública. La mujer fue detenida por desobediencia grave tras negarse a facilitar su identidad en reiteradas ocasiones, durante una identificación de un grupo de personas que se encontraba bebiendo alcohol en la vía pública. En dicha intervención tres menores de edad fueron sancionadas.

Por último, en Ortuella, pasadas las doce y media de esta madrugada, un grupo de personas se encontraban bebiendo en la calle sin mascarillas. Cuando la Ertzaintza se personó, se encontraban junto a un turismo en el que tenían la música a un "considerable" volumen, por lo que acudió una dotación policial al lugar y sancionó a estos.

Etiquetas
Publicado el
13 de diciembre de 2020 - 21:06 h

Descubre nuestras apps

stats