Sin cambios en el uso de mascarillas en Euskadi pero con más “rigor” policial para sancionar incumplimientos

Un camarero sirve varios cafés en una cafetería de Vitoria

Pese al revuelo suscitado, nada ha cambiado en Euskadi en relación con el uso de las mascarillas, salvo la intención política de actuar con más "rigor" contra los incumplimientos en plena oleada de contagios. El Gobierno de Pedro Sánchez retiró la obligación de llevarlas en todo momento en exteriores el 24 de junio, el Congreso validó esa regulación este miércoles y la mesa de crisis de la emergencia sanitaria, el órgano conocido como Labi, no hizo este jueves sino desarrollar esa previsión. El matiz es que se hace menos hincapié en las excepciones y más en las obligaciones, pero la regulación es la misma, casi palabra por palabra. Antes se podía ir sin mascarilla en la calle si había distancias de más de metro y medio y ahora también, incluso en la larga lista de lugares descritos en el decreto que ha entrado en vigor. Y antes no se podía ir sin ella si había aglomeraciones y ahora es precisamente en eso en lo que se incide.

La incidencia de la pandemia crece hasta 731 en Euskadi sin que se atisbe el pico de esta oleada de contagios

La incidencia de la pandemia crece hasta 731 en Euskadi sin que se atisbe el pico de esta oleada de contagios

"El uso de la mascarilla es preceptivo siempre que no resulte posible mantener de modo constante una distancia mínima de 1,5 metros entre personas", explica el Gobierno vasco en su ya tradicional documento de preguntas y respuestas con las dudas más frecuentes sobre las restricciones en vigor. "Las personas de seis años en adelante quedan obligadas al uso de mascarillas en los siguientes supuestos: a) En cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público. b) En cualquier espacio al aire libre en el que por la aglomeración de personas, no resulte posible mantener una distancia mínima de 1,5 metros entre las mismas, salvo grupos de convivientes", se lee en la regulación estatal.

"En consecuencia -concluye la nueva normativa vasca- la obligatoriedad del uso de la mascarilla se extiende a todo tipo de entornos urbanos transitados, tales como cascos viejos, zonas comerciales y de tiendas, mercados, mercadillos o áreas en que se encuentren establecimientos de hostelería, así como en todos los espacios y paseos marítimos, en parques infantiles, aceras, pasos de peatones, plazas o calles con concurrencia de personas". ¿Y en la playa y en la piscina? Exactamente igual. No será "exigible" ni durante el baño ni estando tumbado o sentado "siempre y cuando se pueda respetar la distancia de seguridad interpersonal". Un paseo en la orilla, por lo tanto, requerirá de protección si hay más personas.

Es más, la ley antipandemia aprobada en el Parlamento Vasco justamente el 24 de junio sí incorporaba una regulación más exigente de las mascarillas para todo momento, sin excepciones. Y el Gobierno de Iñigo Urkullu siempre ha defendido que la normativa estatal era de obligado cumplimiento y que no podía alterar su filosofía. ¿Por qué entonces ahora se ha abierto el debate ante la nueva formulación realizada por el Labi? Según el jefe de la Ertzaintza, Josu Bujanda, el decreto nuevo regula "con más rigor" su uso y eso permitirá hacer "una prevención con rigor" en aquellos espacios donde suele congregarse gente. Ha explicado que en esa tarea la Policía autonómica contará con el auxilio de los cuerpos locales.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
23 de julio de 2021 - 20:53 h

Descubre nuestras apps

stats