Euskadi supera ya el pico de positivos que registró en la primera ola con 724 casos en 24 horas

Vista aérea de Txagorritxu, el complejo hospitalario de Vitoria

La segunda ola de la pandemia en Euskadi ya ha dejado un pico de positivos más alto que la primera, con 724 nuevos casos de COVID-19 detectados el 20 de agosto de 2020 por 723 del 25 de marzo de 2020. Y no hay previsión de que la curva se estabilice porque “el virus sigue ganando terreno”, en palabras de la consejera de Salud, Nekane Murga, que no ha orillado lo “preocupante” de la situación. Solamente Bizkaia ha registrado en 24 horas 431 nuevos contagios, por 138 de Gipuzkoa, 124 en Álava -que por su menor población de tiene mayor incidencia que Bizkaia desde hace unos días- y 31 de personas de fuera diagnosticada aquí.

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su expansión en Euskadi

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su expansión en Euskadi

La consejera Murga, con todo, ha querido enviar un mensaje de calma a la sociedad: “No estamos como en primavera”. “Es cierto. Hemos batido el récord de nuevas personas identificadas por PCR que tuvimos en marzo. Esta cifra se alcanzó el 25 de marzo. Pero en aquella fecha las PCR fueron 1.511. El porcentaje de positivos fue del 50%. En este momento hemos batido un nuevo récord de PCR realizadas [9.121] y este porcentaje es del 7%”, ha explicado la titular de Salud. Y ha repetido: “En marzo el porcentaje de positivos era el 50% y en este momento es del 7%. Tenemos que hacer siete PCR más para identificar un positivo”.

Además, ha señalado que la presión asistencial es “absolutamente diferente”. “[El 25 de marzo] Teníamos en UCI 134 y ahora tenemos 21, también la séptima parte. Y en planta teníamos 1.241 y ahora tenemos en torno a 180”. Murga ha dicho también que aquel pico cercano a 720 positivo se alcanzó mucho más rápido y que ahora ha costado “50 días”. “La velocidad de crecimiento que estamos identificando es 6-8 veces menor, es claramente menor”, ha enfatizado. “Según ha explicado, el escenario es más parecido al del “8 ó 10 de marzo” que al del 25 de marzo. El 9 de marzo en Euskadi el Gobierno vasco optó por cerrar los centros escolares de Vitoria y la noche anterior había puesto en cuarentena una primera residencia también en la capital, la de Sanitas en el barrio de San Martín.

Crear "burbujas" y limitar la movilidad

Murga ha advertido, eso sí, de que incluso con un parón de los nuevos contagios ya no se podría frenar el incremento de ingresos y fallecimientos de personas ya infectadas en lo que va de agosto. Ha admitido también que no esperaban tal volumen de ingresos en este fecha, lo que ha obligado ya a reorganizar servicios en los centros más afectados como Basurto o Txagorritxu. “En algunas de las plantas teníamos prevista una ocupación más baja, pero la situación no está requiriendo actuaciones como quitar cirugías programadas o suprimir servicios”, ha señalado la responsable de Salud, ahora en funciones.

Para hacer frente a la nueva situación, Murga ha vuelto a pedir a la sociedad que limite su movilidad, su actividad social y sus contactos al mínimo imprescindible. "Creemos pequeñas burbujas en las que convivamos y disfrutemos, pero no hay que darle al virus la opción de alcanzar a nuevos grupos", ha implorado la consejera, que se ha dirigido también a las familias porque "los más pequeños no pueden relacionarse entre ellos en piscinas, parques, playas y plazas". "Depende de todos nosotros, de ti y de mí", se ha dirigido la consejera, en primera persona, a la ciudadanía, alertando también de que septiembre será un momento crítico con la vuelta al colegio y a muchos puestos de trabajo.

Por territorios, los 724 casos se reparten en 431 en Bizkaia, 138 en Gipuzkoa y 124 en Álava, además de las 31 personas de fuera. En Bizkaia, 194 de los positivos se han dado en Bilbao, pero prácticamente todos los municipios del área metropolitana tienen más de 10 contagios nuevos, así como Ondarroa. En Álava, 104 de los infectados se han dado en Vitoria, aunque han aparecido nueve casos en Amurrio, la única localidad vasca de más de 10.000 habitantes que no había tenido incidencia en la última semana. En Gipuzkoa, los casos se han triplicado en Donostia al pasar de 16 a 50 en 24 horas. Continúan apareciendo casos en Azpeitia pero también ahora se dan en Irún o en Zarautz.

El 49% de los casos ya se ha dado desde la desescalada

En este contexto, el indicador que se utiliza para saber si la pandemia está en expansión o en remisión, el denominado R0, continúa por encima de 1, es decir, que cada enfermo contagia a más de una persona. Se halla en 1,14 y no ha bajado de esa barrera de seguridad en prácticamente dos meses. En los hospitales vascos hay 201 personas ingresadas. El 3 de agosto eran 59. De ellas, 21 están críticas en la UCI y cada día se están produciendo fallecimientos, aunque Osakidetza no facilita los datos actualizados.

Se da la circunstancia de que casi la mitad de los positivos detectados mediante pruebas PCR en Euskadi se han registrado "desde el inicio de la desescalada, el 11 de mayo". Desde ese fecha, la incidencia acumulada es muy superior en Bizkaia (449 casos por cada 100.000 habitantes) que en Gipuzkoa (264,4), mientras que en Álava ha sido de 412,3. "La tasa es ascendente en los tres territorios" durante el mes de agosto, constante Osakidetza. El 52% de los afectados son varones y "el grupo de 15 a 29 años presenta un acusado aumento" respecto a la primera ola, algo que se notó desde "la segunda semana de julio". Cree "evidente" el Gobierno vasco que hay correlación entre la privación -tener menos recursos- y el riesgo de contagio.

Etiquetas
Publicado el
21 de agosto de 2020 - 13:11 h

Descubre nuestras apps

stats