La portada de mañana
Acceder
El Gobierno descarta cambios en las leyes de salud pública
El resultado del 12J enciende las alarmas en Unidas Podemos
Conjugar el verbo dimitir, por Esther Palomera

Euskadi celebra el primer día sin contagios ni muertes con COVID-19 desde que se conoció la llegada de la pandemia

Dos bañistas, en la playa de La Concha

"Hoy tenemos cero casos. Esto es una buena noticia". La consejera de Salud, Nekane Murga, no ha podido dejar de resaltar lo positivo -lo histórico- de la última actualización de la evolución de la pandemia de COVID-19 en Euskadi. Además, a los cero nuevos contagios no se le añade este lunes ningún fallecido en las últimas horas. Es algo que no había ocurrido nunca desde que el 28 de febrero se detectó la llegada del neovirus a través del contagio de una doctora del hospital de Txagorritxu y de una joven guipuzcoana. En el camino se han quedado 1.541 vidas y 19.833 enfermos totales. Puedes consultar aquí todos los datos.

Por ello, la consejera ha querido acompañar de prudencia el optimismo. "Esto no indica que el virus no esté entre nosotros. Las posibilidades de contagio son menores, pero el virus sigue entre nosotros. Una persona puede contagiar a decenas y es importante la responsabilidad individual. Existe riesgo", ha enfatizado Murga. A su lado, la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha apelado también a la responsabilidad en los desplazamientos y el ocio: "Hemos visto este fin de semana que en algunos momentos ha habido personas que no han atendido a las normas de seguridad sanitaria y se han producido aglomeraciones. Para eso está ahí la Ertzaintza. Se van abriendo espacios para disfrutar, de mayor libertad, pero eso también conlleva una exigencia personal: cuidarnos y cuidar a los de al lado. Somos dos millones, nos hace un tiempo estupendo y todo el mundo quiere salir a a la vez. Pero los espacios son los que son y nos debemos dar la vuelta cuando ha llegado alguien antes".

No obstante, ha querido matizar que no hay focos nuevos detectados, situaciones de riesgo derivadas de "actos sociales" como en Ceuta, Badajoz o Lleida. Murga ha aludido a un equipo de 36 personas que ejercen de 'rastreadores' buscando el origen de los contagios y los posibles contactos y recorridos. "Ese trabajo lo hacen 36 personas y se incorpora a la base de datos para buscar los cruces", ha explicado.

Con estos números sobre la mesa -y las precauciones- Euskadi solicitará el salto a la fase 3 desde el próximo lunes. El Gobierno vasco, que tendrá más poderes para decidir sobre su duración y características tras los cambios que se introducirán en el estado de alarma, prefiere no aventurar de momento sus planes. Una de las dudas en el aire es si se permitirá la libertad total de circulación dentro de la comunidad autónoma de modo que los alaveses puedan ir a las playas o los del norte hacer turismo en la Rioja Alavesa.

La última información estadística facilitada por el Departamento de Salud muestra un total de 19.833 casos positivos. Los últimos detectados han sido enfermedades viejas y mediante test de anticuerpos, ya que las 977 PCR realizadas han dado negativo. En Álava y en Gipuzkoa no es el primer día a cero, pero sí en el conjunto del territorio. Han sido tres meses y tres días de continuo martilleo del Sars-Cov-2, virus que ha dejado sobre todo en Vitoria elevadas tasas de incidencia al nivel de los lugares más castigados de Europa o Nueva York.

Llama la atención que, no habiendo contagios, el denominado R0 -que mide los casos derivados de cada positivo- haya subido de 0,64 a 0,68, aunque Osakidetza ya viene advirtiendo de que en cantidades pequeñas sufre distorsiones. La consejera Murga, eso sí, ha advertido de que podrían "depurarse" los datos en próximos días y que algunas de las pruebas realizadas el domingo acabe dando positivo.

Personas fallecidas constaban como recuperadas

De hecho, los bailes estadísticos son una constante en los informes diarios de la pandemia que realiza Osakidetza. Este lunes, por ejemplo, las UCI pasan de tener 27 casos graves a 29 cuando no se notifica ningún caso nuevo de ingreso y cuando los posibles reingresos notificados se limitan a uno posible, en Cruces. Las personas hospitalizadas en total son 255, 226 de ellas en planta.

Los casos que se consideran activos son 1.782. La pasada semana -como publicó este periódico- se produjo la paradoja de que estaba creciendo tanto la casilla de personas recuperadas o dadas de alta que ya eran más las personas ingresadas que las supuestamente enfermas. Al día siguiente, en el enésimo ajuste, resultó que en realidad había 1.600 personas enfermas más que no estaban en las estadísticas.

Nadie se había dado cuenta del error, según ha explicado Murga alegando que nadie del equipo redactor del informe se encarga del "100%" de su contenido. Murga ha admitido que la casilla de recuperados estaba inflada con personas registradas hasta tres veces -cuando se les dio el alta en el hospital, al dar negativo en el test y al ser dado de alta en el centro de salud- y que incluso personas fallecidas estaban incorporadas en ese listado. "Puede pasar con cualquier publicación. A lo largo del tiempo depuramos. Es un trabajo continuo. Hemos tenido a toda la población vasca informada", ha argumentado Murga, que ha negado cualquier intento de "ocultar" datos.

Etiquetas
Publicado el
1 de junio de 2020 - 14:13 h

Descubre nuestras apps

stats