La portada de mañana
Acceder
Empresas españolas entrenan a militares saudíes en dependencias del Ejército
Arranca la vacunación de las personas entre 50 y 59 años con el impulso de Janssen
Opinión - El topo y la serpiente (Historias de riders), por Elisa Beni

El Gobierno vasco rechaza la tramitación de la ley de EH Bildu para crear un impuesto ambiental a grandes superficies

Varias personas bajan por las escaleras mecánicas del Centro Comercial El Boulevard de Vitoria

El Gobierno vasco ha manifestado este martes su criterio "desfavorable" a la toma en consideración de la proposición de ley presentada por EH Bildu que plantea la creación del impuesto ambiental a los grandes centros comerciales, ya que considera que "sería contradictorio con un modelo tributario vasco basado en el acuerdo y la colaboración insterinstitucional" y generaría "disfunciones" en la política de protección al comercio, "sector ahora mismo muy afectado por la pandemia".

En su reunión semanal, el Consejo de Gobierno ha analizado en Vitoria la proposición de ley presentada por el grupo parlamentario EH Bildu y ha considerado "desaconsejable" la implantación de un impuesto medioambiental que grave la capacidad económica de las grandes superficies y centros comerciales, ya que "perjudicaría la recuperación del sector", recoge Europa Press. "La irrupción de la COVID-19 y el fuerte impacto negativo ha llevado al sector comercial a una complicada situación desde el punto de vista económico y del empleo", ha recordado.

Además, el Ejecutivo subraya que el cambio de hábitos del consumidor y el impacto de la venta online de grandes multinacionales a nivel global -que no requiere un establecimiento permanente físico y, por lo tanto, no soporta los mismos costes que un comercio físico- han "acentuado" esta situación. La pandemia ha acelerado la situación estructural que ya se estaba padeciendo tanto en este tipo de establecimientos como en el comercio local. Asimismo, ha destacado que el año 2020 en Euskadi ha continuado el descenso del número de establecimientos comerciales, con una pérdida de más de 1.500 respecto del año anterior.

Tras reconocer que la Comunidad Autónoma Vasca tiene capacidad para regular sus propios impuestos también en esta materia a través del Parlamento Vasco, el Gobierno vasco considera que la proposición de ley de EH Bildu presenta "inexactitudes conceptuales en el articulado", ya que tanto la exposición de motivos como el propio articulado contienen un planteamiento "incorrecto" del sistema tributario vasco.

El Ejecutivo vasco entiende que la política fiscal "debe garantizar un óptimo equilibrio entre los ingresos y los gastos públicos, con un sistema tributario equitativo y eficiente en todos sus ámbitos". Debe atender, además de a la suficiencia financiera, al fortalecimiento de la competitividad, en este caso, del sector comercial.

Debido al impacto que pudiera tener un impuesto de este tipo en las políticas que se desarrollan en el ámbito municipal, la implantación de este tributo debería tener el consenso de las instituciones afectadas. Por ello, el Gobierno considera que un impuesto medioambiental sobre grandes establecimientos comerciales en este momento sería "contradictorio" con un modelo tributario vasco basado en el acuerdo, la coordinación y la colaboración interinstitucional y además provocaría "disfunciones" en la política de protección al comercio.

Etiquetas
Publicado el
20 de abril de 2021 - 17:57 h

Descubre nuestras apps

stats