Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Israel se prepara para una ofensiva en Rafah mientras el mundo mira a Irán
EH Bildu, una coalición que crece más allá de Sortu y del pasado de ETA
Opinión - Pedir perdón y que resulte sincero. Por Esther Palomera

El movimiento feminista a los partidos vascos: “La privatización no es el modelo de cuidados que necesitamos”

Un momento de la manifestación lenta que recorrió el pasado 30 de noviembre las calles de Bilbao, dentro de la huelga feminista.  EFE/Luis Tejido

Maialen Ferreira

Bilbao —

0

Desde que el pasado 30 de noviembre lograran “paralizar” Euskadi y Navarra con una huelga “histórica” por un sistema público de cuidados, el movimiento feminista no ha dejado de reunirse. Se han reunido entre las propias integrantes, en asambleas, con comités de empresas, con colectivos de trabajadoras del hogar y de los cuidados, pero también con familiares de residencias de ancianos y con técnicas de Igualdad de Ayuntamientos. También han solicitado “mesas interinstitucionales” al Gobierno vasco, pero no han obtenido las respuestas deseadas. Por ello, su último mensaje, lanzado este martes, está dedicado a los partidos de cara a la campaña electoral que comenzará próximamente. “Ahora, entramos en plena campaña electoral en el País Vasco, y pedimos a los partidos la responsabilidad que les corresponde. ¿Qué medidas van a tomar prioritariamente?¿Qué propuestas urgentes y qué propuestas de futuro? ¿Cuál es vuestro modelo? ¿A favor de la vida o del beneficio? ¡Posicionaos!”, han indicado desde el movimiento feminista en un encuentro realizado en Bilbao.

En el encuentro, en el que han participado trabajadoras del sector de cuidados, trabajadoras sexuales, sindicatos y pensionistas, entre otros, el movimiento feminista ha recordado cómo comenzó a reunirse hace un año para centrar su lucha en el “derecho colectivo al cuidado”. Tras la huelga general cerca de 300 integrantes del movimiento se reunieron el pasado 28 de enero en Vitoria en una asamblea nacional feminista en la que valoraron la huelga, el trabajo realizado y hablaron sobre los “conflictos, fortalezas y pasos a seguir de aquí en adelante”. “Podemos decir que acordamos los retos que tenemos e identificamos las herramientas necesarias para garantizar el derecho colectivo al cuidado. Para lograr un sistema público y comunitario de cuidados vamos a crear estrategias comunes y vamos a poner en el centro de la agenda la problemática de los cuidados”, han señalado.

“En una situación que se está colapsando, con absoluta prioridad exigimos que se adopten medidas urgentes frente a la privatización y para acabar con vidas precarias. Conocemos las decisiones que se han tomado hasta ahora: privatizar los servicios públicos, no cambiar las condiciones laborales del personal de vigilancia, mantener los desequilibrios territoriales. Este no es el modelo que necesitamos en Euskal Herria. La privatización no es el modelo de cuidados que necesitamos”, han alertado a los partidos políticos.

Para denunciar el sistema actual de cuidados, han indicado que seguirán realizando movilizaciones con el objetivo de “mantener la crisis de los cuidados en la agenda”, así como para “promover la activación social e interpelar a los responsables”. A su vez, han informado de que fomentarán la posibilidad de profundizar en un “acuerdo social” desde diferentes sectores para tratar estas cuestiones y “buscar consensos y prioridades” en los contenidos. “Nosotras seguiremos organizadas”, han concluido.

“Hemos logrado poner sobre la mesa el debate de los cuidados y el Gobierno vasco y navarro tienen que dar una respuesta a esta huelga y no pueden hacer oídos sordos ante las reivindicaciones de decenas de miles de trabajadores y trabajadoras que han salido a la calle. Lo que pedimos es un sistema de cuidados diferente que ponga a las personas en el centro, un sistema de corresponsabilidad y que sea público, gratuito, universal y de calidad. Ese es el sistema que debe tener un país como Euskal Herria, que se base en la dignidad de las personas y que tenga los medios suficientes para dar ese servicio de calidad. Es una reivindicación posible”, aseguraron desde el movimiento feminista el pasado 30 de noviembre durante la huelga general. Sin embargo, según han confesado, a día de hoy no han recibido “ninguna respuesta proporcionada” por parte de ambas instituciones.

Tras las movilizaciones del pasado noviembre por un sistema público de cuidados, que tuvieron un 40% de seguimiento en Educación, desde el movimiento feminista alertaron que el turno para encarar el debate ahora es de las instituciones. “Nuestra propuesta ya está elaborada. Ahora la respuesta y el compromiso político de cara al futuro, a partir de mañana, es por parte de la Administración Pública, de los gobernantes y de quienes tienen mayor responsabilidad de hacer frente y parar ya el negocio de los cuidados en Euskal herria”, señalaron para demandar, por último, que “las vidas de todas y de todos estén en el centro, que los cuidados sean un derecho colectivo para todas las personas y que se deje de lucrar y mercadear con las vidas”.

Etiquetas
stats