La portada de mañana
Acceder
La normativa de Felipe VI prohíbe a Juan Carlos I recibir préstamos sin interés
'¿Qué hace falta para retirar al emérito cualquier honor?', por Ignacio Escolar
Los casos en Europa vuelven a aumentar entre la incertidumbre de las variantes

El Parlamento Vasco rechaza pedir el cierre de la sociedad pública de hidrocarburos solicitado por EH Bildu

La plataforma de extracción de gas La Gaviota

El Parlamento Vasco ha rechazado este jueves pedir al Gobierno vasco el cierre de Hidrocarburos de Euskadi-SHESA como solicitaba EH Bildu argumentado "falta de rentabilidad" de la sociedad, y a propuesta de PNV y PSE-EE, ha pedido al Ejecutivo autonómico que gestione la transición energética con las energías renovables "como objetivo" y el recurso del gas natural como "elemento de transición".

La reactivación del pozo de gas a las afueras de Vitoria irrita a Elkarrekin Podemos y pone en riesgo las cuentas municipales de 2021

La reactivación del pozo de gas a las afueras de Vitoria irrita a Elkarrekin Podemos y pone en riesgo las cuentas municipales de 2021

EH Bildu, tal y como recoge Europa Press, ha presentado en la Cámara una moción con la que solicitaba al Gobierno que no destinara a SHESA más dinero público de sus presupuestos, avanzar en la extinción de SHESA y apostar por las energías renovables destinando "en gran medida" los fondos europeos a la transición energética. Sin embargo, el texto que EH Bildu había acordado con Elkarrekin Podemos-IU no ha contado con el apoyo necesario, y la iniciativa que ha salido adelante ha sido la presentada por PNV y PSE-EE con el apoyo de Vox y el rechazo del resto de los grupos de la oposición.

En el mismo, el Parlamento Vasco insta al Gobierno vasco a mantener su compromiso con los objetivos de desarrollo sostenible para "evolucionar" hacia un nuevo modelo energético que apueste por la "desvinculación" de los combustibles fósiles y la neutralidad de las emisiones de gas de efecto invernadero en el horizonte del 2050, de conformidad con los compromisos de la UE. La Cámara también pide al Gobierno vasco que gestione esta transición "asumiendo las energías renovables como objetivo y el recurso del gas natural como elemento de transición" y le insta a "actualizar" la Estrategia energética de Euskadi 2030 con la finalidad de "aumentar la eficiencia energética, incrementar la generación y consumo de energías renovables y profundizar en la estrategia vasca de investigación energética, como palancas clave para una transición energética justa".

En el debate, el parlamentario de EH Bildu Mikel Otero ha afirmado que "como ocurrió con el fracking, en algún momento el PNV se caerá de su caballo y llevará sus posiciones al camino correcto", y ha defendido la necesidad de cerrar SHESA argumentando que la empresa "ha tenido 37 años para demostrar lo que hace", ya que cree que "lo que hace es tirar dinero público a la basura". "Cada vez es más cantoso el dinero que están despilfarrando aquí, creando un agujero cada vez más profundo", ha asegurado. Asimismo, ha defendido que el proyecto de exploración de gas en Subijana (Álava) de SHESA es "un error desde un punto de vista climático, urbanístico, técnico, social, presupuestarios, jurídico y político".

El parlamentario del PNV Unai Grajales ha contestado a EH Bildu que el reto que se ha marcado el Gobierno vasco es la transición energética pero ha advertido de que es un camino "largo y escarpado" que "no se puede cambiar de un día para otro" y ha explicado que quieren impulsar las energías renovables "teniendo la ayuda del gas". Grajales también ha citado el proyecto de gas en Subijana para defender que contar con una empresa pública como SHESA es "una suerte" porque "deja en manos públicas la gestión del terreno para hacer la exploración". "Me sorprende que quienes se consideran de izquierdas vengan a decir hoy que hay que cerrar una empresa pública para que las privadas cojan ese lugar", ha indicado.

El parlamentario del PSE-EE Alberto Alonso ha recordado a EH Bildu que "quien quiera una transición está obligado a transitar" y ha reconocido que la futura Ley contra el cambio climático que prepara el Gobierno central "abrirá una reflexión sobre el futuro de SHESA". Alonso ha señalado que la nueva ley será "la referencia que marcará el camino" y será "la traslación de los compromisos --de los socialistas-- a un marco normativo que defina con claridad los objetivos y marcadores que se deberán analizar para evaluar los avances".

La parlamentaria de Elkarrekin Podemos-IU Miren Gorrotxategi ha afirmado que como el gas de Argelia, el gas de Euskadi "también contamina, contribuye al colapso climático y es más caro que la energía solar o la eólica". "El gas, además de ser un veneno, es una ruina también en Euskadi. De los millones que ha recibido SHESA para estas aventuras de búsqueda del gas con dinero público, se ha recuperado la mitad de la inversión y sigue en pérdidas", ha denunciado antes de preguntar a los grupos en el Gobierno si se puede "justificar ese derroche de dinero público además de empujar al planeta a un colapso climático".

Por último, la parlamentaria de PP+Cs Muriel Larrea ha criticado la actividad de SHESA en Subijana, ya que cree que la sociedad ha obtenido licencia de una manera "sorprendente" porque el pozo está ubicado en una zona "protegida". "Nos surgen grandes dudas sobre la seguridad que ofrecen estos pozos porque el acuífero que abastece Vitoria está ahí. No queremos contaminar el agua que abastece a los vitorianos", ha insistido. La parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, no ha participado en el debate.

Etiquetas
Publicado el
10 de diciembre de 2020 - 18:56 h

Descubre nuestras apps

stats