Extremadura llevará a cabo un estudio sobre la situación del tabaco y el tomate en la región

Fábrica de una empresa de tomate en Montijo, en la provincia de Badajoz.

0

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio y la Universidad de Extremadura han suscrito un convenio para la realización de un estudio de costes de producción del tabaco y tomate de industria en la región, su viabilidad y su incidencia económica en las zonas rurales donde se cultiva.

Extremadura es uno de los principales productores de tabaco y tomate de industria a nivel europeo, sus producciones crecen anualmente y están presentes en numerosos mercados a nivel internacional.

Así, la región produce el 98% del tabaco que se cultiva en España, con un total de 8.664 hectáreas dedicadas a la producción, siendo así el primer eslabón de toda la cadena de valor de este sector con una producción anual próxima a las 29.000 toneladas, lo que la convierte en la mayor región productora de toda Europa.

En Extremadura, el cultivo de la hoja de tabaco y su primera transformación facturan 130 millones de euros, agrupa a unas 1.300 explotaciones en cooperativas y asociaciones, aportando un valor añadido bruto a la economía regional de casi 140 millones.

En la provincia de Cáceres, donde está más concentrada esta actividad, el tabaco aporta un 1,8 % del producto interior bruto (PIB), aglutina más del 2 % del empleo y supone casi el 20 % de las exportaciones.

Este cultivo se desarrolla en un territorio específico, La Vera y Campo Arañuelo, los municipios de estas comarcas han logrado mantener la población, cuando en el conjunto de la provincia se ha perdido un 28,1 % en el periodo 1960-2020.

“Para luchar contra el despoblamiento en un territorio tan amenazado como este, el cultivo del tabaco es clave, generando 3.854 puestos de trabajo durante todo el proceso, suponiendo más de un 35% del empleo creado en su zona de influencia, contribuyendo así a frenar la despoblación y el envejecimiento rural”, ha destacado el Ejecutivo regional.

Por otra parte, en Extremadura se produce el 75% del total nacional y un 5% del tomate para industria a nivel mundial.

Hablar de tomate para industria en España es hablar de Extremadura, donde este cultivo conforma uno de los pilares básicos del sector agroalimentario extremeño, concentrando la renta de un gran número de agricultores, empresas de servicios auxiliares y de la importante industria ligada a este sector.

La zona regable de las Vegas del Guadiana fue el origen del cultivo, que más tarde creció en las vegas de Alagón, de tal forma que la superficie de tomate para industria en Extremadura ha tenido un crecimiento elevado desde el 2013 con 14.233 hectáreas a 2021 con 23.340.

La relevancia del tomate para industria en Extremadura, no sólo la evidencia el nivel de empleo que genera las más de 23.000 hectáreas de superficie de este cultivo en la región, que emplean, de forma directa, a más de 1.140 agricultores de tomate en cada campaña, sino el importante motor de empleo que suponen las industrias de transformación de tomate extremeñas, que actualmente lideran las exportaciones agroalimentarias de la región.

La Junta ha señalado que desde el punto de vista social, el mantenimiento del cultivo del tabaco y tomate de industria en Extremadura “repercute indiscutiblemente” en la creación y mantenimiento de empleos, y como instrumento eficaz para conseguir fijación de población al medio rural.

La producción del tabaco y tomate de industria es el pilar principal de muchas economías rurales, garantiza la sostenibilidad, empleo, sustento, ingresos por exportación y desarrollo económico de estas zonas rurales.

En este contexto, el Gobierno regional considera imprescindible disponer de un estudio que analice los costes de producción del sector del tabaco y tomate de industria de Extremadura, su viabilidad y su incidencia económica en las zonas rurales donde se cultiva.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats