Alcoa sigue con su plan de deshacerse de la planta de San Cibrao pese sus beneficios récord del tercer trimestre

Trabajadores de Alcoa en San Cibrao (Lugo) durante una huelga, en una fotografía de archivo.

La multinacional del aluminio Alcoa registró un beneficio neto atribuido récord de 337 millones de dólares (290 millones de euros) entre julio y septiembre. En el mismo periodo del año pasado tuvo, sin embargo, unas pérdidas de 49 millones de dólares (42 millones de euros). Pese a las cuentas positivas, la empresa no ha variado su intención de vender la planta de aluminio primario que tiene en San Cibrao (Cervo, Lugo). No hay avances, sin embargo, en el proceso. Los trabajadores, que volvieron a la huelga a finales de septiembre, acusan a la compañía de estar "bloqueando" los acuerdos con las empresas interesadas. Es la segunda vez que las negociaciones encallan. Hace un año las conversaciones para que las instalaciones pasasen a manos del Grupo Liberty terminaron sin acuerdo y las abiertas a principios de este año con la participación del Gobierno central tampoco han arrojado resultados por el momento.

Alcoa ha informado de sus resultados y de que va a repartir el 19 de noviembre un dividendo trimestral de 0,10 dólares por acción y va a lanzar un plan de recompra de acciones de 500 millones de dólares (431 millones de euros). "La decisión de la compañía de devolver efectivo a nuestros accionistas a través de nuestro primer programa trimestral de dividendos en efectivo y un nuevo plan de recompra de acciones es el resultado del importante trabajo que los 'alcoanos' han completado para mejorar la posición financiera de la empresa", dijo Roy Harvey, presidente y consejero delegado de Alcoa.

La empresa atribuye la mejora de sus resultados en el tercer trimestre de 2021 a los precios más altos del aluminio y la alúmina, lo que impulsó las ventas de la compañía estadounidense a 3.109 millones de dólares (2.680 millones de euros), un 31,4% más que un año antes. Tiene un endeudamiento de 1.800 millones de dólares (1.552 millones de euros), frente a los 2.300 millones de dólares (1.983 millones de euros) que registraba al cierre del segundo trimestre.

En los nueve primeros meses del ejercicio, Alcoa ha obtenido un beneficio neto atribuido de 821 millones de dólares (708 millones de euros), frente a las pérdidas de 166 millones de dólares (143 millones de euros) del mismo periodo de 2020. Las ventas aumentaron un 27,8%, hasta 8.812 millones de dólares (7.597 millones de euros). Con estos datos espera un crecimiento por encima del 10% en el volumen interanual de envíos.

En cuanto a la situación de su planta de San Cibrao, la multinacional insiste en su postura de que sigue "buscando una solución". Pone como obstáculo para deshacerse de las instalaciones que el precio de la energía en España para la fundición supera los promedios de las fundiciones mundiales y de la Unión Europea. "Alcoa mantiene su compromiso de transferir la fundición de aluminio a un tercero tan pronto como el Gobierno español pueda desarrollar e implementar un marco energético competitivo que haría viable la fundición", ha señalado. También se ha referido a la huelga indefinida de los obreros, que comenzó el 27 de septiembre. Limita varias actividades y la empresa calcula que tendrá un impacto de unos 90 millones de dólares (77 millones de euros) en sus resultados del cuarto trimestre. Los trabajadores, por su parte, continúan con las protestas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats