Alcoa ofrece un ERTE de dos años mientras se negocie la venta de la fábrica de San Cibrao

Protesta de trabajadores de Alcoa ante la Xunta

El interés de Liberty House por la planta de Alcoa en A Mariña ha desatascado las conversaciones entre la multinacional y el comité de empresa a un día de terminar el período de consultas previo a la ejecución del expediente de regulación de empleo que amenaza los puestos de 534 empleados de la planta de San Cibrao. La multinacional del aluminio ha llevado a la reunión que se ha celebrado este lunes dos propuestas basadas en una posible compra de la planta y en las que se contempla parar las cubas de producción. La prioritaria para Alcoa es la ejecución del ERE previsto mientras se inicia un proceso de venta en el que uno de los requisitos para la nueva propietario sería la incoportación prioritaria de los trabajadores afectados por el despido colectivo.

La Xunta envía un requimiento a Alcoa para que retire su ERE sobre la planta de San Cibrao

La Xunta envía un requimiento a Alcoa para que retire su ERE sobre la planta de San Cibrao

En la otra propuesta, la empresa apuesta por realizar un expediente de regularización temporal de empleo durante dos años. Esta opción, que está "pendiente de concreción y desarollo" según recoge Europa Press, consistiría en parar las cubas de la planta durante 120 días mientras se inicia el proceso de venta. Alcoa se encargaría del coste del arranque de las mismas hasta un coste de 35 millones de dólares en el caso de que se cierre la venta. En caso de que no se produjera el cambio de propiedad, se retornaría al plan del ERE que se mantiene como opción prioritaria para la multinacional. Alcoa indica que incluye esta segunda opción porque "cumple con las demandas" de trabajadores y autoridad laboral "evitando los despidos y manteniendo la posibilidad de re-arrancar las cubas en el futuro si se produjera un cambio en las circunstancias que permitiera su viabilidad, así como desarrollar un proceso de venta competitivo y de una duración adecuada con las debidas garantías para todos".

Estas dos opciones, que la empresa busca acordar tanto con el comité como con la autoridad laboral que representa la Xunta, conllevan el paro de las cubas, un punto que los representantes de los trabajadores rechazan y califican de "línea roja". El presidente del comité, José Antonio Zan, afirma que la multinacional está "empecinada" en continuar con los despidos y la congelación de las cubas cuando la posible compradora estima que en "ocho semanas acabaría el proceso" de venta. Zan, que se reúne esta tarde con Liberty House para conocer su oferta y plan para la fábrica, reclama que el período de negociación del ERE se extienda una semana más.

Esta mañana fue el conselleiro de Economía de la Xunta de Galicia, Francisco Conde el que mantuvo un encuentro con un representante de Liberty House, tras el que la Xunta aseguró en un comunicado que "hay una posible solución y un plan industrial para Alcoa que permite darle continuidad a la planta de producción de aluminio primario y a los mil empleos que dependen de ella". Conde reclamó a Alcoa que negocie la venta y al Gobierno central que convoque una mesa multilateral para "constatar las necesidades" del plan industrial de la empresa interesada.

Etiquetas
Publicado el
3 de agosto de 2020 - 18:11 h

Descubre nuestras apps

stats