El fondo Trafigura hace una oferta por la planta de Alcoa en San Cibrao con reparto de participaciones a los trabajadores

Imagen de archivo de una protesta de los trabajadores de la planta de Alcoa en San Cibrao, en Xove (Lugo)

El fondo de inversión Trafigura acaba de presentar una oferta no vinculante por la fundición de Alcoa en Galicia que incluye la entrada de los trabajadores en la participación del capital. La oferta, según fuentes de la negociación, prevé el mantenimiento de una estructura que ofrezca garantías laborales y satisfaga las reclamaciones sindicales, evitando la extinción de empleos que propuso la anterior propiedad contra el criterio de los tribunales.

El Tribunal Superior de Galicia tumba el ERE de Alcoa por "mala fe" de la empresa en las negociaciones

El Tribunal Superior de Galicia tumba el ERE de Alcoa por "mala fe" de la empresa en las negociaciones

Trafigura es un fondo de inversión internacional con negocios en minas y fundiciones, así como uno de los mayores comerciantes de metales del mundo. Sus ingresos globales superan los 130.000 millones de euros y sus beneficios en 2020 se situaron por encima de los 5.000 millones.

Los detalles de la oferta no han trascendido públicamente aunque, según señalan fuentes conocedoras de la operación, los planes de compra han sido comunicados a los propietarios, al comité de empresa y también a los gobiernos central y gallego. Desde el comité de empresa su presidente, José Antonio Zan, reconoce que tenían noticias de los planes de este fondo de inversión pero recuerda que "se trata de una oferta no vinculante". Zan, en conversación con elDiario.es, cree que otras compañías moverán ficha en los próximos días: "Estamos seguros de que no va a ser la única oferta. De aquí al viernes como mínimo habrá otras dos más. Ya veremos si alguna va adelante".

Alcoa formalizó un ERE para 524 empleados a principios de octubre de 2020, tras cuatro meses de negociaciones con el comité de empresa. Su intención era ir parando las cubas de electrolisis de forma ordenada hasta el primer trimestre de 2021, pero la justicia admitió las medidas cautelares reclamadas por los sindicatos CC.OO., UGT y CIG e impidió el pasado 4 de noviembre este proceso.

Desde que la empresa planteó los despidos -a finales de junio, aunque hubo conversaciones informales previas-, las partes pactaron ampliar el periodo de consultas del ERE en dos ocasiones. La última de ellas, en agosto, fue con el fin de abordar una posible venta a Liberty House. El grupo de origen británico mostró su interés por hacerse con las instalaciones, pero las conversaciones terminaron un mes y medio después sin acuerdo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps