Una manifestación protesta en Santiago contra la universidad privada que promueve Abanca

Protesta en la Praza da Quintana contra el proyecto de universidad privada que promueve Abanca en Galicia

Una manifestación contra el proyecto para crear la primera universidad privada de Galicia, impulsado por Abanca, ha congregado este sábado en Santiago de Compostela a centenares de personas. La convocatoria la hizo la Plataforma Galega en Defensa da Universidade Pública y recibió el respaldo de los sindicatos CIG, CC.OO. y UGT. El nuevo centro docente no cumplirá, según los organizadores, las garantías de calidad que se le exigen. Es, opinan, una iniciativa "nefasta".

Portavoz de la Plataforma en Defensa da Universidade Pública: "No es necesaria una universidad privada en Galicia"

Portavoz de la Plataforma en Defensa da Universidade Pública: "No es necesaria una universidad privada en Galicia"

Los presentes gritaron consignas como 'O ensino é un dereito, non un privilexio' y 'Recortes á pública e cartos á privada'. El manifiesto, leído en la Praza da Quintana, reclama una educación "pública y de calidad" como valor en "una sociedad democrática, justa e igualitaria". Suso Bermello, de la CIG y portavoz de la plataforma, consideró que el proyecto "rompe un consenso institucional y político de hace muchos años" y va a constituir un "punto de no retorno muy peligroso en el sistema universitario". La privada, agregó, "intentará captar alumnado y recursos empresariales, y no complementará la oferta pública". El apoyo del PP al proyecto muestra, en su opinión, que es un partido "servil" con el poder económico.

El PP impuso su mayoría en una votación a finales de mayo en el Parlamento para que la ley que crea la nueva universidad fuese admitida a trámite. Tanto BNG como PSdeG habían presentado enmiendas a la totalidad. Se mostraron en contra del proyecto y no fueron los únicos. Los rectores de las tres universidades públicas declararon también su rechazo y el Consello Económico e Social, órgano consultivo de la Xunta, cuestionó la iniciativa en un informe. Los planes que han trascendido sobre la oferta de estudios del nuevo centro están lejos de cumplir los requisitos anunciados por el Gobierno central para limitar el negocio de las privadas.

Los organizadores de la manifestación consideraron en el manifiesto que el proyecto es "un ataque a la igualdad de oportunidades" porque se basa "en la capacidad económica y no en la de méritos". "Se utilizará propaganda falsa para mentir sobre los beneficios laborales que aporta. Es un paso más en un proceso progresivo de privatización de la educación pública", afirmaron.

Roberto Castro, de UGT, rechazó que la universidad sea tratada como "una mercancía" y advirtió de que la oferta de este centro privado va a "entrar en conflicto" con las titulaciones públicas y tendrá efectos económicos negativos sobre campus periféricos como los de Ferrol, Lugo y Pontevedra. La secretaria xeral de la Federación do Ensino de CC.OO., Luz López, tachó de "contradictorio" que el Gobierno autonómico "no permita duplicar titulaciones a las públicas, pero sí lo haga con las privadas". "La ley de universidades publicada en 2013 le abrió las puertas a la iniciativa privada: los requisitos eran mínimos y cualquier 'chiringuito' podía convertirse en una universidad privada", criticó López.

En la protesta de este sábado estuvo presente la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón. El líder de los socialistas gallegos, por su parte, no acudió, pero trasladó su respaldo a la manifestación en su intervención en el Comité Nacional de la formación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps