Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Del ‘caso Koldo’ al Grupo Mixto: la última semana de Ábalos en el PSOE
Un año de la Ley Trans: "Somos personas normales haciendo cosas normales"
Opinión - Aviso a navegantes: los mensajes entre líneas de Ábalos. Por Ignacio Escolar

Baltar cesa como vicepresidente de la Diputación al concejal de Democracia Ourensana que permitió el asedio a la alcaldía de Jácome

Miguel Caride y José Manuel Baltar

elDiario.es Galicia

0

El culebrón político de Ourense suma un nuevo capítulo con giro de guión sobre los planes inicialmente previstos por José Manuel Baltar, líder del PP en la provincia. El presidente provincial ha cesado como vicepresidente a la persona que le sirvió de punto de palanca para iniciar el asedio contra Gonzálo Pérez Jácobe en la alcaldía de Ourense. Miguel Caride debe abandonar un puesto en el que le esperaba un salario de 58.000 euros anuales, al que según cuenta ahora ya habría renunciado. La expulsión de Caride viene impulsada por las medidas cautelares impuestas por el juzgado de primera instancia de Ourense que considera que el salto directo desde Democracia Ourensana hasta el sillón de vicepresidente del organismo que gobierna el Partido Popular bordea los límites legales del transfuguismo.

En un comunicado de la Diputación Provincial, se explica que el presidente de la institución firmó la resolución por la que se decreta el cese como vicepresidente segundo de Miguel Caride, a instancias del informe elaborado por el secretario general de la institución provincial. Baltar comunicó personalmente el cese y confirmó que, por el momento, “no se va a cubrir el puesto” de vicepresidente segundo, así como tampoco la vacante que queda en la junta de gobierno provincial, a la espera de que las resoluciones del juzgado de primera instancia sean firmes.

Sobre el nuevo giro de los acontecimientos Miguel Caride ha indicado que “no le ha pillado de sorpresa” puesto que “ya lo había hablado con el presidente”, con el que -dice- mantiene “conversaciones fluidas” sin “ningún tipo de problema”.

Mientras tanto la situación política en el ayuntamiento de Ourense sigue marcada por el bloqueo. Gonzalo Pérez Jácome gobierna con el apoyo de solo dos concejales y nadie ha conseguido ningún acuerdo para armar una moción de censura con la que discutirle en mando de la tercera ciudad de Galicia. El único apoyo claro que ha encontrado Baltar contra Jácome ha sido Miguel Caride, antiguo lugarteniente del todavía regidor ourensano, y ahora en las cercanías del poder que representa el clan de los Baltar. Cerca del poder pero, desde este miércoles, sin sillón institucional en el que sentarse.

Etiquetas
stats