La portada de mañana
Acceder
La estrategia de Ayuso con la pandemia, un problema para Madrid y para Casado
El Gobierno mejora su oferta para la prórroga de los ERTE
OPINIÓN | De Madrid al delirio, por Antón Losada

Sobre este blog

En este espacio se asoman historias y testimonios sobre cómo se vive la crisis del coronavirus, tanto en casa como en el trabajo. Si tienes algo que compartir, escríbenos a historiasdelcoronavirus@eldiario.es.

Carta de dos ciudadanos que han pasado el coronavirus: "Hay un trabajo esencial que hacer" 

La calle Mayor de Madrid semivacía el mismo día que el Gobierno ha decretado el estado de alarma en España a consecuencia del coronavirus

Gustavo Vinacua / Elena Alfaro 

6

Este uno de abril y, en España, 9.053 personas han muerto con COVID-19 hasta el momento, y más de 40 millones están confinadas en sus hogares. Pero también tenemos 22.647 personas que se han recuperado y miles más que no se tienen en cuenta en las cifras oficiales, una colectivo enorme y en rápido crecimiento. Estas personas ahora podrían ser inmunes y, por lo tanto, un activo valioso que crece y crece cada día. Un activo que podríamos usar ahora para ayudar a otros. Yo soy uno de ellos y me gustaría hacerlo.

No me refiero a ser el más fuerte del vecindario, tampoco a ser heroico. Quizá todo lo contrario o, al menos, no se trata de la historia épica que puedes estar esperando escuchar.

Si confiamos en nuestro poder colectivo y nos preocupamos por los demás, podríamos:

● Ayudar a las personas que han pasado la COVID-19 y que están recuperadas para que puedan ayudar a otros.

● Testar a todas las personas que hayan tenido los síntomas y hayan estado en contacto con un paciente confirmado con COVID-19 para verificar si han desarrollado anticuerpos.

● Darle a aquellos con un resultado positivo opciones para brindar apoyo a los demás. Por ejemplo, proporcionarles un salvoconducto que les permita demostrar su condición 1.

Se trata de identificar a quienes están listos para enfrentar la COVID-19 sin riesgo, los que lo tuvieron y ganaron. Se trata de enviar a los que tienen una armadura para ayudar a los más frágiles.

Si obtenemos los recursos para evaluar y testear los casos sospechosos que nunca se hicieron la prueba y los pacientes recuperados, podríamos tener a miles de personas listas para ayudar. Los que se infectaron hace semanas y que ya han estado asintomáticos durante días pueden haber desarrollado anticuerpos y, por lo tanto, estar listos para realizar algunas de las tareas más arriesgadas que el resto de la población tiene que enfrentar a diario.

Algunos de los casos en los que uno podría pensar cuando se trata de ayudar a otros son:

● Comprar comida y llevarla a casa de quienes lo necesitan.

● Donar plasma para la investigación.

● Hacer test a las personas recién infectadas.

● Cuidar y acompañar a ancianos en residencias o en su propia casa.

● Realizar trabajos que requieran interacción presencial, cara a cara.

● Eventualmente, volver a trabajar con normalidad para empezar a reactivar la economía.

Todo esto se podría gestionar, primero, contactando directamente con el entorno cercano del recuperado -su barrio, sus conocidos- y poco después a través de una app que conecte oferta y demanda, y con el pasaporte digital del recuperado.

Algunos de nosotros hemos pasado por días difíciles llenos de incertidumbre y miedo, lo suficiente como para recordarnos las cosas que realmente importan. No podemos hacer mucho bajo la ley de emergencia si no conseguimos que nuestros políticos escuchen y actúen de acuerdo con esto. Por favor, ayudadnos a evaluar y testear a los que pueden haber desarrollado anticuerpos para que podamos comenzar a ayudar a otros a luchar y ganar esta batalla que enfrentamos.

Si tú, como yo, te encuentras entre los que pueden haberse infectado (incluso si nunca ha recibido la prueba para confirmarlo), y deseas verificar si está listo para ayudar a los demás, comparte esto, hagamos que los que deciden nos escuchen y convirtamos esta idea en realidad para que podamos comenzar a ayudar a otros YA.

Si quieres contribuir de otra forma, contacta con nosotros: gvinacua@gmail.com y elenalfaro@gmail.com. 

Sobre este blog

En este espacio se asoman historias y testimonios sobre cómo se vive la crisis del coronavirus, tanto en casa como en el trabajo. Si tienes algo que compartir, escríbenos a historiasdelcoronavirus@eldiario.es.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
1 de abril de 2020 - 22:27 h

Descubre nuestras apps

stats