La OMS lamenta la suspensión de fondos anunciada por Trump: “Si estamos divididos, el coronavirus explota las diferencias entre nosotros”

La OMS pide aumentar "urgentemente" los análisis y tratamientos contra la hepatitis

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha lamentado este miércoles el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha asegurado que va a ordenar la suspensión de las contribuciones que el Gobierno aporta al organismo internacional entre críticas a su gestión.

"Lamentamos la decisión del presidente de Donald Trump de ordenar el cese de la financiación de la OMS. Con el apoyo del pueblo y el Gobierno, la OMS trabaja para mejorar la salud de muchas de las personas más pobres y vulnerables del mundo", ha dicho Adhanom Ghebreyesus en la rueda de prensa rutinaria que celebra el organismo sobre su respuesta al coronavirus.

El director general ha recordado que con el presupuesto, el organismo "no solo" está luchando contra la enfermedad COVID-19. "También estamos trabajando para combatir la polio, el sarampión, la malaria, el ébola, el VIH, la tuberculosis, la malnutrición, el cáncer, la diabetes, la salud mental y muchas otras enfermedades y condiciones", ha afirmado el máximo responsable de la organismo. "También trabajamos con los países para fortalecer los sistemas de salud y mejorar el acceso a los servicios de salud que salvan vidas".

En este sentido, ha indicado que la organización está examinando en estos momentos el impacto que tendría para su labor "cualquier retirada de la financiación de Estados Unidos" y trabajará con sus socios "para subsanar cualquier brecha financiera a la que nos enfrentemos y asegurar que nuestra labor continúe sin interrupción". EEUU es el mayor donante general de la OMS, con una contribución de más de 400 millones de dólares en 2019, aproximadamente el 15% de su presupuesto.

El director general también ha respondido a las críticas del presidente estadounidense, que ha acusado a la OMS en los últimos días de mala gestión y de haber estado "demasiado centrada" en China, donde se detectó por primera vez el brote y durante semanas acumuló la gran mayoría de los casos en el mundo.

"Nuestro compromiso con la salud pública, la ciencia y con el servicio a todos los ciudadanos del mundo sin miedo ni preferencias sigue siendo absoluto. Nuestra misión y mandato es trabajar con todas las naciones por igual, sin importar el tamaño de sus poblaciones o economías. La COVID-19 no discrimina entre naciones ricas y pobres, naciones grandes y pequeñas. No discrimina entre nacionalidades, etnias o ideologías. Tampoco nosotros. Este es un momento para que todos nosotros estemos unidos en nuestra lucha común contra una amenaza común", ha recalcado el director general. "Cuando estamos divididos, el coronavirus explota las diferencias entre nosotros", ha proseguido.

Además, ha mostrado su compromiso de "rendir cuentas de los recursos que se nos confían". "A su debido tiempo, los Estados Miembros de la OMS y los órganos independientes que se han establecido para garantizar la transparencia y la rendición de cuentas examinarán la actuación de la OMS en la lucha contra la pandemia de COVID-19. Esto es parte del proceso habitual puesto en marcha por nuestros Estados Miembros", ha agregado. "Sin duda, se identificarán áreas de mejora y habrá lecciones para todos nosotros. Pero por ahora, nuestro objetivo- mi objetivo - es detener el coronavirus y salvar vidas".

Tras el anuncio de Trump este martes, líderes políticos de diferentes países, como Nueva Zelanda, Alemania y Rusia, han condenado la decisión y han mostrado su respaldo al organismo. "La OMS está agradecida a las numerosas naciones, organizaciones y personas que han expresado su apoyo y compromiso a la OMS en los últimos días, incluido su compromiso financiero. Acogemos con beneplácito esta demostración de solidaridad mundial. La OMS está manos a la obra. Seguimos estudiando este coronavirus, cada momento de cada día, estamos aprendiendo de muchos países sobre lo que funciona, y estamos compartiendo esa información con el mundo", ha añadido.

Este martes, Donald Trump en plena pandemia de coronavirus, congelar los fondos que su Gobierno aporta a OMS. "Hoy ordeno a mi Gobierno suspender los fondos a la OMS mientras reviso su conducta para determinar el rol de la OMS y su grave mal manejo y encubrimiento de la expansión del coronavirus", anunció el presidente durante una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Trump emprendió esta nueva contienda cuando los casos de COVID-19 rondan los 615.000 en Estados Unidos y los fallecidos superan los 26.000. Los analistas enmarcan el anuncio del presidente en un intento de echar la culpa al organismo de la criticada respuesta de su administración a la epidemia de coronavirus en territorio estadounidense. "Es una decisión extraña que sería profundamente perjudicial para la salud pública mundial. Está tratando de distraer de sus propios errores que han llevado a la peor respuesta del Gobierno a la COVID-19 en el mundo", afirma a The Guardian Gavin Yamey, director del centro de impacto de políticas en salud mundial de la Universidad de Duke.

El dirigente ya hizo público la semana pasada su descontento con la OMS por su gestión del coronavirus, pero reconoció que cortarle la financiación al organismo en plena pandemia no era, quizás, lo más oportuno. Una semana después, a Trump no le ha temblado el pulso para tomar una decisión que recuerda a su salida de la Unesco, del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, del Acuerdo de París sobre el cambio climático o del pacto nuclear con Irán.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats