El Presidente tunecino destituye a una veintena de altos cargos del Gobierno

El Gobierno llama a "la calma y a la estabilidad" en Túnez

EFE

Túnez —

1

El presidente tunecino, Kais Said, decretó este martes la destitución de una veintena de altos funcionarios del Estado y de la presidencia del Gobierno apenas dos días después de haber tomado "medidas excepcionales", que incluyen el cese del primer Ministro y la suspensión del Parlamento durante 30 días, calificadas de "golpe de Estado" por la mayoría de partidos políticos.

Según la publicación del Boletín Oficial del Estado (JORT) de este martes, entre las personas cesadas se encuentran el fiscal general del Estado, el secretario general del Gobierno, el director de gabinete de la presidencia de Gobierno, el jefe de la Autoridad General de Resistentes, Mártires y Heridos de la Revolución y de Operaciones Terroristas así como los consejeros del exprimer Ministro.

En un comunicado de prensa, el partido islamista Ennahda, principal fuerza del Parlamento tunecino y socio del Gobierno, pidió este lunes al jefe del Estado retractarse de sus decisiones, aunque abogó por el diálogo político para salir de la crisis que arrastra el país.

La formación conservadora instó a los ciudadanos a no salir a manifestarse por temor a conflictos civiles y abogó por unas elecciones legislativas y presidenciales anticipadas con el fin de proteger el proceso democrático y evitar un régimen autocrático.

El pasado domingo el mandatario anunció el cese del jefe de Gobierno y la suspensión de la Asamblea durante 30 días, así como la retirada de la inmunidad parlamentaria a todos los diputados "para recuperar la paz social y salvar al Estado", decisión que la mayoría de las fuerzas políticas calificaron de "golpe de Estado".

Said argumentó que hacía uso del artículo 80 de la Constitución que le otorga el poder de tomar medidas "excepcionales" ante un "peligro inminente" tras consultar con el jefe de Gobierno y el presidente del Parlamento.

Según la Constitución, el objetivo de este texto es garantizar un funcionamiento regular del poder público "lo antes posible", sin embargo, el Tribunal Constitucional, pendiente de creación desde 2015, debe supervisar dicho proceso y decidir sobre su extensión.

El primer ministro, Hichem Mechichi, salió este lunes de su silenció para declarar que acepta su destitución y el traspaso "pacífico" de poderes para no convertirse en un elemento "perturbador" que complique todavía más la situación.

Túnez inició su transición democrática en 2011 con la llamada 'Revolución de los Jazmines', que puso fin a dos décadas de la dictadura de Zine El Abidine Ben Ali, y durante la cual se han sucedido un total de diez gobiernos que han agravado la crisis económica y social.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats