La portada de mañana
Acceder
La vacuna contra la COVID-19 será hasta diez veces más cara según el laboratorio farmacéutico que la fabrique
Kamala Harris: heredera de Barack Obama y símbolo de una nueva generación
Opinión - El debate que ya existió, por Elisa Beni

Análisis Metal Gear Solid V: Ground Zeroes, Big Boss aterriza en PC

Metal Gear Solid V Ground Zeroes

Allá por marzo de 2013 aterrizó en las consolas next gen y en sus predecesoras un Metal Gear Solid V: Ground Zeroes llamado a demostrar lo que esta tan veterana como reputadísima saga de infiltración y sigilo podía dar de sí gracias al uso del Fox Engine, el motor gráfico desarrollado por Kojima Productions para explotar el hardware de la nueva generación. Y vaya si lo logró, ofreciendo una experiencia de juego más que satisfactoria con un acabado técnico a la altura, tan sólido como poderoso tanto en la next como en la old gen.

Se confirma Metal Gear V Online: Tactical Team Operations

Pero dejando a un lado el tema puramente técnico, Ground Zeroes sirvió para que nos podamos hacer una idea de por dónde quiere llevar Hideo Kojima esta franquicia, dejando atrás la linealidad para apostar por un desarrollo mucho más abierto premiando la libertad de acción del jugador. Metal Gear Solid da así el salto hacia lo que casi podríamos calificar como un entorno sandbox en el que podremos elegir nuestra vía de acción, sin romper por ello con sus señas de identidad: una poderosa historia repleta de ramificaciones y entresijos que requieren de años de estudio para ser comprendida, y una puesta en escena totalmente cinematográfica.

Ahora bien, tampoco faltó la polémica, puesto que la campaña principal puede completarse en apenas 2 horas y el resto de misiones secundarias se desarrollan en el mismo mapa, por lo que muchos lo calificaron como ‘una demo vendida como juego independiente’. Sea como sea, el caso es que desde Konami han tenido a bien hacer algo que la comunidad de jugadores de PC llevaba siglos pidiendo: llevar esta franquicia a compatibles realizando un port a la altura. Y eso es lo que acaban de hacer con Ground Zeroes, permitiéndonos ver hasta dónde puede llegar el famoso Fox Engine.

El mejor espía en tu PC

Lo primero de todo es comentar que nos encontramos ante un port del juego ya visto el pasado año, de forma que más allá de lo visual no hay novedades de peso, por lo que instamos a todo aquel que quiera conocer este juego en detalle a pasarse por el análisis que ya redactamos en su día para después saltar directamente a la parte de este artículo en la que hablamos del apartado técnico.

La trama de Metal Gear Solid V: Ground Zeroes nos sitúa justo después de los acontecimientos narrados en Peace Walker, título exclusivo de PSP hasta su reedición en HD dentro de la Metal Gear Solid HD Collection, con el objetivo de rescatar a Chico y Paz de una base militar estadounidense que guarda no pocas similitudes con la famosa Guantánamo. Y aquí va el comentado punto flaco de Ground Zeroes, dado que si nos centramos en superar esta campaña yendo tan sólo a por los objetivos principales sentiremos que hemos disfrutado tan sólo de un pequeñísimo aperitivo en plan gourmet. Eso sí, por suerte su jugabilidad abierta favorece la rejugabilidad como nunca antes en la serie, y tampoco faltan las misiones secundarias, secretos ocultos y niveles de dificultad extra para que cada cual encuentre su propio desafío.

Nosotros por ejemplo, como ya superamos en su día el título original, nos la hemos pasado en menos de una hora, y eso que nos hemos entretenido haciendo el ‘gamberro’, pegando tiros por todas partes y lanzando granadas a todo lo que se movía sólo por ver cómo luce el Fox Engine (sí, sabemos que no es así como se ‘debe’ jugar un Metal Gear). Pero a lo que vamos, dado que esta versión de PC no cuenta con ningún extra, tan sólo queremos resaltar que todo aquel que ya tenga Ground Zeroes en consola no encontrará ningún aliciente para hacerse con esta versión, a no ser que tenga la versión de PS3 o Xbox 360 y quiera deleitarse la vista con gráficos muy superiores.

Como decimos todo lo demás, incluyendo por supuesto esa jugabilidad tan aclamada como prometedora, no ha sufrido cambios en la versión para compatibles. Eso sí, cabe señalar que a diferencia de muchas otros ports chapuceros, el control con el teclado y ratón nos ha parecido tan accesible como confortable. Desde luego resulta mucho más cómodo un buen mando, pero no encontramos pega que poner a la tarea realizada en este punto por Kojima Productions.

Fox Engine a la enésima potencia

Hablemos por fin del apartado técnico, principal diferencia entre este Ground Zeroes y el que pudimos disfrutar el pasado año. Como era de esperar, y pese al baile de requisitos mínimos y recomendados previos al lanzamiento del juego, el Fox Engine es capaz de dar lo mejor de sí mismo en PC, y por suerte para los jugadores sin requerir para ello un auténtico pepino de la Nasa.

Esta versión de Metal Gear Solid V: Ground Zeroes ha resultado estar bastante bien optimizada. Nosotros lo hemos catado en un ordenador cuya mayor flaqueza es precisamente el contar con una gráfica modesta (procesador AMD FX 8320 3.5 Ghz, 12 GB de RAM a 1866 Mhz y gráfica AMD R7 260x) y hay que decir que el resultado ha sido óptimo pudiendo seleccionar prácticamente la totalidad de las opciones gráficas en calidad ultra sin notar una sola caída en el rendimiento.

¿Y qué podemos decir? Pues que el resultado es aún más espectacular que el visto el pasado año en Playstation 4, ofreciendo un nivel de detalle superior en casi todos los aspectos. La profundidad de campo es mayor, al igual que la calidad de ciertas texturas y efectos de iluminación. De hecho todo aquel que cuente con un monitor 4K y la suficiente potencia gráfica podrá llevar este título a dicha resolución sin problema, algo impensable con las consolas actuales.

En definitiva, desde Kojima Productions han sabido demostrar una vez más que su motor para la nueva generación es capaz de adaptarse a casi cualquier plataforma, ya sea una PS4, una consola con 9 años a sus espaldas como Xbox 360, o el más potente de los PC.

Conclusiones:

Bien, sabiendo todo esto no nos queda otra que ser breves. Si ya tienes Ground Zeroes en consolas encontrarás muy pocos alicientes para dar el salto a la versión de PC, a no ser claro que seas un fanático incorregible de los gráficos. Si por el contrario hace tiempo que diste el salto a compatibles y aún sigues manteniendo el amor por una franquicia que hasta ahora sólo ha realizado pequeñas incursiones en este mundillo, estás de enhorabuena, porque podrás disfrutar de la que hoy por hoy viene a ser la mejor experiencia Metal Gear Solid hasta la fecha (dejando a un lado temas como el argumento al ser un mero prólogo) hasta la llegada durante una fecha aún por determinar de 2015 del esperadísimo Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.

 

Lo mejor:

  • La libertad de acción ofrecida por las nuevas mecánicas jugables cercanas a los sandbox.
  • La inteligencia artificial de los enemigos resulta sobresaliente. Nunca sabes por dónde te van a salir.
  • Mantiene el carácter tan cinematográfico de sus predecesores de forma mucho más orgánica, sin romper tanto el ritmo.
  • A nivel visual saca partido del hardware de PC, llevando el Fox Engine a un nuevo nivel. Hay una gran labor de optimización detrás.

Lo peor:

  • No aporta nada nuevo más allá del tema visual respecto a lo visto en 2013 en consolas.
  • Por muchas misiones secundarias y secretos que oculte, su campaña resulta excesivamente corta. Es un mero aperitivo de The Phantom Pain vendido como videojuego independiente.
Etiquetas
Publicado el
18 de diciembre de 2014 - 15:17 h

Descubre nuestras apps

stats