eldiario.es

9

MADRID

ENTREVISTA | Javier Barbero, concejal de Ahora Madrid

"Voy a estar apoyando la candidatura de Manuela Carmena esté en primera o en quinta fila"

El concejal de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, y miembro de la plataforma M129 confía en que la crisis con Errejón se soluciones "para sumar"

"Con la muerte de Mame, algunos de mis compañeros se portaron muy mal con el equipo del Área. No levantaron el teléfono para preguntar, pero se permitieron opinar"

"No quiero tener policías municipales, que sean capaces de formular que Hitler es su dios"

Javier Barbero, concejal de Salud, Segudidad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid.

Javier Barbero, concejal de Salud, Segudidad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid Marta Jara.

Javier Barbero (Burgos, 1961) es el concejal de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid. Es licenciado en psicología y experto en bioética y se encuentra en excedencia de su trabajo en el Hospital de La Paz de Madrid. Alejado del perfil de político profesional, su militancia le llevó a poner en marcha una casa de acogida de Cáritas para toxicómanos enfermos de sida, a la asistencia en cuidados paliativos o a colaborar con la Asociación de Afectados por el 11-M.

Barbero ha estado al frente de una de las áreas más conflictivas del mandato de Manuela Carmena afrontando crisis tales como la muerte de Mame, el mantero que falleció en Lavapiés por una afección cardíaca, la negociación del convenio policial o el chat policial de contenido fascista. Su relación con el Cuerpo de la Policía municipal fue problemático desde el comienzo y apenas ocho meses después de llegar vivió un 'escrache' por parte de 300 agentes. Pero el edil da por zanjada esa crisis y hace balance "positivo" de su relación con la Policía local.

El concejal no se encuentra entre el núcleo más cercano a la alcaldesa aunque asegura que la apoyará tanto si va en la candidatura para 2019 como si no. Barbero forma parte del colectivo Madrid 129 (M129) junto a los también ediles de Ahora Madrid Celia Mayer y Guillermo Zapata, que actualmente negocian cómo integrar la plataforma en la candidatura de Manuela Carmena. 

Esta semana se ha vivido un terremoto político con la alianza de Manuela Carmena e Íñigo Errejón que he desatado la peor crisis en Podemos que pone en peligro la confluencia tanto para el Ayuntamiento como para la Comunidad. ¿Qué valoración hace?

Todo lo que sea sumar me parece que es positivo. En la situación que estamos de política estatal, y también autonómica y municipal, necesitamos sumar fuerzas para un objetivo común. Para mí es positivo que Manuela Carmena e Íñigo Errejón sean capaces de ver cuáles son las líneas comunes.

Pero cree que era el momento con las negociaciones empantanadas con Izquierda Unida y con la propia dirección de Podemos...

Soy consciente de la complejidad que esto tiene y de que lo que hay en juego es cómo se sitúa cada cual a la hora de hacer alianzas. Pero como la idea es sumar, creo que se van a limar todas las diferencias para el objetivo común que es que Manuela sea alcaldesa e Íñigo Errejón sea presidente. 

¿Sería un fracaso que las fuerzas progresistas que representa M129, Izquierda Unida, Podemos y Manuela Carmena no fueran juntas a las elecciones?

Sería un fracaso que el resultado final no nos llevara a poder gobernar con las distintas fuerzas progresistas. En el cómo es donde puede haber dudas. Yo entiendo que es preferible ir todos juntos porque es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. 

¿Han hecho mal en negociar a espaldas de Pablo Iglesias?

Lo que está claro es que había que pensar en cómo articularnos y en este momento había posiciones distintas. Pero vamos a llegar a una articulación común porque hay generosidad, y esa generosidad todas las partes la han demostrado en muchísimos momentos de la trayectoria de la izquierda desde el 15M. Va a ver generosidad.

¿Cree entonces que habrá acuerdo?

Puede que haya diferencias entre la plataforma que se presente a las elecciones en la Comunidad y el Ayuntamiento, pero se va a intentar sumar. Y desde luego esa es la postura que tengo yo y mi colectivo (M129), la de sumar, sumar y sumar, porque queremos ganar las eleciones y porque esto es muy bueno para la ciudad de Madrid. 

Usted está integrado en la plataforma Madrid 129 que quiere estar en la candidatura, ¿cómo van las negociaciones en ese sentido?

Se está hablando también en cómo conformarlo. Nosotros lo que hemos planteado desde el comienzo es saber de qué herramientas de configuración democrática nos podemos dar para seguir sumando. 

¿Le gustaría estar de nuevo en la lista de esa candidatura?

Lo dije ya en su momento. Voy a estar apoyando la candidatura de Manuela Carmena esté en primera fila o en quinta fila. Porque es lo que Madrid necesita sin ningún género de dudas. Pero no sé en qué lugar estaré ni tampoco es lo que más me preocupa. Mi preocupación es seguir siendo concejal este tiempo que queda de Salud, Seguridad y Emergencias y dejándome la piel en ello.

Pero, insisto, ¿quiere estar en esa candidatura?

Si se dan las condiciones... Esto es un proceso colectivo y yo eso me lo creo mucho. Soy psicólogo que trabaja en la Sanidad pública en el Hospital de la Paz, tengo mi plaza allí y volvería porque es un lugar hermoso para hacer un trabajo profesional precioso, y en ese sentido tengo dos posibilidades maravillosas. Entonces, si existe la posibilidad de continuar en el Ayuntamiento pudiendo aportar valor añadido pues adelante. Pero siempre que pueda aportar, no tengo ningún interés en estar por estar.

Javier Barbero, concejal de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid.

Javier Barbero, concejal de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid. Marta Jara

Se acaba ya la legislatura y se puede afirmar que ha tenido una de las Concejalías más complicadas, por la muerte de Mame, la negociación del convenio con los policías  ¿Qué balance hace usted?

Esta es un área muy compleja en la que trabajan más de 10.000 personas y el balance es muy positivo porque lo que hacemos es abordar los conflictos desde la complejidad. Claro que había un mandato de 24 años del Partido Popular con una manera de hacer con la Policía muy concreta. ¿Qué hemos aportado? Hemos aportado un modelo definido de Policía local, hemos aportado medios humanos y materiales, el PP nos había dejado con 800 policías de menos de manera estructural, hemos aportado rigor y le hemos dicho a la Policía que nos creemos su trabajo. Obviamente cuando hay cambios, los cambios generan resistencia.

Pero la negociación con la Policía por el convenio colectivo también fue conflictiva.

La negociación claro que fue intensa, pero siempre hemos mantenido las vías de diálogo y al final se ha resuelto bien, con un acuerdo con tres sindicatos pero, sobre todo, con una mayoría de policías que lo que nos llega es que están de acuerdo con el convenio.

¿Su relación con la Policía ha mejorado después del escrache que sufrió casi nada más llegar al Ayuntamiento'

Mi relación con la Policía es buena porque es de respeto. En estos momentos no hay conflictos importantes. Los pudo haber en su momento pero ahora no es una situación de conflicto. Si es que yo me creo su trabajo, pero tiene que haber criterios establecidos. En el caso de los manteros, por ejemplo, hemos puesto una instrucción concreta donde se le da un marco a los propios policías para poder actuar en torno a la venta ambulante, porque podía haber incluso una inseguridad jurídica en como se tenía que trabajar. Lo que hacemos es generar marcos, herramientas y criterios. Y eso obviamente la Policía lo agradece. 

La muerte de Mame fue también un momento crítico de su relación con la Policía.

La muerte de Mame fue la situación más dura y dolorosa que he vivido en estos cuatro años con diferencia. Mame llevaba 14 años huyendo. Y Mame ha tenido que padecer una legislación estatal donde se le dice que no es sujeto, que no es persona, que no es ciudadano... Cuando entramos al Ayuntamiento, una de las perimeras medidas que hicimos desde mi área Salud, Seguridad y Emergencias, fue poner en marcha una campaña de 'Madrid, sí cuida', donde se facilitó toda la información y la intermediación a personas sin papeles para que accedieran de manera real y no solo formal al sistema sanitario. Porque sabíamos que eso era un déficit importante y porque sabíamos que era un derecho real que no se respetaba. Entonces, cómo no me va a preocupar que Mame no tuviera ningún dispositivo preventivo que hubiera detectado que había una lesión cardíaca que le podía llevar a un determinado riesgo. Eso es tremendo y claro que fue durísimo.

Esa misma noche que estuve en Lavapiés y estuve hablando con las asociaciones que están acompañado muchos de los procesos de los manteros, había mucho dolor porque lo que estaba reflejando es una sociedad que tiene todavía muchas asignaturas pendientes.

También reflejó la poca lealtad que hemos vivido con algunas instituciones como pudo ser Delegación del Gobierno, que mandó a la prensa un mensaje que era que este señor había fallecido tras una persecución policial, poniendo a los pies de los caballos a nuestros policías. Eso es una falta de lealtad institucional brutal. Una delegada de Gobierno [Concepción Dancausa] que nunca se ponía al teléfono cuando el concejal de Salud, Seguridad y Emergencias que tiene a su cargo 6.100 agentes, la llamaba cuando tenía que tratar algún asunto de seguridad de la ciudad.

Pero no fue solo Delegación de Gobierno quien dejó caer que hubo persecución, también compañeros de su Gobierno salieron haciendo declaraciones...

Nunca hice ningún pronunciamiento en torno a eso. Lo que hice es ir a los datos y cuando los tuvimos hablamos con respecto a esos datos. Es decir, escuché a mis responsables de Policía y a mis responsables de Samur para que me deieran la información. Y la conclusión es que no hubo causa efecto respecto a la persecución u la muerte de Mame. 

Algunos de mis compañeros se portaron muy mal con el equipo del Área. No levantaron el teléfono para preguntar si podían ayudar, cómo estábamos o qué posición teníamos... se permitieron opinar sin preguntar. 

¿Compañeros de Gobierno se refiere?

Sí.

Esta semana hemos conocido el archivo judicial del conocido como 'chat de Policía' en el que tres policías hacían declaraciones xenófobas e insultaban a la alcaldesa. ¿Qué valoración hace?

Está recurrido en apelación, con una lógica importante. Lo que dice el juzgado es que es un espacio privado. Pero lo que nosotros decimos es que es difícil argumentar que es un espacio privado en el que hay más de 200 personas, de las cuales 60 son administradores con el objetivo de dar cabida a cuanta más gente mejor. Donde las personas que han declarado ante el juez dicen que como máximo conocían a 30. En un espacio privado las personas nos conocemos. Y lo que se habla es de temas públicos-profesionales. Y lo importante y por lo que nosotros hemos denunciado es que es enorme grave que de policías de los que estás esperando respeto a las personas hagan ese tipo de afirmaciones. En público o en privado me parece enormemente grave.

¿Los policías siguen suspendidos actualmente?

Tres concretamente que están suspendidos de empleo y sueldo.

Si se archiva judicialmente, ¿se les levantaría esa suspensión?

Si se archivase iniciaríamos el camino disciplinario interno.

¿Y eso qué implica?

Eso tendrá que verse por quienes lleven el proceso... Pero lo quiero decir muy claro. No quiero tener policías municipales, mientras yo esté al cargo, que sean capaces de formular que Hitler es su dios. Esta ciudad y los vecinos y vecinas se merecen que ese tipo de personas no estén al tanto de nuestra protección.

Otro de los momentos complicados del Área han sido los diferentes accidentes laborares que se han producido en Madrid por obras de construcción de edificios de lujo. En el de Martínez Campos se llegó a decir que uno de los fallecidos no era trabajador. ¿Qué se sabe de ese asunto?

Está en investigación todavía. Se hizo un trabajo magnífico por parte de nuestra policía en cuanto a siniestralidad laboral, pero está en trámite todavía todo ese proceso judicial como tal. Quiero destacar que aunque fue un espacio doloroso por la muerte de esas dos personas, fue a la vez un espacio de intervención de emergencias impresionante. Desde el punto de vista práctico de intentar rescatar cuanto antes lo que desafortunadamente fueron fallecidos, y también desde el punto de vista de cuidado de las personas, de información a las familias, de la contención a las familias y del acompañamiento.

Además de la muerte de Mame, que ya ha dicho que es su peor momento al frente de la Concejalía. ¿qué otros momentos considera que fueron complicados al frente del área?

Aquello que se llamó escrache, que no fue un escrache en sentido puro, era otra cosa, fue porque tomamos la decisión de clarificar el modelo de Policía. Y claro que fue un momento crítico. La primera decisión que tomo al llegar al área concretamente en el ámbito de Seguridad fue indicar que las UCEs no acudieran a ningún desahucio si no era con autorización mía.

¿Repetiría en el Área de Seguridad, Salud y Emergencias?

Esa es una buena pregunta. Tengo una ventaja y es los aprendizajes hechos. Probablemente podría repetir pero necesitaría poder tomar algunas decisiones más de calado, obviamente consensuadas con la Alcaldía, para profundizar en el trabajo del área.

¿Cuáles son esas decisiones de calado?

Profundización en el modelo de Seguridad y Emergencias y que tendrían que ver también con una profundización a fondo de la dinámica de Salud comunitaria en Madrid Salud. Si pudiera trabajar más afondo el 'Madrid de los cuidados' y el 'Madrid salud comunitaria' pues no estaría mal.

Y si no es en Seguridad, Salud y Emergencias, ¿en qué otra área le gustaría estar?

Mi tradición biográfica tiene que ver con todo lo que supone trabajar con poblaciones vulnerables, con el ámbito de los derechos sociales. He trabajado mucho, por ejemplo, con pacientes con VIH, con personas con discapacidad, y en esos ámbitos creo que tengo un cierto recorrido. Para mí hay una cuestión que es muy básica y es que la experiencia de sufrimiento evitable es una responsabilidad moral. Entonces hay un sufrimiento evitable por razones socioeconómicas muy potente que se convierte en una responsabilidad de poder dar una respuesta. Y eso lo tenemos en el ámbito de los desahucios y en ese tipo de cuestiones donde yo me encontraría cómodo.

Sería entonces un Área parecida a la que lleva actualmente su compañera de Gobierno Marta Higueras (Asuntos sociales, Empleo y equidad).

Bueno, es ahí donde creo que puedo aportar un valor añadido. Lo que pasa es que en un proyecto colectivo esa decisión no me toca a mí. 

Hablaba antes de sus discrepancias con algunos compañeros por la muerte de Mame. ¿Cómo ha vivido el resto de las discrepancias internas en el grupo municipal?

Lo vivo con dificultad. Somos una candidatura profundamente democrática, pero lo que tenemos que mejorar son esos mecanismos que nos ayuden a que se pueda gestionar sin necesidad de llegar a una falta de consenso. Deberíamos centrarnos más en lo que nos une que en lo que nos separa, porque la discrepancia pública no nos ayuda. De hecho, yo nunca he votado en contra del planteamiento global. Tendría que ser por algo tremendamente excepcional.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha