Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El órdago de Abascal contra el PP rompe las costuras de Vox
Las otras prórrogas de García Castellón antes: caso Villarejo y homenajes a ETA
“El CIS de Tezanos” y ¿“Sala Segunda de Marchena”? Opina José Precedo

'El infinito en un junco' y 'Un amor', los libros más prestados en las bibliotecas madrileñas en 2021

Un hombre observa los libros de la biblioteca pública Elena Fortún, el primer día de fin de las restricciones de aforo en Madrid, a 4 de octubre de 2021, en Madrid (España).

Peio H. Riaño

2

Con 1.148 préstamos, El infinito en un junco (Siruela) de Irene Vallejo (Zaragoza, 1979) vuelve a ser el libro más prestado en la biblioteca pública on line gestionada por la Comunidad de Madrid, según los datos recabados por elDiario.es en Consejería de Cultura, Turismo y Deportes. La cifra de préstamos es menor que la acumulada por el mismo libro en 2020, el año del confinamiento, cuando sumó 1.540 préstamos. Lo más llamativo entonces fue que el fenómeno irrumpió en las listas de los más prestados muy tarde, en el mes de agosto.

La concesión del Premio Nacional de Ensayo, con el que el Ministerio de Cultura galardonó la obra, en noviembre, multiplicó las cifras de usuarios que reclamaron el título. También ayudó que el Gremio de Librerías de Madrid lo reconociera como el mejor ensayo de ese año. En 2021, no ha abandonado ningún mes la cabeza de los más reclamados por los lectores y usuarios de la plataforma pública 'eBiblio Madrid'.

Por su parte, la directora editorial de Anagrama, Sílvia Sesé, cuenta que una red pública de bibliotecas sólida y viva “es síntoma buenísimo de vitalidad cultural”. “Me parece indispensable también como factor que ayuda a la igualdad de acceso a la cultura. ‘Un amor’ es uno de los títulos que se resaltó el año pasado en los medios también por los libreros y eso ha generado un boca a oreja que sigue difundiendo el libro”, indica la editora de Sara Mesa. 

El libro de Irene Vallejo es el más prestado, pero también uno de los más vendidos. Al cumplirse el segundo año de su publicación, la editorial Siruela informa de que ha vendido más de 330.000 ejemplares sólo en castellano y ha sido traducido a 33 lenguas. “De momento”, como indica a este periódico la directora editorial de Siruela, Ofelia Grande. No es habitual que un Premio Nacional de Ensayo venda más de 2.500 ejemplares. La editora lo califica de “milagro” y cree que es el “sueño de cualquier editorial”. Grande considera que, con los años, el libro de Vallejo llegará al millón de ejemplares vendidos, pero que los préstamos en bibliotecas “son fundamentales porque cumplen una labor cultural y social de fomento de la lectura y de acercamiento de los libros a todos los posibles lectores”. “Por eso un país con una buena red bibliotecaria es un país que apuesta por la educación y la cultura”, asegura. 

En este año que acaba los cinco primeros títulos están firmados por mujeres. En 2020 se coló Javier Castillo. A El infinito en un junco le sigue, con 958 préstamos, la novela Un amor (Anagrama), de Sara Mesa (Madrid, 1976). El bosque de los cuatro vientos (Destino), de María Oruña (Vigo, 1976), fue prestado en 923 ocasiones. El Premio Planeta 2020, Aquitania, de Eva García Sáenz de Urturi (Vitoria, 1972), tuvo 910 préstamos. Y en quinto lugar, La buena suerte (Alfaguara), de Rosa Montero (Madrid, 1951), con 861 préstamos. Lejos de la cabeza, aparece el primer autor, Arturo Pérez-Reverte (Cartagena, 1951), en sexto lugar, con Línea de fuego que tuvo 816 préstamos.  

Una marcha menos

Tras la explosión del préstamo digital en 2020, fruto del cierre de las bibliotecas físicas y del confinamiento en el hogar para evitar el contagio del COVID-19, había curiosidad por comprobar cómo se comportaría la plataforma de préstamo on line en un año menos singular. El año pasado, en Madrid, el comportamiento del préstamo digital fue extraordinario: creció un 152% respecto al año anterior y tuvo una media de más de 3.000 peticiones de préstamo diarias.

En 2021, las lecturas digitales han aminorado su marcha: han sumado 736.000 préstamos a falta de diez días para que acabe 2021, lo que supone una media de 2.000 préstamos diarios. Mil menos que el pasado año. De este modo, la más obra leída ha acumulado menos préstamos en un año que el tercer título más prestado en 2020: La madre de Frankenstein (Tusquets), de Almudena Grandes, con 1.296 préstamos. De hecho, El infinito en un junco sumó en 2020 1.540, casi 400 préstamos más que en 2021. 

Este año en la lista de los 15 títulos más leídos hay otro libro de no ficción junto con el libro de Irene Vallejo: La vida contada por un sapiens a un neandertal (Alfaguara), de Juan José Millás y Juan Luis Arsuaga. También anómala es la práctica desaparición de los títulos firmados por Carmen Mola, el pseudónimo elegido por los tres autores reales, todos hombres, una vez que se conocieron sus identidades a raíz del premio Planeta. El año anterior, hubo varios entre los más leídos, pero este año solo se mantiene La Nena (Alfaguara). La editorial más prestada es Alfaguara, seguida por Destino.

Este año la Comunidad de Madrid ha invertido en compra de libros electrónicos 350.000 euros, una cantidad con la que se han adquirido 3.258 títulos y 17.914 licencias (similar al número de ejemplares por título). A falta de unos días para que termine el año, se produjeron casi 740.000 préstamos. Durante 2020, la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte invirtió 262.000 euros en las colecciones digitales y priorizó la suscripción a los recursos de mayor consumo. Se adquirieron para eBiblio Madrid 17.587 nuevas licencias. El único inconveniente que encuentran los usuarios de la biblioteca digital es su incompatibilidad con Amazon, porque desde Kindle no puede leerse eBiblio. La multinacional no quiere compatibilizar sus archivos y ese es el motivo por el que la plataforma pública está triunfando en los móviles, no en los ereaders.

El papel se recupera

La Comunidad de Madrid invirtió dos millones de euros, un 10% menos que en 2020, en compra de novedades en papel para dotar los fondos de las 15 bibliotecas de gestión propia. El total de préstamos realizados en 2021 hasta el momento es de 920.000 (cerca de 2.600 al día), un dato superior al digital. Al cotejar las cifras de préstamos de los más leídos vemos que el formato papel se comporta como el digital y prefiere decantarse a los lanzamientos y últimas promociones editoriales de la actualidad literaria. El pasado ejercicio no fue así, no atendió tanto a la urgencia. Sin embargo, sí hay una diferencia sobresaliente en el volumen de préstamos entre los más leídos: en digital se prestan más que en papel. 

Así, el libro más requerido es Un amor (Anagrama), de Sara Mesa, con 445 préstamos. En medio de las novedades arropadas por grandes campañas de publicidad, el libro de Mesa podría asemejarse al mito de David contra Goliat. En segundo lugar, Aquitania (429 préstamos), La buena suerte (410 préstamos), Línea de fuego (348), La vida mentirosa de los adultos (309), La novia gitana (308), El mal de Corcira (308) o Un océano para llegar a ti (307). Entre los 15 primeros en papel ha desaparecido El infinito en un junco y no hay ninguna referencia a un título de no ficción.

Desde el área de bibliotecas de la Comunidad de Madrid indican que “hay que tener en cuenta que las bibliotecas han ido recuperando poco a poco la actividad como consecuencia de la pandemia, pero hasta septiembre no se recuperaron las actividades presenciales”. Por ejemplo, la biblioteca José Acuña (Quintana) no abrió hasta septiembre, pues el acceso no garantizaba la seguridad para los usuarios. 

Etiquetas
stats