La portada de mañana
Acceder
Europa da pasos hacia la 'gripalización' de la COVID
ERC mantiene su rechazo a la reforma laboral y acusa al Gobierno de dar largas
Opinión - 'Crónica escéptica de la guerra sobre Ucrania', por Rosa María Artal

Los sanitarios de Madrid se manifiestan contra los despidos aplazados dos meses: “Seguiremos siendo necesarios”

Los sanitarios se manifiestan contra los despidos frente a la Asamblea de Madrid.

El anuncio de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de prolongar los contratos Covid de 11.200 sanitarios hasta después del invierno ante el auge de los contagios, no convence a los profesionales. Este jueves, aprovechando el pleno regional ordinario, médicos, enfermeros, auxiliares, técnicos de laboratorio y celadores que tienen desde marzo de 2020 uno de los contratados denominados 'Covid' se han manifestado a las puertas de la Asamblea de Madrid para reclamar que seguirán siendo "necesarios" dentro de dos meses y que se termine con "la precariedad" del sector.

La mayoría de los llamados contratos Covid son profesionales que ya formaban parte de la plantilla del Servicio de Salud de la Comunidad de Madrid (SERMAS) antes de la pandemia, pero que no contaban como personal estructural porque encadenaron durante años contratos temporales –y precarios– que les dejaba fuera de las estadísticas oficiales. Hasta que llegó la pandemia.

Ahora, un año y medio después de estar al frente de la mayor crisis sanitaria que se recuerda en el último siglo, el Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso quiere acabar con estos contratos en tres meses pese a que sus labores ya no son atender a los pacientes con coronavirus. Estos sanitarios recuerdan que las listas de espera acumulan cifras récord de pacientes esperando un diagnóstico, una primera visita con el especialista o una operación quirúrgica.

De los 11.200 contratos Covid, 1.090 son médicos, 3.870 son enfermeras y 2.600 auxiliares son auxiliares de enfermería. La razón que la dirección de recursos humanos alegó hace unos días a los sindicatos presentes en la mesa sectorial es que "no hay capacidad presupuestaria" para afrontar los contratos 11.200 contratos que en el último año y medio se han financiado con fondos que ha transferido el Gobierno central a la Comunidad de Madrid. Ayuso anunciaba que para prolongarlos dos o tres meses más la comunidad de Madrid ha provisionado 40 millones extras.

La realidad es que para las cuentas de 2022 –que previsiblemente se aprobarán a finales de año– el Ejecutivo de Díaz Ayuso ha proyectado un presupuesto que recoge una merma de 178 millones de euros menos para Sanidad respecto a lo ejecutado en 2019, un año previo a la pandemia. Todo esto, mientras la presidenta aprobará en las próximas semanas una rebaja fiscal que beneficia principalmente a las rentas más altas y con la que Madrid dejará de recaudar 334 millones de euros al año.

"Es una prórroga equivocada. Las soluciones tienen que llegar ya. Es equívoco mandarnos a febrero para volver a estar en la misma situación. Creemos que es el momento de decir basta. Estamos pidiendo que se deje de llamar contrato Covid, que lleva siendo estructural desde hace mucho tiempo", ha expuesto.

Los profesionales piden que los contratos se consoliden ya que llevan al "abuso de temporalidad". "No nos conformamos con contratos basura", lamentan.

"La Comunidad de Madrid tiene un déficit de contratos estructurales grandísimo, además después de la pandemia están más disparadas que nunca y lo que nos parece que ha hecho es una maniobra política porque ahora misma está la variante ómicron y los contagios suben y solo pospone los contratos dos meses porque ahora no es popular hacerlo", lamenta Miguel, del hospital Clínico San Carlos.

Elena, médico internista del hospital de Getafe, asegura que su contrato es covid pero su labor asistencial desde hace meses ya no es atender a este tipo de pacientes. "Atiendo planta de interna de hospitalización convencional, toda la avalancha de patologías que no se han tratado y diagnosticado adecuadamente este año y medio y que ahora nos está salpicando y sobrecargando mucho, y además hacemos las guardias de hospitalización", explica.

"No entendemos que nos digan que sobramos pero luego estemos llevando a más pacientes de los que deberíamos", dice Jorge, auxiliar de enfermería. "Estamos llevando al doble de pacientes de los que se considera normal para poderles dar mejores atenciones", añade. "Lo que queremos es que todos los contratos covid formemos parte de la plantilla estructural del Sermas porque somos necesarios", insiste.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats