Almeida cederá tres parcelas al Atlético de Madrid junto al Metropolitano para su ciudad deportiva y un miniestadio

Parcelas situadas alrededor del estadio Metropolitano

Diego Casado


7

El Atlético de Madrid construirá su nueva ciudad deportiva alrededor del Metropolitano, al borde de la M-40, sobre tres parcelas cedidas durante 75 años por el Ayuntamiento de Madrid. Allí, sobre una superficie de más de 200.000 metros cuadrados, levantará un nuevo estadio de entre 6.000 y 8.000 espectadores y campos de entrenamiento para sus equipos.

Los cadáveres olímpicos que dejaron las candidaturas de Madrid

Los cadáveres olímpicos que dejaron las candidaturas de Madrid

El anuncio de la cesión lo ha hecho el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, durante el debate sobre el estado de la ciudad. Almeida, colchonero confeso, entregará las tres parcelas a cambio de que el Atlético construya varios campos de fútbol municipales en otras dos parecelas anexas, además de pistas de pádel y tenis. Esas últimas serán de gestión municipal. El total de las inversiones previstas ascenderá a más de 200 millones de euros, según datos del Ayuntamiento.

Dentro de la misma operación y también con cargo al Atlético de Madrid, se construirán dos ramales de salida a la M-40 desde el barrio de Rejas, así como una incorporación a la vía de servicio de esta misma circunvalación desde el barrio, explicó Almeida durante su discurso. La actuación completará la ya ejecutada en 2017, que consistió en la ejecución de los dos ramales de acceso al ámbito desde la M-40.

El Atlético de Madrid ocupará tres de las parcelas más grandes del ordenamiento. Sobre la DS-03, de 65.130 metros cuadrados, delimitará seis campos de fútbol como parte de sus instalaciones de alto rendimiento para entrenamiento y actividad completa del primer equipo, el filial y los dos mejores equipos juveniles del club.

En la DS-04, la parcela más grande del ámbito con 121.855 metros cuadrados, se construirán el miniestadio citado, además de 25 pistas de pádel, un rocódromo, un espacio para la enseñanza y práctica del surf y una zona para la práctica de skating y jumping, entre otros.

Sobre la DS-05, también de gestión exclusiva por el Atlético de Madrid, se prevé levantar equipamientos comerciales y hoteleros, pese a que la parcela, de 18.218 metros cuadrados, está destinada a uso dotacional deportivo singular, según el PGOU. El área de Obras indica que se trata de “elementos de usos complementarios y asociados permitidos en el planeamiento”.

Instalaciones municipales

El Ayuntamiento de Madrid asegura que a cambio de todas estas concesiones el Atlético de Madrid financiará y construirá “numerosas instalaciones deportivas cuya explotación corresponderá al Ayuntamiento”. La parcela DS-01, de 46.432 metros cuadrados, estará dedicada a una pista de atletismo reglamentaria de ocho calles, equipada para permitir la práctica de todas las modalidades de este deporte y con capacidad para ser sede de campeonatos oficiales.

En el centro de esa misma pista habrá un campo de fútbol 11 divisible en dos campos de fútbol 7 y con graderío para el público. Además, se construirá un campo adicional de fútbol 11, otro de fútbol 7 y una pista cubierta de atletismo de 110 metros y foso de saltos.

La parcela DS-02, más pequeña (13.202 metros cuadrados) contará con cuatro pistas polideportivas cubiertas para la práctica de deportes de equipo como balonmano, fútbol sala, voleibol o bádminton. Además habrá cuatro pistas de pádel descubiertas.

La tramitación de esta concesión se encuentra en su recta final y se firmará “en las próximas semanas”, asegura el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado publicado después del anuncio de Almeida. La operación permitirá la salida de terrenos “infrautilizados, al mismo tiempo que se dota a los ciudadanos de una gran área deportiva abierta a todos”, explica. El equipo del alcalde defiende acometer este desarrollo “a través de una sola y gran actuación integral de todas las parcelas deportivas” para crear una Ciudad del Deporte.

Adiós al espacio olímpico

El espacio de las cinco parcelas dedicadas a la operación, hasta ahora yermo, había sido reservado por el consistorio para planificar sus últimas candidaturas olímpicas. El plan anunciado para el Atlético de Madrid parece alejar el sueño olímpico que hasta ahora había alimentado su socia de gobierno, la vicealcaldesa Begoña Villacís.

Queda la incógnita de saber qué sucederá con el Centro Acuático, actualmente un esqueleto de la instalación destinada a acoger las competiciones olímpicas de natación y que languidece junto al Metropolitano. El Ayuntamiento de Madrid llevaba pagados 99,6 millones de euros a las constructoras (Ortiz y Dragados) cuando detuvo su construcción, con casi la mitad del coste final (191,5 millones) por abonar. Pensado para albergar hasta 18.000 espectadores, hoy es una instalación en desuso, a la que le están apareciendo multitud de grietas, por el que chorrea el agua cuando cae alguna tormenta, desgastando sus columnas al aire.

Fuentes del área de Obras explican que este edificio se encuentra al margen de la operación anunciada este martes. “El Ayuntamiento estudia qué futuro darle”, apuntan antes de aclarar que de momento no hay “nada concreto”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats