La portada de mañana
Acceder
Feijóo no encuentra su discurso fuera de la recesión económica que anunció
La conciencia de clase o cómo un koala encuentra su eucalipto
A falta de terrorismo, ¿lo inventamos? Por Elisa Beni

El Ayuntamiento de Madrid retira el escenario de Plaza de España por las quejas vecinales, pero mantiene el 'feriódromo'

Casetas y escenario (a la derecha)  en la Plaza de España durante La Hispanoamericana

Diego Casado


4

La Hispanoamericana empezó con conciertos y actuaciones y terminará este fin de semana sin ellas. Desde este miércoles, el Ayuntamiento veta la música en el escenario de Plaza de España instalado por la nueva feria que ocupa su explanada central. Lo hace por las quejas vecinales recibidas durante los últimos días a raíz del alquiler de este espacio público para eventos de empresas privadas, recogidas en Somos Madrid.

El nuevo 'feriódromo' de Madrid: Almeida alquila la Plaza de España a empresas privadas la mitad del año

El nuevo 'feriódromo' de Madrid: Almeida alquila la Plaza de España a empresas privadas la mitad del año

“Todo está lleno de basura y de grasa, el ruido y los olores son insoportables”, relataba una de las representantes vecinales en declaraciones a este periódico esta semana, a la vez que ponía el foco en el ruido, los malos olores y el botellón que se estaba generando alrededor de la feria. “Nos engañaron, a los vecinos se les aseguró que esta plaza se había concebido para uso familiar”, se quejaba.

La feria de La Hispanoamericana tenía previsto celebrar hasta 24 conciertos, de los que solo cinco no tendrán lugar. El resto provocaron parte de las quejas vecinales y han sido limitados con el objetivo de “cuidar la salud de los vecinos para que esta plaza esté más tranquila”, explicó este miércoles la concejala que dio los permisos para la instalación de la feria, Loreto Sordo (PP), algo que también refrendó el alcalde, José Luis Martínez-Almeida: “Se habían instalado unos mercadillos y también unos escenarios con música que generaban ruido” y que “se han atendido esas peticiones de los vecinos y se acaban los escenarios en Plaza de España”.

Tanto Almeida como la concejala de Moncloa-Aravaca, el distrito en el que se encuentra físicamente la plaza, centraron los problemas en el ruido del escenario y obviaron el resto de quejas vecinales relatadas en Somos Madrid esta semana: Sordo detalló que “la parte cívica de la plaza se ha sacado en concurrencia pública en determinadas ocasiones” y que la última feria “llevaba complementario un escenario con actuaciones”. “Esto ha sido el complemento que no les ha gustado y hemos cortado las actuaciones porque entendíamos que es gravoso para los vecinos”, indicó.

Loreto Sordo precisó, no obstante, que “en algún momento puntual puede haber alguna actuación musical, como en el Orgullo”.

Carta de queja por el botellón, ruido y malos olores

Las quejas de los habitantes de Plaza España van más allá del escenario y se centran sobre todo en la ocupación de ferias durante largos periodos de tiempo en la explanada inaugurada a finales de 2021. Según información a la que tuvo acceso Somos Madrid, las ferias ocuparán Zona Cívica durante más de la mitad de los días del año gracias a la declaración de recinto ferial en la zona, que permite beber alcohol en la calle. Además, el contrato suscrito con el Ayuntamiento permite su renovación hasta el año 2025.

“Sabemos lo que pasa con los recintos feriales, que permiten el consumo de alcohol y el descontrol”, indicaba la gerente de la Torre de Madrid esta semana, mientras recordaba que el pasado domingo La Hispanoamericana amaneció con abundantes restos de suciedad en los alrededores de las casetas. Ahora los niños “tienen que jugar saltando entre los restos de botellones”, aseguraba.

Las comunidades de propietarios de la plaza han dirigido varias cartas al Ayuntamiento de Madrid para protestar por el cambio repentino que ha tenido lugar bajo sus casas. Están recogiendo firmas físicamente y también a través de una petición online que han lanzado este miércoles. “No es posible comprender que se pueda considerar recinto ferial una plaza urbana enclavada en el centro de Madrid y situada a menos de 100 metros de bloques de viviendas, hoteles de lujo, y edificios de oficinas, donde residen y trabajan a diario cientos de personas (...) Tengan en consideración nuestra protesta más enérgica y respeten, por favor, los derechos de los vecinos de esta zona”, piden en la misiva que están firmando decenas de residentes, a la que tuvo acceso este periódico.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats